Formación política de la mujer en Honduras, una deuda empantanada por falta de transparencia

 

 

política mujer Honduras
Las mujeres siguen en desventaja dentro de los partidos políticos que continúan privilegiando a los hombres por su condición de género. 

 

Ni la secretaría de Finanzas, ni el CNE, ni los partidos políticos rinden cuentas sobre el 10 % de la deuda política destinado a la capacitación y formación política de las mujeres

 

El TSE no sancionó nunca a ningún partido político por no cumplir con la entrega de los fondos

 

Los fondos están siendo utilizados para para festejar el Día del Niño o para cualquier otra cosa, denuncia la diputada liberal, Edinora Brooks

En el mundo de Faguas, las mujeres triunfaron, el Partido de la Izquierda Erótica encabezado por Viviana Sansón logró tumbar el patriarcado incrustado por años en las instituciones partidarias. Una mujer llegó a la presidencia con un gabinete solo de mujeres, el País de las Mujeres de Gioconda Belli, parece una utopía para nuestras realidades latinoamericanas. En Honduras, los presupuestos designados para las mujeres siguen siendo arrebatados y utilizados para otros fines, lejos de lo que establece la ley.

 

Por: Nancy García

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Honduras, fue el cuarto país de Centroamérica en reconocer el derecho al voto a las mujeres, el 25 de enero de 1955, bajo el mandato de Julio Lozano Díaz. A partir de esta conquista las mujeres han ido recuperando espacios que históricamente han ocupado los hombres, tal es el caso de los órganos de dirección del país, como ser el Congreso Nacional y alcaldías. Alcanzar estos puestos ha requerido una lucha constante contra quienes se aferran al poder en las instituciones representadas en su mayoría por hombres.

Aunque en Honduras existe una amplio marco legal que va desde la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer, las reformas a la Ley Electoral y de Organizaciones Políticas (LEOP), el Reglamento de Aplicación del Principio de Paridad y del Mecanismo de Alternancia en la Participación Política de Mujeres y Hombres en los Procesos Electorales y los convenios que el Estado de Honduras ha ratificado para erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres, el derecho a participar en cargos de elección popular y obtener mayores cuotas de participación y alcanzar la paridad, sigue siendo parte de una falsa democracia que se rige por patrones y mandatos patriarcales.

Para ejemplificar el retraso que existe en el país, en las cuestionadas elecciones generales del pasado 26 de noviembre de 2017, las mujeres solo alcanzaron 27 diputaciones, mientras que los hombres obtuvieron 101. La desigualdad se evidencia de igual manera en las corporaciones municipales, ya que de las 298 solo 23 mujeres fueron electas, frente a 275 ocupadas por hombres y la mayoría por el oficialista Partido Nacional.

El 2017 evidenció una baja en las diputaciones de las mujeres dentro del Congreso Nacional, frente a un 2013 con 32 diputadas electas, siendo este el más alto número que han obtenido las mujeres en el Poder Legislativo. Teniendo hasta la fecha solo el 21.21 % de representación de mujeres dentro de este Poder del Estado.

Presupuesto desconocido

De acuerdo a lo establecido en el artículo 81 de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas (LEOP), el patrimonio de los partidos políticos está conformado por: el financiamiento público otorgado por el Estado, la deuda política, las contribuciones, donaciones, herencias y legados a su favor y toda fuente de ingreso lícito, este último punto bastante controversial en un país donde los partidos más arcaicos se les ha acusado de recibir financiamiento electoral procedente del narcotráfico y del saqueo de fondos públicos.

Conforme a ese patrimonio, en el artículo 82 se establece que “la deuda política es la contribución otorgada por el Estado a los Partidos Políticos para el financiamiento del proceso electoral de conformidad con el número de sufragios válidos obtenido por cada Partido Político que participó en las elecciones generales”.

El decreto número 54-2012, publicado el martes 15 de mayo de 2012 en el diario La Gaceta, establece en las reformas a la Ley Electoral y de Organizaciones Políticas (LEOP), que el Tribunal Supremo Electoral a partir del 2013 deberá incluir en sus partidas presupuestarias anuales un monto equivalente al 10 % de la deuda política de dichas instituciones para la formación y promoción política de las mujeres.

Según la ley, el Consejo Nacional Electoral (CNE), que absorbió al Tribunal Supremo Electoral (TSE), es el ente encargado de hacer efectivo la entrega del presupuesto alcanzado por los partidos políticos, de acuerdo con la cantidad de votos obtenidos en las elecciones y según el índice de inflación del Banco Central de Honduras (TSE), mismo que debe ser solicitado a la Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas (SEFIN).

