Medios de comunicación normalizan la violencia contra las mujeres

La normalización de la violencia, las uniones tempranas y la culpabilidad de la mujer son alimentadas desde los medios de comunicación

Tegucigalpa, Honduras. – En los primeros cinco días de 2024 ya se registran cuatro muertes violentas de mujeres, entre ellos el de Ingrid Aracely Valladares – adolescente de 16 años— asesinada por su pareja, un hombre de 34 años edad.

El crimen ha sido manejado por los medios de comunicación con tono amarillista, que alimentan la normalización de la violencia hacia las mujeres y niñas.

Para la feminista y directora del Grupo sociedad Civil, con relación a las violencias que enfrentan las mujeres y niñas, en el país centroamericano que registra la tasa más alta de femicidios en América Latina, “hay una narrativa de culpabilización de las mujeres a través de los medios de comunicación”.

Esta culpabilidad y normalización ante un femicidio, se evidencia, con titulares como: Hombre con “celos enfermizos” mata a su mujer de 16 años y hiere a su hija y suegra en El Paraíso; “Lo hizo por venganza”, hombre mató a quinceañera y hirió a su bebé; ¡Por supuestos celos! Hombre mata a su mujer y deja herida a su hija y suegra en El Paraíso, entre otros.

Ante este manejo de la información de un femicidio, Jessica Sánchez, refiere que este tipo de titulares “provoca un efecto de menos carga (sobre el femicida) que decir que era un hombre de 34 años”.

En ese sentido, Sánchez señaló que, “no se ha visibilizado en el país el tema de las uniones tempranas”.

Por su parte, la abogada Kenia Paz, consideró en entrevista con Criterio.hn que las mujeres y niñas, en las redes sociales y los medios de comunicación “seguimos siendo vistas como un objeto”.

Además, señaló que las niñas y adolescentes están siendo sexualizadas a través de los medios de comunicación, una situación que influye a que las niñas se adentren a dinámicas adultas.

De interés: ONU llama al Estado de Honduras a asumir compromiso de eliminar femicidios

NORMALIZACIÓN DE UNIONES TEMPRANAS

La creciente violencia de género, conlleva a la normalización de las uniones tempranas de niñas y adolescentes, que además se ven obligadas a dejar de lado sus estudios. Una situación que limita el desarrollo y el empoderamiento de las adolescentes.

Esta realidad, para la abogada Kenia Paz del Equipo Jurídico por los Derechos Humanos, se debe a una normalización de relaciones desiguales de poder derivadas de una sociedad patriarcal.

El Código Penal de Honduras establece delitos como estupro y violación especial, sin embargo, tienen limitaciones. Para el caso, sólo se considera estupro cuando hay engaño para un acto sexual, y violación especial solo si es menor de 14 años. Y en el caso de Ingrid Valladares, para la abogada, estas tipificaciones “se quedan cortas”.

Pese a que las adolescentes mayores de 15 años hasta los 18 años, son consideradas menores de edad, cualquier relación o unión con hombres mayores –que incluso les doble la edad— no hay ninguna sanción penal.

Conductas, que a criterio de la abogada Kenia Paz, son “reprochables socialmente pero no penal”. En ese sentido, reprochó “no tenemos un código penal que proteja a las niñas”.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), señala que 1 de 4 niñas en América Latina y el Caribe se casa o entra en unión temprana antes de los 18 años.

Cifras que además impactan en el número de adolescentes embarazadas. Honduras, de acuerdo con el UNFPA, es el segundo país de América Latina con la tasa más alta de embarazos en adolescentes, para el año 2021 alcanzó una tasa de 89 por cada 1,000 niñas de entre 15 a 19 años.

Lea: Organizaciones de mujeres denuncian colusión de autoridades del MP para engavetar casos de violencia

¿QUÉ HACER PARA NO NORMALIZAR LA VIOLENCIA CONTRA NIÑAS Y MUJERES?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), refiere que para la prevención de las violencias es prioritaria la promoción de la igualdad de género con medidas de educación, protección e inclusión social, así como acceso a servicios públicos clave.

Kenia Paz, Señaló que, la única manera para desnaturalizar la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres y la normalización de uniones tempranas, es a través de la reducación de la sociedad.

Este proceso requiere el trabajo integral de la institucionalidad del Estado para establecer límites y sanciones penales a quienes mantengan una unión con una menor de edad.

Por su parte, Jessica Sánchez, consideró que se debe hacer una concientización masiva de no tomar con normalidad estas noticias (femicidios y violencias contra la mujer), sino darles el peso que les corresponde.

En ese sentido, instó a los medios de comunicación a “escribir o informar lo que en realidad es: una niña agredida por un hombre mayor”, puntualizó.

Además, la defensora de derechos humanos, es de la opinión que el Estado debe crear campañas para que las niñas sean protegidas en su totalidad, bajo el interés superior de la niñez. “Que se hagan presentes (las autoridades), en la lucha contra la normalización de la violencia contra mujeres y niñas”.

El femicida de Ingrid Aracely Valladares, luego de dos días de ser prófugo de la justicia, fue capturado. Según informó el titular de la Secretaría de Seguridad, el hombre de 34 años intentó suicidarse.

Jorge Alberto Pavón, de acuerdo con la abogada Kenia Paz, debe ser juzgado por: femicidio, tentativa de parricidio debido a que le disparó a su hija de meses de nacida, lo que provocó que perdiera uno de sus ojos, y además tentativa de homicidio contra su suegra.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte