Honduras: Mujeres exigen aplicación de paridad, alternancia y el finiquito social en nueva Ley Electoral

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

En el marco del inicio de la discusión del dictamen de la nueva Ley Electoral, el Centro de Estudios de la Mujer en Honduras (CEM-H) demanda al Congreso Nacional la aprobación de la paridad y alternancia (vertical y horizontal) para las candidaturas en las corporaciones municipales y el Poder Legislativo.

Igualmente exige la inclusión de la figura del finiquito social en la ley para depurar la lista de candidatos que tienen historial de ser agresores de mujeres y niñas y de esta forma evitar su elección a cargos en los procesos electorales.

En cuanto al mecanismo de alternancia en las corporaciones municipales, se exige que la alternancia inicie a partir de la figura del alcalde y no de la vice alcaldía, como lo contempla el proyecto de ley. De forma que, si el alcalde es hombre, la primera regiduría la ejerza una mujer.

Con respecto a la alternancia y paridad en las candidaturas de diputadas y diputados en las propietarias y suplencias, se reclama que, si el propietario es hombre, la suplencia la ejerza una mujer, y viceversa en caso que la propietaria sea mujer.

Nota relacionada La violencia sigue limitando la participación política de las mujeres en Honduras

La diputada del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), Doris Gutierrez, tuiteó: “La política también es cuestión de mujeres. Demandamos que la Ley Electoral incluya Paridad y Alternancia 50/50 en todos los cargos electivos”.

En Honduras, la violencia ejercida desde los partidos continúa limitando la participación política de las mujeres, pese a que existen herramientas legales, como el Reglamento de Aplicación del Principio de Paridad y del Mecanismo de Alternancia en la Participación Política de Mujeres y Hombres en los Procesos Electorales, aprobado en el 2016.

Lea también: La violencia sigue limitando la participación política de las mujeres en Honduras

Pese a este reglamento, que en teoría garantiza mayor participación a las mujeres, la paridad sigue siendo un derecho obstruido por los espacios masculinizados, combinada con una ausencia de Estado.

El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina refleja esta realidad con datos que colocan a Honduras como uno de los países que no alcanza ni el 20 % de representación de mujeres en el Poder Legislativo y en el caso de las corporaciones municipales o alcaldías, apenas llegan a ocupar un 7.2 %.

El proyecto de la nueva Ley Electoral ha causado controversia debido a que muchas de sus reformas son calificadas como superficiales y no profundizan a los temas torales que son: la reelección presidencial, la equidad de género, la segunda vuelta electoral, el voto electrónico, la puesta en marcha de la segunda vuelta y el mandato revocatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.