Desde CRITERIO.HN enviamos la solicitud a la secretaría de Finanzas, con código SOL-SEFIN-1012-2020, el pasado once de febrero para conocer las modificaciones del valor correspondiente de la deuda política, tal como lo establece la ley, sin embargo, Stefanya Mencia Anduray, encargada de la oficina de transparencia, indicó que no era información competente de la institución, pero si del Registro Nacional de las Personas (RNP). 

Cabe destacar que Stefanya Anduray, es sobrina del ex director del Registro Nacional de las Personas (RNP), Fernando Anduray, quien fue “beneficiada” por las contrataciones familiares que éste llevó a cabo, aprovechando su cargo en 2015.

Aunque no tuvimos respuesta de este ente, el pago de la deuda política de las elecciones del 2017 se calculó con base a 39.20 lempiras por voto, por lo que las instituciones partidarias participantes recibieron 197 millones de lempiras.

La LEOP contempla que la entrega del presupuesto por concepto de deuda política será entregada en una primera cuota, a más tardar quince (15) días después de la convocatoria a elecciones, por una cantidad equivalente al 60 % de la cuota total correspondiente, calculada sobre los resultados del proceso electoral anterior; y una segunda, por una cantidad equivalente al 40 % restante, calculada con base en los resultados finales de la elección, la que se entregará en el primer trimestre del año post electoral. (Descargue aquí la deuda política de 2009-2013 y la deuda política de 2017)

Mujeres Política Honduras

 

 La ley manda al CNE a supervisar el uso correcto del 10 % de la deuda política para la formación y promoción de las mujeres, mediante los informes que deben entregar los partidos seis meses antes de celebrase las elecciones internas y generales.

CRITERIO.HN solicitó los informes CNE, del cumplimiento de la Política de Equidad de Género (PEG) de los últimos dos procesos electorales, pero solo tuvimos  acceso a dos informes, uno del Partido Nacional del 2011 y del Partido Liberal del 2014.

En este se detallan una serie de actividades, en las que no se incluye un lenguaje representativo para las mujeres y una descripción que haga reconocer que las acciones van encaminadas para la capacitación y promoción de las mujeres.

 

política mujer Honduras

 

 

En el caso del Partido Liberal, se enumeran los objetivos a alcanzar, las acciones llevadas a cabo, tales como: expo ferias navideñas y entrega de “ayudas” por parte de integrantes del partido y conversatorios planificados y ejecutados por el Instituto Nacional Demócrata. (Descargue aquí informe del Partido Liberal)

Si en su momento el desaparecido TSE no recibió los informes del cumplimiento de la PEG debía sancionar a los partidos con una multa equivalente al 5 % de la deuda política, según se establece en la ley. Se preguntó sobre este extremo y la respuesta es que no existe ninguna sanción, ni por parte del TSE ni por el recién constituido CNE.

¿Dónde están los fondos?

Con las reformas electorales todos los partidos han incluido en sus estatutos una PEG, pero la realidad es que la carga de contribuir a los cambios internos de las instituciones recae sobre el peso de las mujeres y no en conjunto con los militantes, por lo que esto podría significar solo un “cumplimiento forzado” para garantizar la participación en los procesos electorales.

En entrevistas realizadas por CRITERIO.HN, mujeres de diversos partidos políticos denunciaron que el TSE no entregaba los fondos a tiempo, por lo que es imposible concretar capacitaciones y que para dicho propósito se ven obligadas a sacrificar sus propios ingresos.

Al respecto el CNE argumenta que los partidos no cumplen con la PEG y eso se evidencia no solo con el incumplimiento en la presentación de informes, sino que también en la no conformación de la Unidad de Equidad de Género, por lo que las mujeres están huérfanas para poder ejecutar las acciones que garantice su plena participación.

Interrogada sobre dónde están los fondos correspondientes a la cuota del 10 %, la presidenta del CNE, Rixi Moncada, respondió con una evasiva diciendo: “la consulta debería hacerse a la secretaría de Finanzas, es el ente encargado de habilitar los recursos al Consejo Nacional Electoral para que este a su vez los pueda trasladar a los partidos políticos”.

política mujer Honduras
Rixi Moncada, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La funcionaria del ente electoral en representación del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre), aseveró además que hasta la fecha el CNE no ha recibido los fondos para completar el pago de la deuda política que aún se tiene con los partidos políticos.

