propiedad Hermano Pepe Lobo

Ministerio Público confisca bienes a hermano del expresidente Lobo Sosa valorados en más de L 13 millones

Compartir

Ramón Lobo Sosa fue sobreseído, sin embargo,  la UFERCO interpuso un recurso de amparo que recientemente fue admitido, pero no ha sido resuelto

Tegucigalpa. – Un área de 559. 08 manzanas de tierra con un valor equivalente L 13,977,000 fue confiscada a Ramón Lobo Sosa, hermano del expresidente Porfirio “Pepe” Lobo Sosa (2010-2014), informó este jueves el Ministerio Público.

La sentencia de privación de dominio fue lograda este jueves por la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (UFERCO) en el sonado caso “Caja Chica del Hermano”, detalló el Ministerio Público en un comunicado.

También lea: Congreso de Honduras recurre a prácticas que utilizó el Partido Nacional para aprobar leyes 

Las propiedades, considerados de origen ilícito, están ubicadas en la aldea Silín, municipio de Trujillo, departamento de Colón.

Fiscales de la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC- MP), ahora UFERCO, lograron consignar que el hermano del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Ramón Lobo Sosa y el exadministrador de Casa Pr5esidencial, Wilfredo Cerrato Durón, se apropiaron de 13,728,000 de lempiras de fondos públicos.

En virtud de lo anterior, la UFERCO logró en el juicio de privación la sentencia por la figura de bienes equivalentes y se supone se ha logrado recuperar a favor del Estado de Honduras el dinero sustraído en el período comprendido de 2010 a enero de 2014.

LOS HECHOS

Como parte de la relación de los hechos el Ministerio Público estableció Ramón Lobo Sosa, en su condición de hermano del entonces presidente de Honduras, recibió seguridad de la Guardia de Honor Presidencial y tenía asignados once elementos militares. Dicho beneficio le fue conferido el administrador de Casa de Gobierno, Wilfredo Cerrato Durón, también imputado en el caso “Caja Chica del Hermano”.

Wilfredo Cerrato Durón, según las investigaciones de la UFERCO, de 2010 a enero del 2014 libró al menos 84 cheques de dos cuentas a nombre de Casa Presidencial, de los cuales 72 fueron emitidos por L 100 mil cada uno: 42 a favor de la persona identificada como testigo protegido Omega 1; y 30 cheques a favor de la persona identificada como testigo protegido Alpha 1, sumando un total de L 8,400,000.

Se determinó que ninguno de los dos beneficiarios, Omega 1 y Alpha 1, mantuvo dentro del período investigado relación laboral, comercial o contractual con el Estado de Honduras, por lo que la emisión de los cheques a su favor carece de respaldo legal.

El encargado de la recolección mensual de los cheques era quien posteriormente ordenaba a los beneficiarios de los mismos el respectivo endoso, para luego depositarlos en su cuenta de cheques personal. Al momento de ordenar el endoso de los cheques, justificaba su emisión para gastos de alimentación y limpieza de los miembros de la Guardia de Honor Presidencial que le brindaban seguridad, por su condición de hermano del presidente.

El comunicado del Ministerio Público establece que el auditor jurídico militar de las Fuerzas Armadas explicó que el responsable de la alimentación y vestuario es el Estado Mayor Conjunto. En este caso específico, el Estado Mayor Conjunto se encargaba de proporcionar al personal que le brindaba seguridad, alimentación y alojamiento y si necesitaba movilizarse a otro sector del país, a dicho personal se le otorgaban gastos de viáticos a través de la Administración General de Casa Presidencial, previa solicitud de la Guardia de Honor Presidencial.

Lea, además: ONU aclara que CICIH está en fase de consideración

Las transacciones o movimientos de la cuenta registrada a nombre del imputado Ramón Lobo Sosa son numerosas y, durante las fechas en las que los cheques girados a favor de Alpha 1 y Omega 1 fueron depositados, la cuenta reflejaba saldos importantes de sumas de dinero, por lo que se generó mezcla de capitales, lo cual se produce al sumar los fondos propios derivados de la actividad comercial a que se dedica el titular de la cuenta y los fondos provenientes del erario público, mediante el depósito de por lo menos de los 84 cheques a que se ha hecho referencia.

El 5 de noviembre la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC- MP), ahora UFERCO, con el apoyo técnico de la desaparecida Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH-OEA), presentó ante el juez natural de la Corte Suprema requerimiento fiscal en el caso «Caja Chica del Hermano» contra Ramón Lobo Sosa y Wilfredo Cerrato Durón, ambos imputados por los presuntos delitos de fraude y malversación de caudales públicos.

Los fiscales de UFECIC-MP sostuvieron que después de la presentación del requerimiento fiscal se recibió nueva información relevante que aumentó sustancialmente la cantidad de cheques emitidos y la cantidad de los fondos públicos apropiados, que ascienden a 13,728,000 de lempiras.

Luego, Lobo Sosa y Cerrato fueron sobreseídos, no obstante, la UFERCO interpuso un recurso de amparo que recientemente fue admitido, pero no ha sido resuelto y además mantuvo la causa contra sus bienes en los juzgados de privación de dominio.

Fiscales de la desaparecida UFECIC-MP lograron consignar que el hermano del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Ramón Lobo Sosa y el exadministrador de Casa Pr5esidencial, Wilfredo Cerrato Durón, se apropiaron de 13,728,000 de lempiras de fondos públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.