Partido Nacional en franco declive

Partido Nacional en franco declive y con augurios a desaparecer junto a caudillos ligados a JOH

Compartir

Por: Asael Barahona

Tegucigalpa.- De auto proclamarse el “partido más grande y efervescente de Centroamérica”, el conservador Partido Nacional se encuentra en declive, con liderazgos que figuraron como aliados de la estructura criminal que instauró Juan Orlando Hernández y con augurios de desaparecer como otros partidos de la región.

Tras la contundente derrota que sufrió en las elecciones generales de noviembre 2021, que puso fin a doce años de gobierno nacionalista al mando de “JOH”, como popularmente se le conoce a Hernández, extraditado a Estados Unidos por delitos de narcotráfico, el Partido Nacional enfrenta un declive, con dirigentes y bases que exigen la salida de las autoridades.

Lo anterior se refleja en la conformación de una Comisión de Reingeniería, Innovación y Reestructuración integrada por los dirigentes Áfrico Madrid, Leda García, Leónidas Rosa Bautista, Carlos Ledesma, entre otros, que deberán reformar el partido político y evitar “volver a cometer los errores”.

Noticia relacionada Solicitan al CNE abolir al Partido Nacional por narcotráfico y corrupción significativa

Sin embargo, las bases del partido continúan exigiendo la salida de las autoridades, en especial, de David Chávez, actual presidente del Partido Nacional vinculado en actos de corrupción, sin que cuenten con figuras que puedan levantar el resquebrajado partido.

“El Partido Nacional tiene un sello de narcotráfico y corrupción, eso se tiene que limpiar. Al momento que la cúpula deje el poder, hay que hacer un cambio radical, si el Partido Nacional continúa así se va a hundir”, declaró el propio dirigente nacionalista Roberto Ramón Castillo.

También, el dirigente Carlos Kattán, recientemente demandó de las autoridades partidarias su renuncia y “pedir perdón” advirtiendo que si no se van “nos iremos nosotros (bases)”, al tiempo que denunció que el Partido Nacional tiene una deuda de 250 millones de lempiras pese a recibir miles de millones en aportaciones durante los doce años de gobierno.

“A mí me hierve la sangre que en doce años el Partido Nacional recogía 40 millones de lempiras al mes de los que trabajaban con el gobierno. En 12 años, 7,200 millones de lempiras. Dónde está el dinero. Con ese dinero los 298 municipios tuvieran una sede del Partido Nacional”, reprochó.

Además, cuestionó que se recibió millones de la deuda política por lo que no se explica del porqué están con deudas su única respuesta es que “es un partido que fue asaltado por criminales”.

Por su parte, Daysi Andonie, dirigente nacionalista del denominado Movimiento Renacer, concuerda que el Partido Nacional fue y se mantiene manejado por una cúpula criminal y de continuar así vaticina su extinción.

“Las autoridades han estado encapsulados en una burbuja y no han querido escuchar a las bases del Partido Nacional. Estamos pidiendo que la cúpula que ha tenido secuestrado el partido se haga a un lado y poder seguir adelante y llevar nuevos líderes al poder, nuevas caras, estamos pidiendo que se regrese el poder a la bases. Si seguimos con los mismos no tendremos partido”, declaró.

Noticia relacionada David Chávez presidente del Partido Nacional de Honduras denunciado por usurpación de inmueble

LOS POSIBLES LIDERAZGOS Y LOS AUGURIOS DE SU EXTINCIÓN

En entrevista a Criterio.hn, el analista Raúl Pineda detalló que David Chávez sigue siendo la autoridad del Partido Nacional, pero no llena las expectativas para convertirse en ese cacique que lidere al partido, liderazgo que considera mantiene Nasry Asfura.

No obstante, pese a ser un “hombre querido” señala que “actuó pusilánimemente” frente a las acciones delictivas y criminales de JOH esto lo llevó a una derrota, asimismo resalta que existen denuncias de corrupción en su contra que pueden llevarlo a enfrentar la justicia.

Del mismo modo, indica que el sector empresarial apuesta por Mario Canahuati quien ya ha sido precandidato presidencial, pero sin incidencia alguna

“En elecciones primarias se definirá quién es el candidato nacionalista que tendrá que aprovechar el tiempo para construir un triunfo que va a ser muy difícil. Se pretende adelantar la convención con el propósito de dar una «barrida y trapeada» en la estructura actual del Partido Nacional”, detalló.

Para el sociólogo y catedrático universitario, Armando Orellana, dentro del Partido Nacional al igual que el Partido Liberal figuran liderazgos en función al clientelismo, con nexos a través de favores y esos esquemas, una vez que desaparecen del poder, “erosionan al no tener recursos de poder políticos y económicos lo que se genera una crisis y más con el desprestigio que esta organización política tiene”.

Orellana es del criterio que se debe ubicar un liderazgo nuevo con características carismáticas, pero “tiene muy pocos líderes con esas características por eso se ven fragmentados y eso los debilita paulatinamente”.

Además, valora que el deterioro que han sufrido ambos partidos tradicionales “genera un declive que muy difícilmente los líderes que tienen en la actualidad, casi todos están vinculados con la estructura de Juan Orlando, no tienen esa imagen que los haga marcar diferencia ante posibilidad de construir un nuevo liderazgo”.

Noticia relacionada Corrupción y narcotráfico los flagelos que distinguen al conservador Partido Nacional de Honduras

En tanto, el analista Olban Valladares, concuerda con Orellana que el Partido Nacional al igual que el Partido Nacional desistió de transformar sus liderazgos y apostaron por aquellos que abanderaban la corrupción y eso los conlleva a su extinción.

“Los partidos tradicionales tenían que ir sufriendo las transformaciones que producen la vejez y solo tenían dos caminos, o modificaban totalmente sus bandos alejados de sus cánones de corrupción o desaparecer, lamentablemente todas estas décadas ha sido preponderante su corrupción, no transformaron sus cuadros”, manifestó.

Resaltó que muchos se inclinaron a la obediencia sin importar quién fuera el cacique lo que los condena a desgastes “al punto que la mayoría de partidos desaparecen”.

La apuesta por la comisión de reingeniería es cambiar algunos estatutos, que sus autoridades sean electas directamente en elecciones internas y no bajo figura de convencionales. Pasar de 500 convencionales a solo 1 por cada municipio.

Es importante destacar que el Partido Nacional expulsó a su diputado Rolando Barahona, quien denunció y se opuso a continuar los actos de corrupción y arbitrariedades por parte de las autoridades partidarias, no obstante, durante doce años no expulsaron a diputados, líderes, funcionarios, dirigentes acusados en casos de corrupción que causaron una contundente derrota electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.