Muertes violentas de mujeres y femicidios en Honduras: ¿Avance en seguridad ciudadana o falta de justicia para las víctimas?

El ministro de Seguridad de Honduras, Gustavo Sánchez, declara una disminución del 30% en muertes violentas de mujeres, atribuyéndola a estrategias implementadas, mientras organizaciones feministas cuestionan la falta de enfoque de género y la efectividad de las medidas

Tegucigalpa, Honduras. – El ministro de la Secretaría de Seguridad, Gustavo Sánchez a través de su cuenta de X aseguró que en la muerte violenta de mujeres de mujeres y femicidios hay una reducción en comparación con el mismo periodo de tiempo de 2023.

El jerarca atribuyó la reducción a estrategias implementadas –que de acuerdo con las organizaciones de mujeres no tienen enfoque de género—, Sánchez refirió que en comparación con el 2023 la reducción fue de 30%.

Sin embargo, esta aseveración ha causado críticas en las organizaciones de mujeres que han urgido a las autoridades implementar estrategias de prevención de la violencia con enfoque de género.
En ese sentido, para Cristina Alvarado, del Movimiento de Mujeres por la Paz «Visitación Padilla», el titular de la Secretaría de Seguridad debe asesorarse con relación al análisis estadístico.

“El asunto de la vida de las mujeres no se resuelve haciendo análisis de cifras estadísticas, principalmente de estadísticas que pretenden –cueste lo que cueste— reducir y hacer comparaciones anuales que no corresponden cuando hay una mora de años sobre muertes violentas de mujeres y femicidios que aún no se resuelven”.

Además, la feminista señaló que existe una falta de coordinación entre instituciones estatales de quien presenta más resultados, una situación que Alvarado cataloga como “preocupante”, ya que no se observan mayores resultados para contrarrestar la violencia contra la mujer.

De interés: Bajo estado de excepción, mujeres hondureñas enfrentan abusos de entes armados del Estado

NO TODA MUERTE VIOLENTA DE MUJERES CORRESPONDE A CONDUCTAS SOCIALES ENQUISTADAS

Por otro lado, Gustavo Sánchez atribuyó que en su mayoría de muertes violentas de mujeres “responden a conductas sociales enquistadas”.

Sobre esta aseveración, la feminista Jessica Sánchez, directora ejecutiva del Grupo Sociedad Civil (GSC), enfatizó que el feminicidio intimo –la muerte provocada por una pareja o expareja de la víctima— es el que engloba las conductas sociales enquistadas.

La data del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), que hasta el 29 de febrero de 2024 reporta 40 muertes violentas de mujeres y femicidios, señala que solo 6 casos se atribuyen como femicidio íntimo.

En ese sentido, Sánchez, resaltó que muchas muertes violentas de mujeres no son femicidios íntimos, sino que están en el escenario del crimen organizado, que se evidencia con las muertes múltiples, trata de personas o explotación sexual comercial.

En ese sentido, señaló que se deben definir los escenarios en los que se dan dichas muertes violentas de mujeres. “No todos –femicidios y muertes violentas de mujeres— son por conductas sociales heredadas hay otros escenarios”, remarcó la defensora de derechos de la mujer.

Lea: Campañas de desinformación impide aprobación de Ley de prevención de la violencia contra mujeres

 ¿REALMENTE HAY INVESTIGACIÓN?

La Secretaría de Seguridad reporta que, con relación a las muertes violentas de mujeres y femicidios suscitados en el primer periodo de 2024, un total de 63, de los cuales el 67% de los casos han sido investigados de manera “efectiva”, es decir 38 muertes violentas, 19 en proceso de investigación que representan el 33%, 3 casos que no han sido autopsiados y 3 que fueron asignados de Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

Sin embargo, las organizaciones de mujeres respetan una deuda histórica en cuanto al acceso a la justicia para las familias de las víctimas, en ese sentido, señalan que la impunidad en muertes violentas de mujeres y femicidios paso de 95% a 98%, una realidad que no contrasta con los datos proporcionados.

Ante este panorama, Cristina Alvarado, es de la opinión que el análisis se debe hacer para encontrar “dónde está el nudo”, ya que al momento de pasar los casos al Ministerio Publico y elevarlos al nivel judicial, no tienen las evidencias suficientes.

La feminista consideró que se deben desarrollar análisis más profundos sobre las desigualdades que enfrentan las mujeres, por ello, sugirió que las autoridades se deben enfocar en la intervención a través de procesos de formación iniciando en los operadores de justicia porque “con análisis de cifras no vamos a alcanzar que las mujeres vivan libres de violencia” puntualizó.

Sin embargo, esta aseveración ha causado críticas en las organizaciones de mujeres que han urgido a las autoridades implementar estrategias de prevención de la violencia con enfoque de género.

En ese sentido, para Cristina Alvarado, del Movimiento de Mujeres por la Paz «Visitación Padilla», el titular de la Secretaría de Seguridad debe asesorarse con relación al análisis estadístico. “El asunto de la vida de las mujeres no se resuelve haciendo análisis de cifras estadísticas, principalmente de estadísticas que pretenden –cueste lo que cueste— reducir y hacer comparaciones anuales que no corresponden cuando hay una mora de años sobre muertes violentas de mujeres y femicidios que aún no se resuelven”.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.