Gobierno debe empezar a tomar acciones preventivas ante nuevo evento ciclónico que amenaza al país

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa.- Honduras está a las puertas de enfrentar un segundo fenómeno climatológico de grandes proporciones en el mismo mes, ante las proyecciones realizadas por diversos centros de meteorología a nivel internacional las costas de Nicaragua y Honduras serán afectadas directamente al cierre de la presente semana.

El país aún no cierra las heridas causadas por la tormenta Eta, que a su paso dejó varios muertos,casas inundadas, familias que lo perdieron todo y están damnificadas, y además, puso en evidencia las falencias en la gestión de riesgos por parte del Gobierno.

El analista en materia económica y exgerente del Banco Central de Honduras, Claudio Salgado, expresó a medios de comunicación que los datos preliminares del daño de Eta son de al menos 3 mil millones de dólares, cifra que puede cambiar en la medida que se establezca una medición de daños más concreta y sustentada.

Eta revivió los fantasmas del Mitch y cuando parecía que Honduras debía enfocar su legislación hacia la reconstrucción de daños, en el panorama meteorológico no se descarta que otro fenómeno de la misma magnitud que Eta toque tierra hondureña en los próximos días.

De acuerdo a centros de meteorología a nivel internacional, la onda tropical que se ha formado en el caribe oriental, tiene una ruta trazada hacia el caribe norte, específicamente al este de Jamaica, y norte de Nicaragua, zona en la que dentro de unos 4 días estaría convirtiéndose en tormenta tropical y posiblemente en huracán.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en su pronóstico dio un 80% de posibilidades de que este sistema tenga desarrollo ciclónico, por lo que advirtió a las autoridades de Gobiernos centroamericanos a mantener la vigilancia y a tomar las prevenciones del caso.

El meteorólogo Alejandro Adonis Herrera al analizar la posible trayectoria de la onda tropical que se llamaría Iota al alcanzar vientos de tormenta tropical, sugirió a los gobiernos de la región: “si fuera yo, estaría tomando ya algunas medidas preventivas, como almacenamiento de agua potable, medicinas, alimentos, traslado de ganado a lugares seguros, protección de ventanas y techos, entre muchas otras que las personas pueden tomar de manera individual”.

Herrera se refirió en función de la gestión que desde ya deben hacer los Gobiernos de países de Centroamérica que pueden ser afectados y manifestó que no deben perder la vista del desarrollo de este sistema que según todos los modelos de pronóstico indican que al menos el paso de este fenómeno dejará fuertes lluvias para la región.

Desde el Congreso Nacional, el diputado Luis Redondo llamó públicamente a las autoridades gubernamentales para que se empiecen las labores de prevención, como el fortalecimiento de bordos, evacuaciones preventivas, definir e implementar un plan de acción ante inminentes inundaciones.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) ha salido al paso y ha manifestado que por ahora existe incertidumbre sobre la trayectoria del fenómeno, pero que cuando existan elementos más claros procederán a tomar las acciones del caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.