CRITERIO.HN insistió ante Moncada sobre la deuda política de las elecciones pasadas y sobre los fondos que deben ser utilizados para la capacitación y promoción de las mujeres, pero respondió que no es de su conocimiento porque ella asumió posterior a la fecha de las elecciones pasadas. Sin embargo, la Ley Especial para la Selección y el Nombramiento de Autoridades Electorales, Atribuciones, Competencias y Prohibiciones, establece  en el inciso 9 del artículo 11 sobre las atribuciones de quien preside y literalmente establece: “supervisar el funcionamiento de las dependencias del CNE”,  por lo que el argumento de Moncada es pobre e improcedente porque la ley la manda a dirigir la institución y por consiguiente sancionar a los partidos que no cumplieron con lo establecido en ley, indistintamente a la fecha de su nombramiento.

Por su parte, la diputada del Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD) Doris Gutiérrez, advierte que no se cumple con la PEG y que el Tribunal Supremo no sanciona a los partidos.  “Solamente los da como recibidos y de allí no cumplen nada, tampoco le asignan a la Comisión de Mujeres de los partidos, directamente el dinero si no que lo dan así…separado”.

Gutiérrez cuenta que en el PINU existe la práctica de entregar el dinero de la cuota del 10 % a través de una comisión de trabajo mediante la cual se “da una pequeña cantidad a las compañeras, pero en los demás partidos las compañeras de la Comisión de Género ni siquiera se dan cuenta si ese dinero entró o no y en qué fue utilizado”.

política mujer Honduras
Doris Gutiérrez, diputada del PINU-SD e integrante de la Comisión de Género del Congreso Nacional.

CRITERIO.HN, también solicitó al CNE los informes financieros de los tres partidos con mayor carga electoral, pero no fue posible acceder a esta información. La encargada de la oficina de transparencia aseveró no tener conocimiento si los partidos los habían entregado y el encargado de Finanzas no disponía suficiente tiempo para buscarlos, por lo que decidimos enviar solicitudes mediante correo electrónico a los partidos y entregar las solicitudes de manera física, pero tampoco recibimos respuestas. La decisión de entregar las solicitudes de manera formal se tomó porque las instituciones partidarias no aparecen en el Sistema de Información Electrónica de Honduras (Sielho) del Instituto de Acceso a la Información.

El artículo cinco de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y su Reglamento establece que las instituciones obligadas a brindar información deberán mantener con suficiente soporte humano y técnico que permita la sistematización de la información para ser brindada a la persona solicitante. Sin embargo, esto no está siendo cumplido, específicamente en el caso de los partidos políticos.

CRITERIO.HN se abocó a la Unidad de Financiamientos, Transparencia y Fiscalización a Partidos Políticos y Candidatos, más conocida como Unidad de Política Limpia para recopilar información sobre los informes financieros de los partidos, pero contestaron que no podían proporcionar los datos en virtud que se encontraban en un proceso de auditoría, pero que podíamos encontrarlos en los portales de los partidos. Además, que existieron partidos que no presentaron informes, pero no se les aplicó ninguna sanción.

La Ley de Política Limpia expresa en su artículo 43 que los partidos políticos están obligados a presentar informes anuales a más tardar el 30 de abril, mismos que deberán ser publicados de manera inmediata en los portales de transparencia de la institución y de los partidos políticos.

En resumen, el TSE y ahora CNE, no sancionó a ningún partido por no cumplir con la Política de Equidad de Género y por no entregar los informes que reflejen los gastos del 10% para la promoción y formación de las mujeres. Datos que tampoco se encuentran en los portales de las instituciones partidarias.

Pese a que los partidos políticos son supuestamente entidades de interés público creadas para promover la participación ciudadana en la vida democrática, en Honduras ninguna institución partidaria rinde cuentas de los fondos públicos que se les entrega con el supuesto de contribuir a la integración de la representación nacional. (RESALTADO)

No hay fiscalización

Divina Alvarenga, periodista y catedrática de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) e integrante de la Secretaría de la Mujer del Partido Libertad y Refundación (Libre) comentó que uno de los principales problemas para efectuar la Política de Equidad de Género se debe a que la estructura está compuesta principalmente por hombres que necesitan deconstruir su machismo para empezar a entender el feminismo. “Es importante para la transformación del partido y lograr la refundación el país. Tenemos mucha cultura machista dentro del partido, los hombres se toman los puestos y los espacios, ellos creen que les pertenecen. Nosotras tenemos que entrar a luchar, incluso en algo tan sencillo como un evento porque son los machos los que ocupan los lugares más visibles del partido”, comenta.

política mujer Honduras
Divina Alvarenga, integrante de la Secretaría de la Mujer del Partido Libertad y Refundación (Libre).

