Cuenta del Milenio

Honduras no logra vencer la corrupción y eso la deja nuevamente fuera de la Cuenta del Milenio 

El economista Roberto Lagos señala que el indicador de corrupción no sólo refiere al que se dé o no en el Poder Ejecutivo, sino que es un indicador multidimensional que abarca los tres poderes del Estado e incluso a las alcaldías.

Honduras aprobó 12 de los 20 indicadores. Pero los indicadores más importantes y que validan la aprobación de los fondos son el de control de corrupción y el de derechos democráticos. En el primero salió reprobado y el segundo lo aprobó.

Tegucigalpa, Honduras. – Consecuencias de actos de corrupción pasados, ciclos del proceso, falta de incentivos a los créditos, destacan entre las razones que permitieron que Honduras quedará nuevamente excluido de la Cuenta del Desafío  Milenio, dicen analistas consultados por Criterio.hn

La evaluación de la Cuenta del Desafío del Milenio se divide en tres segmentos: libertad económica, inversión social, libertad económica y dictaminar la justicia, siendo este último el más reprobado con cuatro de seis. Entre ellos destaca: control de la corrupción, 9%, gobierno efectivo 6%, Estado de derecho 9% y acceso a la información 22%.  

En la inversión social, se reprobó dos de seis indicadores, entre ellos tasa de inmunización (34%) y tasa de finalización de la educación secundaria inferior de las niñas (39%).

En esta ocasión Honduras se ubicó en el percentil 9%, pero el requisito es superar la media de 50% en el indicador del control de la corrupción.

Sobre los indicadores reprobados, el analista político Lester Ramírez, explicó a Criterio.hn que para analizar el tema de Honduras y su exclusión de la Cuenta del Desafío de Milenio se debe entender que los datos corresponden al primer año de gobierno de la presidenta Xiomara Castro, año que a su juicio fue de transición política. 

Los bajos indicadores en corrupción hablan de transición, relacionado a fondos para disminución de la pobreza, entrega de servicios, manejo de presupuesto, apuntó Ramírez.

El Estado de derecho tiene que ver con retos del Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia, “lo importante es que el primer año hay mucho que se produjo de herencia y entrega de servicios, muchos relacionados a dañar el Estado para apropiarse de los rubros que más dan dinero”, agregó.

En ese sentido, analizó que cuando una administración inicia un periodo de gobierno tiene que tener en cuenta los ciclos de la Cuenta del Milenio, es decir, que se evalúa conforme al periodo de gobierno anterior y no al actual.

También lea: Coalición Contra la Impunidad insta a fiscales interinos a reactivar Consejo Ciudadano del MP 

¿QUÉ ES LA CUENTA DEL MILENIO?

La cuenta del Desafío del Milenio es una agencia independiente del gobierno de Estados Unidos, con el fin de impulsar el desarrollo de los países más pobres en el mundo, cada año selecciona países para recibir una asistencia económica. 

Entre los requisitos que debe tener un país para clasificar son: niveles de ingresos bajos o medios, aprobar al menos 10 de los 20 indicadores, aprobar el indicador de derechos civiles y políticos y, sobre todo el de control a la corrupción. 

Cabe destacar que la última vez que Honduras aprobó dicha evaluación fue en el 2005, bajo el periodo presidencial de Ricardo Maduro, en esa ocasión Honduras fue beneficiado con 215 millones de dólares. Desde esa fecha el país no ha vuelto a clasificar. 

CRISIS LEGISLATIVO ABONA AL INDICADOR DE CORRUPCIÓN

De su lado, el economista Roberto Lagos, detalló, a un medio de comunicación televisivo, que de acuerdo a datos del Banco Mundial (BM), Honduras no es elegible porque no aprueba el indicador de corrupción.

“Desgraciadamente hay temas dentro del Congreso que influyen como haber contado con una Junta Directiva ilegal, el pacto de impunidad 2.0; esos hechos empujaron a que Honduras no haya podido tener el dato que requería para obtener la clasificación”, expuso Lagos.

En este sentido, detalló que el indicador de corrupción no sólo refiere al que se dé o no en el Poder Ejecutivo, sino que es un indicador multidimensional que abarca, los tres poderes del Estado e incluso a las alcaldías

Y, para que Honduras finalmente pueda acceder a la Cuenta del Desafío de Milenio se deberían implementar medidas, entre otras, aprobar la llegada de la Comisión Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras.

Lea, además: Centroamérica, entre convulsión política y dictaduras que traen repercusiones económicas a Honduras

INDICADORES MACROECONÓMICOS APROBADOS

De los ocho indicadores en materia económica Honduras reprobó dos: calidad regulatoria y acceso al crédito con una puntuación de 50 y 34%, respectivamente.

Los que sí aprobó fueron: política fiscal (81), inflación (9.1 de un máximo de 15 puntos), política comercial (63%), el género de económica, Derechos sobre la tierra y Acceso (100), oportunidad de empleo (97%).

La expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Liliana Castillo, explicó a Criterio.hn que los indicadores aprobados son macroeconómicos, que no pueden definir de manera cercana la realidad económica de los hondureños. 

Reprobar dos indicadores económicos se puede apreciar como un buen dato, sin embargo, destacó que eso no significa que la economía hondureña es estable debido a que se requiere mejorar las condiciones de empleo y reducir la incertidumbre política para generar confianza de parte de los inversores. 

En cuanto a los indicadores reprobados, como ser el acceso al crédito, apuntó que representa que no existe una posibilidad que la economía se dinamice y fortalezca, “aquí se ha visto el crédito de Banhprovi (Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda), pero si se busca otro crédito hay que tener un cierto nivel económico”, cuestionó Castillo. 

Para Castillo los indicadores reprobados refieren la falta de inclusión financiera, porque en Honduras los microempresarios y pequeños agricultores no tienen acceso a los créditos, contrario a los medianos y grandes empresarios que si son favorecidos por los créditos que otorga la banca.

VERSIÓN OFICIAL JUSTIFICA INDICADOR BAJO EN CORRUPCIÓN

Tras conocerse el informe, el presidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), Marcio Sierra, argumentó que Honduras afronta un 9% en el indicador de control a la corrupción producto de los doce años de gobiernos nacionalistas, primero con Porfirio Lobo Sosa y después con Juan Orlando Hernández. 

“El control de la corrupción está en 9%, entendiendo que se viene de un periodo de 12 años de corrupción, debido a que esta evaluación corresponde al 2022”, recalcó Sierra. 

Del mismo modo, mencionó que el Banco Mundial realiza la medición con base a diagnósticos de organizaciones que no tomaron en cuenta los esfuerzos en la lucha contra corrupción que ha realizado el actual gobierno. 

“No tomaron en cuenta todas las medidas que tomó el gobierno de la presidenta Xiomara Castro, entre ellas, memorándum de entendimiento para la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICCIH), la derogación de ley de secretos, ley de escuchas, entre otras”, apuntó el funcionario. 

Como de los puntos, recordó el fortalecimiento a la Secretaría de Transparencia, y “medidas que se han impulsado para frenar el desorden que antes había en la administración pública, en la que eran recurrentes la aplicación de prácticas erradas”.

Como parte de dichas prácticas, el funcionario, mencionó la adjudicación de contratos con empresas al margen de la Ley de Contratación del Estado, al tiempo que refirió que durante la actual administración no se ha conocido casos de corrupción como sí sucedió en los años anteriores. 

  • Kelly Ortez
    Periodista comprometida con Honduras, amante de los animales, las letras y la justicia. He escrito para medios nacionales e internacionales, creo fielmente que desde esta trinchera se puede incidir para lograr verdaderos cambios en favor de los sectores más vulnerables. kellyortez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte