Masacre deja ocho muertos en zona norte de Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Ocho hombres que trabajaban en autobuses del transporte público urbano resultaron muertos este martes en Choloma, Cortés al norte de Honduras, tras ser abatidos a tiros, supuestamente, a manos de extorsionadores, que les cobraban el denominado “impuesto de guerra”.

A la escena del crimen llegaron amigos y familiares de las víctimas.
A la escena del crimen llegaron amigos y familiares de las víctimas.

El hecho se produjo en horas del mediodía en la terminal de transporte ubicado entre las colonias Cerro Verde y Las Cascadas, en el sector de la Rivera Hernández, una zona ocupada por las maras o pandillas, que a diario siembran el terror entre los pobladores.

Entre los muertos se contabilizan dos despachadores y ocho motoristas y ayudantes de las unidades del transporte que cubren la ruta Rivera Hernández y el Centro de San Pedro Sula.

Un testigo dijo a la prensa que los responsables del abominable hecho llegaron a bordo de un vehículo azul Toyata RAV-4 y que las armas que usaron son mini UZI calibre nueve milímetros y AK-47, lo que se evidenció con los casquillos que quedaron regados.

También se estableció que los victimarios portaban chalecos y camisas de la desaparecida Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

Testigos identificaron entre las víctimas a Gerardo Dubón (27), conductor de la unidad gris número 24 de la empresa Etislah y a Enrique Fúnez, José Omar Ruíz, Rubén Matamoros, German Vásquez, Javier Mendoza (despachador) y una cuarta persona identificada únicamente como Género, quien supuestamente llegó a la terminal a pedir empleo y dos más identificados, por sus sobrenombres, “El Gauto” y “La Sirena”.

De enero a octubre, en Honduras se reportaron cerca de  90 masacres.
De enero a octubre, en Honduras se reportaron cerca de 90 masacres.

A la escena del crimen llegaron primero los medios de comunicación, seguidos de elementos de la Policía Nacional Preventiva y de la Dirección Policial de Investigación (DPI) y por último los forenses del Ministerio Público.

La violencia en Honduras no cesa, pese a que de acuerdo a un estudio realizado en mayo pasado por la Asociación por una Sociedad Más Justa (ASJ) el 40 por ciento del presupuesto nacional se destina a los militares, quienes a partir de 2013 comenzaron a asumir las tareas de seguridad, relegando en esa función a la Policía Nacional.

Hasta la fecha se  han creado al menos 13 unidades militares con tareas de seguridad. De acuerdo a las Naciones Unidas, Honduras reportó en 2014, 90 muertes por cada 100 mil habitantes, mientras el gobierno asegura que la tasa fue de 66.49 por cada 100 mil habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.