Guatemala: Bernardo Arévalo asumirá en medio de relaciones incómodas con sus pares de Centroamérica

No duda en llamar dictadura al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua. No obstante, aunque observa visos de una “deriva autoritaria” en El Salvador, prefiere evitar dar un juicio de valor hasta que este se concrete. Mientras que con la administración de Xiomara Castro en Honduras afirma ya tener acercamientos y espera tener “una muy buena relación”

Antigua Guatemala. – A lo interno, el presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, enfrenta a una clase política dispuesta a violentar la voluntad de la ciudadanía en procesos electorales, y en el plano regional centroamericano deberá navegar un escenario agitado por tendencias autoritarias y hasta una dictadura.

Arévalo, quien se identifica como socialdemócrata, abordó el tema de las relaciones con los gobernantes de los países de Centroamérica apuntando que serán “prácticos en el marco de la política internacional, en la forma como conducimos nuestras relaciones”. A la vez que dejó “claro que un sistema basado en instituciones democráticas y en la protección de los derechos humanos es fundamental para nuestra propia supervivencia como Estado democrático y en consecuencia estaremos trabajando en ese sentido a nivel internacional”.

Las declaraciones de Arévalo fueron realizadas en el marco del decimotercer Foro Centroamericano de Periodistas, organizado por el medio digital El Faro en Antigua Guatemala y corresponden a la interrogante sobre cómo afectaría a su gobierno “el creciente autoritarismo” y si callará frente a actos antidemocráticos de otros países para interactuar y mantener relaciones cordiales en la región.

Conozca más: Bernardo Arévalo asumiría débil y maniatado la presidencia de Guatemala

Durante la entrevista conducida por el periodista de El Faro, José Luis Sanz, el presidente electo señaló que siempre han sido claros –en el Partido Movimiento Semilla– con respecto a pedir desde el Congreso de la República “denunciar a los gobiernos que están siguiendo derivas autoritarias”, como es el caso de Nicaragua.

Al pedirle su opinión sobre la inscripción de la candidatura del presidente Nayib Bukele, el 27 de octubre para un posible segundo periodo – pese a la prohibición de esta en la Constitución de El Salvador – Arévalo manifestó que no es algo que él haría debido a que riñe con los principios democráticos.

CONDENA A DICTADURA EN NICARAGUA, COMPAS DE ESPERA EN EL SALVADOR

Contrario a la situación de Nicaragua, el presidente electo evitó dar un juicio de valor con respecto al gobernante de El Salvador, afirmando que si bien “estamos observando que hay una serie de datos que indican que puede existir una deriva autoritaria”, continuarán estudiando si este se concreta.

Noticia relacionada: Centroamérica, entre convulsión política y dictaduras que traen repercusiones económicas a Honduras

El presidente electo de Guatemala manifestó que los casos de Nicaragua y El Salvador son distintos. “Lo que hemos visto en el caso nicaragüense es la represión sistemática a la violación de los derechos humanos de la población que está reclamando un proceso electoral, la eliminación de instituciones simplemente por designio desde la presidencia. Es decir, ahí estamos viendo la construcción de una dictadura pura y dura”, declaró, evitando nuevamente referirse directamente a El Salvador.

Tras escuchar las posturas de Arévalo con respecto a Nicaragua y El Salvador, durante el espacio de preguntas y respuestas, la directora y cofundadora de Criterio.hn, Emy Padilla, preguntó: ¿Qué tipo de relación espera tener con el gobierno de Xiomara Castro?

El presidente electo de Guatemala afirmó – de forma escueta – que ya han tenido acercamientos e intercambios con el gobierno de Honduras, por lo que “esperamos tener una muy buena relación, relaciones de colaboración, como esperamos en general tener con los distintos países”.

Lea también: Presidente electo de Guatemala afirma que abordará problema ambiental fronterizo con Honduras

Ante el cuestionamiento de la periodista venezolana Luz Meli Reyes, sobre su posicionamiento con respecto al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, Arévalo de forma contundente respondió: “Un gobierno que no permite elecciones libres no es un gobierno democrático”.

Mientras que el periodista nicaragüense, Álvaro Navarro, consultó cuál sería su posición al encontrarse con Daniel Ortega en instancias como el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Arévalo sostuvo que seguirán “un marco de reglas mínimas para desarrollar y trabajar ciertos intereses que al final siguen existiendo en común, independientemente del signo que se tiene”.

“Nosotros lo que tenemos claro es que donde estemos, en las posiciones y en los espacios donde nos encontremos, vamos a ser claros que nosotros no aprobamos las políticas represivas que están ejerciendo”, sin dejar de lado que en un sistema internacional es necesario que los Estados – a pesar de esas distinciones – colaboren, declaró.

  • Marcia Perdomo
    Amante de la historia y la lectura, en permanente búsqueda del ritmo en las narrativas. Soy una periodista incisiva, las contradicciones son una invitación a investigar y la normalidad está sobrevalorada. Me rehúso a sobrevivir dentro de los pensamientos erróneos de una sociedad asfixiante. Investigo y construyo reportajes sobre el modelo extractivista y su impacto en los derechos humanos de los pueblos ancestrales, grupos vulnerabilizados y sociedad en general. marciaperdomo@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte