Nación

Gobierno pide a hondureños que adopten a familias víctimas de la hambruna

Se estima que al menos 160 mil familias sufren por hambre en Honduras, producto de la sequía.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Hilda Hernández, dice que el padrinazgo es un acto de buena
Hilda Hernández, dice que el padrinazgo es un acto de buena voluntad.

En un claro acto de incapacidad, el gobierno de Honduras, pidió este lunes a sus conciudadanos que adopten a aquellas familias que están sufriendo de hambruna, producto de la sequía.

Según la hermana del presidente, Juan Hernández y ministra asesora en Estrategia y Comunicaciones, Hilda Hernández, el llamado del gobierno es apelar a la solidaridad y a un gesto de buena voluntad para que “puedan adoptar a una familia afectada por el fenómeno de la sequía”.

Sin dar más detalles, Hernández aseguró que el gobierno ya inició  la tarea para proveer alimentación y agua a las familias afectadas y las estrategias para enfrentar el problema.

«Estamos en proceso para atender a todas las familias que han sido perjudicadas por la sequía, para que puedan sentir el calor del pueblo y la solidaridad de la mano amiga para ayudar al que lo necesita», concluyó la funcionaria.

Casa de Gobierno, también, anunció que los afectados por la sequía recibirán raciones alimenticias de las tiendas Banasupro, a través de la llamada “bolsa solidaria”, que consiste en la entrega de productos de la canasta básica.

Según datos oficiales, el fenómeno “El Niño” ha afectado a 13 de los 18 departamentos de Honduras, donde se estima que hay al menos 160,000 familias afectadas a causa de las pérdidas en la producción de granos básicos.

Se estima que al menos 160 mil familias sufren por hambre en Honduras, producto de la sequía.
Se estima que en Honduras al menos 160 mil familias sufren por hambre, producto de la sequía.

La petición de la adopción de las familias afectadas por la sequía y la distribución de raciones alimenticias, es parte de las medidas consideradas este lunes por el gobierno, tras un encuentro con representantes de diversos sectores productivos.

Las medidas implementadas por el presidente Hernández evidencian la falta de políticas coherentes en el agro y en seguridad alimentaria, ya que el año pasado al asumir el poder anunció el desembolso de 1,500 millones de lempiras en préstamos para pequeños productores, orientados a sistemas de riego por goteo y para cosechadoras de agua.

Sin embargo, el anunció quedó nada más que en eso, porque a los pocos meses autorizó la importación de 40 mil toneladas de frijoles y similares cantidades de arroz y maíz y este año las consecuencias siguen siendo las mismas.

SOS

La historia de este año es similar a la del año pasado, ya que el 15 de septiembre, el gobierno lanzó un llamado a la comunidad internacional para que le extendiera la mano a Honduras, porque enfrentaba un problema de hambruna que afectaba a 187 mil familias, distribuidas en 167 municipios.

Para cubrir la totalidad de las familias afectadas, el gobierno le planteó a la comunidad internacional dos escenarios: por una parte, que necesitaba un apoyo por el orden de los ocho millones de dólares para seguir entregando una “ración de alivio” que incluía seis alimentos.

Por otro lado, y en amparo del derecho de asistencia humanitaria, hizo otra petición de entre 27 y 30 millones de dólares para seguir atendiendo durante 45 días más, los 167 municipios afectados.

Se estima que durante el 2015, el fenómeno El Niño golpea a más de 160 mil familias en 146 municipios de Honduras. Los más afectados se encuentran en Choluteca, Valle, La Paz, El Paraíso, Ocotepeque, Intibucá, Lempira, Copán, Francisco Morazán, Comayagua, Olancho, Yoro y Santa Bárbara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.