Médicos de SPS sufren de cansancio extremo y viven una pesadilla por mal manejo del Covid-19

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El cierre de las salas de cuidados intensivos (UCI) en San Pedro Sula se convierte en una amenaza para los habitantes de la zona norte que recurren a los centros asistenciales de esa ciudad en demanda de atención médica. El Presidente de la Asociación de Médicos del Seguro Social, Carlos Umaña, ha manifestado que las autoridades ya cerraron la sala de cuidados intensivos del Leonardo Martínez y el triaje de Expocentro, mientras que el Catarino Rivas no tiene capacidad como sala Covid.

En una comparecencia virtual,  Umaña dijo, que para no pagarles a los médicos que ya no están dispuestos a estar allí sin salario, las autoridades cerraron la sala y dejaron a cargo a las licenciadas en enfermería, que es un crimen de lesa humanidad, porque ellas han sido baluartes importantes en el combate de la enfermedad,  pero que no tienen las capacidades para manejar los casos Covid  de una unidad de cuidados intensivos.

Trabajar con Covid

Doctor Carlos Umaña

“Ese es el camino que va, los hospitales móviles son un desastre total, esta situación  se está saliendo de control y me preocupa el sector rural donde la pandemia va en aumento” cuestionó.

Sostuvo, que aparte del cierre de la UCI en el Leonardo Martínez, en hospital de espacialidades del Instituto Hondureño de Seguridad Social  han girado órdenes institucionales para que la UCI ya no sea una sala Covid.  Y “tenemos a un colega entubado en el mismo hospital y no lo han aceptado en la unidad de cuidados intensivos”, lamentó Umaña.

Expresó, que como presidente de los médicos ha realizado gestiones  para que desistan de esa decisión, pero que no ha recibido respuesta. Añadió que la Presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, también ha invocado por su compañero que no está en UCI, pese a que necesita cuidados intensivos, porque esa unidad es ahora una sala normal.

Denunció, que del centro  triaje de expocentro en San Pedro Sula sacaron 50 camas y se las llevaron para Roatán, “esa es una noticia que no trascendió, porque el centro triaje nunca funcionó, no funcionan los  hospitales móviles, no funciona el Leonardo Martínez y si aquí se viene un repunte, la zona norte solo cuenta con la unidad estabilizadora de la municipalidad que no es una  unidad para pacientes graves pero la municipalidad ha hecho una buena labor”, dijo Umaña.

Para él, los médicos ya entraron a un cansancio extremo que se complica más  con el despido de sus colegas que han estado en primera línea. Indicó, que la mitad de los quirófanos de San Pedro Sula están  ocupados por pacientes de Covid-19 y que los médicos están viviendo una pesadilla.

Asimismo, informó, que entre esos médicos que están operando y que están anestesiando a pacientes con Covid,  unos son de contrato y que el gobierno les está negando el acuerdo, que bien merecido lo tienen. Ante tal situación, advirtió que el Colegio Médico hará las presiones que sean necesarias, sin suspender la atención de los enfermos, porque hay una ley, que las autoridades de salud deben de respetarla.  

Por ese motivo, le pidió a la población  que los aplausos que al inicio de la pandemia les pedía el gobierno,  ahora los conviertan en apoyo para que a los médicos y a las enfermeras por contrato temporal les otorguen acuerdos  permanentes.

Umaña mostró preocupación porque la costa norte no cuenta con disponibilidad de camas  suficientes  para aguantar un embate y reiteró,   “expocentro  está cerrado,  el Leonardo está cerrado,  el Catarino no tiene la capacidad  y el seguro social lo que hizo fue cerrar dos salas  y allí están equipadas esperando  el embate. Es la única institución  que está preparada pero solo atiende al 10% de la población”, afirmó.

Según explicó, todo obedece que las autoridades se han empecinado en abrir el hospital móvil a como dé lugar, con la intensión de acallar las críticas de esa clínica modular, comprada a precios sobrevalorados y que además tuvieron que reformar para lograr tener 12 cupos  en la UCI.

Aseveró, que las camas de este hospital móvil estaban muy pegadas porque esos modulares son para terremotos y guerras, no para el tratamiento de enfermedades contagiosas.

Cuestionó, que recientemente, en una conferencia de prensa, las autoridades pidieron paciencia  para echar andar los hospitales móviles, pero que esa paciencia ya lleva  tres meses y que en toda la emergencia  han estado improvisando, como lo acaban de hacer con ese desastre que ocurrió en Roatán a donde tuvieron que mover a  60 médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.