MACCIH llegará hasta donde el pueblo le exija, el poder está en las calles: Julio Navarro

El sociólogo es del criterio que la MACCIH puede dar algunos resultados interesantes, pero hay que estar en alerta,  y es el movimiento social que le dio origen, quien le puede marcar la ruta.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Julio Navarro, sociólogo hondureño
Julio Navarro, sociólogo hondureño

 

Tegucigalpa.-La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras MACCIH nació de la primera presión social contundente que se hizo en las calles y que al final tuvo eco en el gobierno que tuvo que pedirla a regañadientes, dijo este martes el sociólogo hondureño, Julio Navarro.

“Quizás no es lo que el pueblo exigía en las calles, pero es un principio que llegará hasta donde el mismo pueblo en las calles, que le exija que cumpla su papel y que ponga los corruptos en la cárcel”, agregó Navarro.

Hay que recordar cómo comenzó a reaccionar el gobierno de Juan Hernández ante la presencia de los indignados en las calles y  también la representación de otras organizaciones de sociedad civil que simpatizaron mucho con las acciones de los indignados, “por eso, hasta donde llegue la MACCIH, depende de qué le dio el origen”, ratificó.

Recordó al presidente Lagos en Chile, en el proceso de transición cuando decía “no es esto lo que queremos, pero esto es lo que es posible a este momento”. La MACCIH tiene una gran cantidad de limitaciones y barreras de carácter jurídico en la legislación nacional que puede limitar sus actuaciones, pero pueden derribarse esas barreras para que la misión pueda investigar más allá de ellas.

A juicio de Navarro, derribar esas parapetos dependerá de cuál sea la temperatura que haya en las calles, de las actuaciones de los indignados en las calles, exigiendo a las estructuras de poder en Honduras que derriben esos parapetos que puedan condicionar el trabajo de la MACCIH.

Este poder demostrado en las calles debe seguir exigiendo el castigo a los corruptos dice Julio Navarro
Este poder demostrado en las calles debe seguir exigiendo el castigo a los corruptos dice Julio Navarro

“No creo que el gobierno esté de plácemes porque se haya instalado la MACCIH, sospecho que el gobierno al reaccionar ante la exigencia de una CICIH, terminó creando una misión similar y en cierta forma, concluyó aceptando las presiones de los indignados y de la presión ejercida por la Embajada de los Estados Unidos para que la OEA interviniera en este proceso”, señaló Navarro.

Más adelante acotó que el “gobierno de Hernández en sus orígenes, cayó en una trampa y le dio seguimiento a la protesta”. Primero iban a crear una organización de carácter nacional (SIHCIC) y han terminado aceptando una CICIH al estilo OEA no una CICI tipo ONU.

El sociólogo es del criterio que la MACCIH puede dar algunos resultados interesantes, pero hay que estar en alerta y es el movimiento social que le dio origen, quien le puede marcar la ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.