JOH aprovecha nebulosa de marero para exigir las reformas al Código Penal

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Nuevamente culpa a la oposición política de oponerse a su plan con el que supuestamente busca endurecer las penas.

Tegucigalpa.-El presidente de Honduras, Juan Hernández, urgió nuevamente este jueves la aprobación  de las reformas al Código Procesal Penal.

En esta oportunidad, Hernández se aprovechó de la nebulosa con la que se está manejando el caso del marero Cristián Ariel Cálix Hernández, alias “Little Sam”.

El pandillero de la Mara 18, quien se encontraba en libertad por una resolución judicial,  fue capturado ayer miércoles por suponerlo  partícipe del asesinato del periodista, Igor Padilla, pero en noviembre de 2016 quedó en libre, tras recibir  una carta definitiva de libertad y la suspensión condicional de la pena, por dos delitos por los cuales había sido recluido en el centro penal de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, conocido como “El Pozo”.

“Esas son las cosas que hay que revisar, porque miren (…) en cuestión de semanas estaba realizando (Little Sam) algo que nadie se hubiera esperado. Eso es lo que está de por medio”, dijo Hernández al referirse a sus anheladas reformas al Código Procesal Penal.

Las reformas que urge el gobernante han sido rechazadas por la oposición política y por organizaciones defensores de los derechos humanos, al considerar que violentan los derechos fundamentales, porque criminaliza hasta la protesta social.

“Aquí hay gente, que por razones de orden político, de oposición o gente  porque desconoce lo que realmente está ocurriendo o quiere ver otra realidad diferente a lo que está viviendo el pueblo hondureño, no está queriendo apoyar la reforma”, apuntó Hernández.

El gobernante pretende manipular la realidad ya que la acción judicial que puso en libertad al pandillero se dio porque el Ministerio Público presentó dos acusaciones menores, como lo es el delito de posesión de drogas y portación ilegal de arma comercial.

Cabe señalar que el Ministerio Público nunca lo acusó por el delito de asociación ilícito y también resulta paradójico que haya sido remitido a “El Pozo”, cuando de acuerdo a las acusaciones no representaba ser un reo de alta peligrosidad.

En los últimos meses, el Presidente Hernández ha emprendido una campaña mediática sobre la  cárcel de “El Pozo”, a tal grado que se ha dado a la tarea de encabezar casi todos los trasladados de reclusos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.