Nación.|Noticias Destacadas

Naciones Unidas insta al Estado de Honduras a despenalizar la difamación, calumnia e injuria

ambiente seguro y propicio para periodistas

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Organización de las Naciones Unidas instó hoy Estado de Honduras sobre la necesidad de despenalizar la difamación, calumnia e injuria.

El llamado lo ha formulado el organismo mundial en el marco del Día Mundial de la Libertad de Expresión, mediante una carta refrendada por su secretario general, António Guterres.

En Honduras existen al menos 41 procesos penales que se llevan a cabo en los tribunales de justicia por delitos contra el honor desde el 2013, según reportes del Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

La organización detalla que 13 casos corresponden a periodistas, ocho a políticos partidarios,  tres a sindicalistas, cuatro a defensoras del territorio, dos a defensoras de derechos humanos de las mujeres, dos víctimas que exigían justicia por un pariente asesinado, y un funcionario público. La mayoría por haber divulgado información o haber emitido una opinión respecto a asuntos de interés público.

Recientemente el periodista David Romero Ellner, fue condenado a diez años ocho meses de privación de libertad, no conmutable, por delitos de injuria y calumnia. Romero Ellner guarda prisión en un batallón militar desde el pasado 28 de marzo.

Noticia Relacionada: En Honduras hay 41 procesos penales por delitos contra el honor

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres:

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos en Honduras reconoce la gran relevancia de los medios de comunicación y las personas periodistas, en el ejercicio, la promoción y la protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión como piedra fundamental para el fortalecimiento y la consolidación de una sociedad democrática.

En especial, la Oficina aprovecha este día para llamar la atención sobre la necesidad de que el Estado redoble los esfuerzos para la creación de un ambiente propicio y seguro para que las personas periodistas puedan llevar a cabo su labor.

La Oficina observa con preocupación las agresiones, la violencia y las múltiples violaciones de derechos humanos a las que se exponen las personas periodistas como consecuencia del ejercicio de su labor en Honduras. En ese sentido, la Oficina insta al estado al cumplimiento de su obligación de prevención de violaciones de derechos humanos, así como a la investigación efectiva de las violaciones ocurridas y a la garantía de un acceso a la justicia efectivo por parte de las víctimas de estas violaciones. Adicionalmente, se hace hincapié en la necesidad de reforzar el Mecanismo Nacional de Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia de protección para personas periodistas para la protección y la respuesta inmediata ante agresiones que atentan contra su integridad.

La Oficina llama la atención sobre la protección en el trabajo de personas periodistas en manifestaciones y situaciones de alta conflictividad social. El Relator de Naciones Unidas para la Libertad de Expresión ha mencionado que dada la importancia de la labor que cumplen las personas periodistas que cubren en estos escenarios, el Estado debe otorgarles el máximo grado de garantías para que cumplan su función. Este deber no se limita a otorgar medidas concretas de protección para las personas periodistas, sino que incluye también la obligación de crear las condiciones necesarias para mitigar el riesgo del ejercicio de la profesión en esas situaciones.

Estas acciones también deben tomar en cuenta los riesgos específicos a que están expuestas las mujeres periodistas en el ejercicio de su profesión y debe adoptarse una perspectiva de género al estudiar la aplicación de medidas de prevención y protección.

Asimismo, se reiteran las recomendaciones realizadas por diferentes mecanismos internacionales de las Naciones Unidas, incluyendo esta Oficina, sobre la necesidad de despenalizar la difamación, calumnia e injuria, y su conversión en una acción de carácter civil, así como reforzar los mecanismos de acceso a la información pública y la transparencia en el país.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras reitera su compromiso para colaborar con la garantía de la libertad de expresión y la seguridad de las personas periodistas en el país, pasos fundamentales para que todas y todos podamos gozar de libertad, igualdad y justicia.

5 comentarios en “Naciones Unidas insta al Estado de Honduras a despenalizar la difamación, calumnia e injuria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.