La preocupante posibilidad de una generación y la sordera en educación

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa, Honduras. – El magisterio nacional sigue planteando iniciativas a la Secretaría de Educación para que cerca de un millón de niños no pierdan el año escolar por falta de recursos tecnológicos que permita que tengan acceso a clases virtuales, a causa de la pandemia del Covid-19.

La dirigencia magisterial  critica seriamente a las autoridades de Educación, porque a falta de una salida que incluya a más de 900 mil estudiantes del sector público educativo del país.

La masa estudiantil constituye el 22  por ciento del porcentaje de los que han abandonado sus clases; y 26 por ciento de los que siguen excluidos o tienen cómo acceder a la modalidad virtual.

El Colegio de Pedagogos de Honduras, COLPEDAGOGOSH, reafirmó su rechazo a la promoción automática del año escolar y respaldo a un proyecto de recuperación educativa.

Es un plan con los objetivos de cubrir a aquellos por medio de la Educación a Distancia, Todos Podemos Aprender, por medio del proyecto del Migrante Retornado, para facilitar el proceso educativo a los alumnos”, explicó.

Mientras, los que no lograron las competencias necesarias, también incluirlos en plan de recuperación; hemos tomado la iniciativa de ayudar y que estos menores no se alejen del pan del saber, concluyó Edwin Hernández, presidente de Colpedagogosh.

 Este plan integral para atender esta realidad de manera oportuna, aún espera la respuesta del secretario de Educación, Arnaldo Bueso, concluyó.

Autoridades educativas, por su parte, apenas ofrecen una salida al 48 por ciento de estudiantes que se debaten en la incertidumbre ante la expectativa de un duro golpe para esta generación de estudiantes del país.

En la primera semana de septiembre más de 700 mil estudiantes habían desertado de sus clases por falta de acceso a internet, según un reciente estudio del Observatorio de la Educación Nacional.

La entidad, que depende de la Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán”, reveló que a estos se suman 1 millón 200 mil jóvenes que este año no se matricularon, en particular menores de tres a 17 años de edad, de acuerdo a las pesquisas del estudio  

La dirigencia magisterial contabiliza un 48% de abandono por falta de acceso a internet, radio y televisión educativa. En el  caso de centros de educación superior, los porcentajes de deserción van de 2 a 6% en los últimos periodos. 

Los mentores y dirigentes gremiales saben de la precariedad económica de los padres de familia, y reconocen que éstos se ven forzados a decidir si comprar internet o comida, y la decisión  es más que obvia.

En el caso de la educación superior el Colegio de Pedagogos de Honduras denunció la clausura del período en carreras como Matemáticas, Ciencias Naturales, Tecnología, e Informática, entre otras, que no pueden desarrollar talleres debido a la pandemia de Covid-19 y a un millonario recorte de presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.