Actualidad|Noticias Destacadas

Nuevas reglas de administración Biden para pedir asilo incluyen expulsiones aceleradas

Nuevas reglas de administración Biden

Compartir

 

Foto Portada: Scott Olson/Getty Images

El personal de Servicios de Ciudadanía e Inmigración sería el responsable de evaluar cada caso y determinar si un extranjero cumple con los requisitos de «temor creíble» para la protección migratoria; la nueva regla no sería aplicada a los niños no acompañados

El gobierno del presidente Joe Biden anunció la publicación de una propuesta de reglamentación, conocida como NPRM, coordinada por el Departamento de Justicia (DOJ) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para modificar a los procesos de asilo.

“La regla propuesta permitiría a los oficiales de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) escuchar y decidir las solicitudes de asilo, la retención de deportación y la protección de la Convención contra la Tortura (CAT) para las personas que reciben una decisión positiva de miedo creíble”, adelantó un comunicado conjunto.

De avanzar como se tiene planeado, los jueces migratorios, que forman parte de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), no atenderán los casos en forma inicial.

“Esta regla reducirá el número de casos en nuestros tribunales de inmigración y protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia”, presumió el procurador general Merrick Garland.

La decisión se toma al tiempo que los tribunales enfretan casi 1.4 millones de casos acumulados, aunque no todos son peticiones de asilo, según reporte 2020 de TRAC (Transactional Records Access Clearinghouse) en la Universidad de Syracuse.

“La tasa de negación (de peticiones de asilo) continuó subiendo a un máximo histórico del 71.6 por ciento, frente al 54.6 por ciento durante el último año de la Administración Obama en el año fiscal 2016”, dice TRAC.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, destacó que los cambios permitirán atender con mayor rapidez los casos, además de que los extranjeros que no cumplan con los requisitos serán expulsados “de inmediato”.

“Las personas que son elegibles recibirán ayuda más rápidamente, mientras que las que no sean elegibles serán expulsados ​​rápidamente”, reconoció Mayorkas.

Cuáles son los cambios

En caso de demostrar “un temor creíble”, un inmigrante será remitido a un oficial de asilo de USCIS para una audiencia.

“El oficial de asilo estará autorizado para adjudicar, en primera instancia, las solicitudes de asilo, así como la elegibilidad para la retención legal de la expulsión o para la retención o aplazamiento de la expulsión en virtud de la Convención contra la Tortura”, se adelantó.

Si el caso es negado, la persona puede pedir una revisión administrativa a un juez de inmigración. Si el juez tambié niega el reclamo, el no ciudadano podrá presentar su caso ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

“La regla también propone una revisión de los criterios aplicables a las concesiones de libertad condicional antes de la determinación de temor creíble“, se adelantó.

Incluso se contempla otorgar libertad condicional a los extranjeros cuando “la detención no esté disponible o sea impracticable”.

También se decidirán casos con base en médicas y objetivos de aplicación de la ley.

La nueva regla se aplicaría a las personas que son colocadas en el proceso de remoción acelerada, pero se tomarán casos de niños no acompañados ni de los inmigrantes que ya residen en el país.

En los próximos días se darán detalles de la publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.