Ministerio Público se ensaña contra el único imputado que reconoció el desfalco del caso Pandora

La Fiscalía no ha usado las pruebas presentadas por Suárez para perseguir a nadie más. A la Corte se le hubiese complicado sobreseer a los demás en el caso pandora si la fiscalía les hubiera presentado la evidencia que este les proveyó

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.El abogado Omar Menjívar, apoderado legal de Josué Fernando Suárez Ramírez, el único imputado que reconoció haber participado en una enorme red de corrupción que llegaba incluso a Casa Presidencial, denunció que el Ministerio Público se ha ensañado contra su cliente.

En agosto de 2020, la justicia de Honduras otorgó un sobreseimiento definitivo a favor de 22 involucrados en el caso denominado Pandora, algo que fue catalogado por organismos de sociedad civil como una deshonra para el Estado de Derecho y un golpe para la institucionalidad.

Inicialmente, por este hecho delictivo fueron acusadas 38 personas entre diputados, dirigentes de tres partidos políticos y personas particulares, que a través de las ONG Dibattista y Todos Somos Honduras, fueron acusados por el desvío para la campaña electoral de 2013 del Partido Nacional, el Partido Liberal y el FAPER, más de 282 millones de lempiras de fondos públicos, que la Secretaría de Agricultura y Ganadería tenía que invertir en proyectos agrícolas para madres jóvenes en diferentes partes del país.

Suárez se entregó a la justicia hondureña el 23 de noviembre de 2018, por estar involucrado en el saqueo de más de 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y que la suprimida Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), bautizó como caso Pandora.

En diciembre de 2018, Menjívar contó que su cliente había confesado en los tribunales de justicia y ante el Ministerio Público que había formado parte de una estructura criminal constituida para saquear varias instituciones del Estado y que dicha estructura era dirigida por la Hilda Hernández, por delegación y conocimiento de su hermano, el jefe de gobierno, Juan Hernández.

A dos años de esa entrega, el abogado Menjívar expuso ante los medios de comunicación que el Ministerio Público ha actuado con deslealtad en relación con su defendido y expresa que no es posible que la única persona que arriesgó su vida y la de su familia, y que se dispuso a colaborar con la fiscalía, por una cuestión de redención personal, de arrepentimiento genuino, y conciencia, esté siendo acusado por delitos que ni siquiera le corresponden de acuerdo con su categoría.

Menjívar dice que para Fernando Suárez no ha habido nada, ya que la fiscalía ha insistido en la acusación intacta, así como la presentó, por el delito de malversación de caudales, por el delito de fraude, que son delitos contra la administración pública y que solo los pueden cometer los empleados y funcionarios públicos. El abogado Menjívar, que fue fiscal en su momento, añade que para ser autor de esos delitos se requiere tener esa condición, algo que nunca tuvo Fernández ya que solamente dirigía una fundación, pero las fundaciones son civiles no estatales, inclusive conocidas como oenegés, es decir, que son no gubernamentales.

El exfiscal agrega que la fiscalía deberá buscar otro delito para su cliente, ya que evidentemente se cometió ese delito, pero tiene que buscar la calificación correcta, porque, según Menjívar, Fernando ha aceptado la responsabilidad de los hechos, pero como defensa exige que se le califiquen los hechos de acuerdo con la correcta aplicación de la ley, y no bajo señalamientos de delitos de lavado de activos o insistiendo en el delito de asociación ilícita, cuando a todos los demás ya se les sobreseyó y están en libertad absoluta.

Menjívar cree que la única oportunidad que tiene el Ministerio Público de mostrar a un culpable es ensañarse contra Fernando y aquí, añade, lo más desleal es que ha sido con su propia evidencia, bajo una intención de colaborar con la justicia de Honduras con las confesiones que él otorgó.

“La Fiscalía no ha usado esa prueba para perseguir a nadie más. A la Corte se le hubiese complicado sobreseer a los demás en el caso pandora si la fiscalía les hubiera presentado la evidencia que Fernando les proveyó”, expresa.

El profesional del derecho manifiesta que su cliente no está arrepentido de haber colaborado con la justicia de Honduras, ya que siente satisfacción de haber cumplido con lo que correspondía y sabe que, aunque no se repara el daño que le hizo el país, aportó lo necesario para intentar que se aplicara verdadera justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.