Actualidad|Noticias Destacadas

La vorágine de corrupción que llevo a la bancarrota al país

Zénit y ocaso del exmandatario Juan Orlando Hernández

Compartir

 

Por: Carlos Zelaya Herrera

Este jueves 24 de febrero antes del mediodía el gobierno que conduce Xiomara Castro de Zelaya, en la voz de la Rixi Moncada, ministra de Finanzas, presentará una radiografía de la situación bancaria y económica con la que recibe el país de la administración de Juan Orlando Hernández Alvarado, hoy en proceso de extradición a los Estados Unidos.

En la parte financiera existe una exorbitante deuda y se revelarán los extremos en los que se aprobaron una gran cantidad de programas en el Presupuesto General de la República, explicó Manuel Zelaya, asesor de la mandataria.

Cada secretario de Estado brindará un informe de lo que han encontrado hasta ahora y que la población conozca lo que hemos enfrentado en casi un mes de gobierno, apuntó el exgobernante.

La verificación de cuentas públicas ocurre en un contexto de fuerte incidencia de la pandemia, alta presión económica y social por el constante repunte en el precio de los combustibles y energía eléctrica, alzas en la canasta básica, desempleo, inseguridad y un fuerte debate con el sector privado por la derogación de leyes y revisión de exoneraciones fiscales.

Las medidas de alivio social tomadas hasta ahora por el gobierno, como exonerar de pago a consumidores de 150 kilovatios/hora y reducir 10 lempiras al galón de combustible, han sido derribadas por la realidad.

El coro de conflictividad lo anunció la presidente en su toma de posesión al afirmar que hereda una catástrofe económica y eventuales negociaciones con los entes financieros internacionales ante el posible no pago de amortizaciones.

Heredamos un país con una deuda externa de 2 mil 74 millones de dólares que se deberá pagar en 2022, sin un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional como maderaje que defina políticas públicas y cómo resolver los problemas financieros, aludió.

El Foro Social de la Deuda Externa de Honduras prevé, como también personeros del nuevo mandato, dificultades para financiar el Presupuesto General de 2022, cuya reformulación también avanza en el Congreso Nacional de la República.

Los gobiernos nacionalistas dejan la tasa de pobreza rozando al 80% de la población; el desempleo supera dos millones de personas; estas son cifras reales, no maquilladas de un país hundido y en banca rota después de 12 años de gobiernos nacionalistas, afirmó Castro al asumir el poder.

La catástrofe económica se refleja en el incremento de 700% de la deuda externa, incremento de la pobreza al 74%, el país como el más pobre de América Latina lo que explica las caravanas de miles de personas de todas las edades que huyen a México y EE. UU.

El endeudamiento, pago de intereses y de capital consumen el 50% de los ingresos del presupuesto; el saldo de la deuda interna subió de 20 mil millones a 179 mil millones de lempiras; y el de la externa pasó de 37 mil millones a 157 mil millones, o sea, un 310% de más.

El presupuesto general cubre los gastos de 101 instituciones, la mayor parte para sueldos y salarios de 210 mil empleados públicos. Asimismo, la destrucción de la ENEE deja un agujero fiscal de dimensiones inalcanzables a corto plazo; el problema va más allá de lo energético, es social, económico y con un proceso potencial que incentiva la migración.

Las opciones de los entes financieros es contratar más deuda para pagar a generadores de energía sin un programa de emergencia energética, que equivale a ser cómplice de la usura y el agiotaje legalizados con contratos lesivos al interés nacional.

Las pérdidas por hurto alcanzan más del 38%, el impacto en el flujo de caja es de más de 10 mil millones de lempiras anuales, superando el porcentaje de pérdidas más alto de la región.

Se concedieron decenas de contratos de generación de energía solar, térmica e hidroeléctrica a precios onerosos y lesivos al interés nacional; además de la venta de la soberanía nacional con las ZEDE, y cuyo decreto de derogación ya está en el Congreso Nacional.

Cuánto de este dinero llega a la gente pobre; quién audita el presupuesto y su ejecución; qué hacen con la corrupción presupuestaria; el eje transversal del próximo presupuesto será de transparencia y anticorrupción, se preguntó la primera mujer que preside el país en 200 años de vida institucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.