Liquidador de Banco Continental garantiza derechos de trabajadores

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Las oficinas principales y agencias de Banco Continental a nivel nacional, estarán abiertas, probablemente, hasta el miércoles y los empleados seguirán trabajando de manera normal y gozando de sus derechos, aseguró este lunes el liquidador de esa institución bancaria, Evasio Agustín Asencio.

Avasio Agustín Asencio
Avasio Agustín Asencio

El funcionario quien fue nombrado por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), visitó este lunes las oficinas principales del banco en la ciudad de San Pedro Sula.

“Ya estamos tomando posesión del banco y estamos haciendo todo el proceso operativo para poder agilizar lo más rápido posible los pagos de los depósitos de los clientes”, dijo.

Ante la interrogante de la prensa sobre el destino de  los trabajadores, dijo “ya hablamos con ellos y ellos conocen el proceso que se va a seguir para poder atenderles sus derechos”.

Añadió que los empleados seguirán trabajando con la junta liquidadora con las asignaciones que se les deleguen y “de forma ordenada vamos ir atendiéndoles todos sus derechos”.

Sobre cuándo el banco abrirá las puertas al público, respondió “esperamos que el miércoles”.

Asencio pidió a la población que tiene vínculos con el Grupo Continental, que tenga tranquilidad, porque sus fondos están asegurados y garantizados.

“El mensaje que podemos transmitir es que los depositantes del banco se calmen, sabemos que es una situación de intranquilidad para ellos, pero que tengan la confianza y seguridad”, aseveró.

Explicó que  la liquidación forzosa se determinó por la falta de solvencia de capital de  la institución bancaria, que no supera el 6 por ciento.

La CNBS anunció la liquidación forzosa de Banco Continental el 9 de octubre pasado mediante la resolución SB-1034/09-10-2015, luego de la  inclusión de la institución financiera en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, siglas en inglés) “referente a personas vinculadas al lavado de activos”.

El Departamento del Tesoro estadounidense anunció el miércoles sanciones contra el empresario Jaime Rosenthal Oliva (79), su hijo Yani Rosenthal (50) y su sobrino Yankel Rosenthal (46) y siete de sus negocios, por su «apoyo a las actividades de tráfico internacional de narcóticos, de múltiples narcotraficantes en América Central y sus organizaciones criminales».

Los tres miembros de la familia Rosenthal fueron designados como “traficantes de narcóticos especialmente designados”.