Por otra parte, indica que las actividades que realizan las mujeres deben gestionar los fondos para cubrir los gastos necesarios. “Todos los costos, el dinero sale de las mujeres de esa localidad y de nosotras las mujeres que vamos a facilitar los talleres. Yo creo que a la larga debe haber un poco de recurso que se le dé a la Secretaría, pero parece ser que hay ciertos problemas en cuanto a lograr el financiamiento del 10 % que establece la ley que debe ser para la Secretaría de las Mujeres o de Género”, recalca.

Señala que de los 44 millones de lempiras que ha recibido Libre por concepto de deuda política, 20 millones fueron utilizados para la compra de la sede en Tegucigalpa, mientras que la campaña tuvo un costo de 30 millones de lempiras, lo que implica que la organización política, más bien, tiene un déficit. Sin embargo, reflexionó que ahora que no se gastará en una sede habrá fondos disponibles para destinarlos a la formación y capacitación de las mujeres.

Alvarenga considera que la culpa recae en ambas partes. Tanto en el TSE, por no entregar el dinero en el plazo fijado, y el partido por no invertir en la promoción y formación de mujeres.

La diputada Scherly Arriaga, quien cuestiona que el pago de la deuda política no se entregue dentro de los plazos establecidos por la ley, invitó a la Secretaría del Partido Libertad y Refundación a hacer realidad ese 10 %.  “Tenemos una Secretaría de la Mujer que debería estar utilizando los fondos para lo que se necesite en cuanto a capacitación”, dijo la congresista, quien es integrante de la Comisión de Género del Congreso Nacional.

 

política mujer Honduras
Scherly Arriaga, diputada del Partido Libre e integrante de la Comisión de Género del Congreso Nacional.

“Ellos deciden que se va a hacer con ese dinero”

Por su parte, la diputada Liberal, Edinora Brooks, denuncia que el presupuesto designado no debería entregarse al partido, sino directamente a la Comisión de Mujeres porque los fondos son utilizados para otras actividades que no corresponden a la formación de las mujeres.

“Lo que sucede es que ellos, con la asignación que se hace en los partidos y las alcaldías, ellos deciden qué se va a hacer con ese dinero y celebran el Día del Niño y compran piñatas”, dice Brooks, quien es compañera de Scherly Arriaga en la Comisión de Género en el Congreso.

La congresista reniega que las autoridades de su partido utilicen los fondos para cualquier cosa menos para la formación política de la mujer o para el apoyo político de las mujeres que decidan participar directamente en la política.

política mujer Honduras
Edinora Brooks, diputada del Partido Liberal e integrante de la Comisión de Género del Congreso Nacional.

Brooks no maneja el dato exacto que corresponde a la inversión en la PEG, pero afirma que nunca se ha utilizado para lo que demanda la ley y que dentro de su partido no se da cuenta de las formaciones, ya que nunca las diputadas han sido convocadas. “Para serle sincera, actualmente soy diputada y nunca, jamás asistí a una formación para las mujeres porque nunca supe, entonces dudo que haya habido”, lamentó la diputada.

Solo las utilizan

Luz, es una mujer de 64 años. Residente en una aldea, que queda aproximadamente a 30 kilómetros de la capital. Nacionalista pura, dice. Su filiación en el partido de la estrella solitaria se remonta desde hace cuatro décadas y a pesar de que en la actualidad hay un gobierno nacionalista acusado por corrupción y de vínculos con el narcotráfico, ella sigue expresando su orgullo de ser nacionalista, aunque a la par está consciente que la crisis que se vive en el país recae en la responsabilidad de quienes dirigen el partido que ella escogió para seguir.

Durante los años, ha participado en cualquier mitin político de su partido atendiendo la convocatoria de los dirigentes de su comunidad, pero nunca ha sido invitada a una formación política como mujer. “Nunca me han llamado para recibir una formación”, dice al tiempo que recrimina que la dirigencia de su partido solo la ocupe para engalanar los eventos que se desarrollan en las plazas públicas para flamear la bandera azul.

Al igual que Luz, son muchas mujeres en Honduras que son utilizadas para hacer acto de presencia solo en eventos donde los lentes de las cámaras y los disparos de los flashes, retratan la mejor pose y la supuesta pujanza de los hombres que dominan los altos puestos en las instituciones partidarias.

CRITERIO.HN buscó la reacción de la presidenta de la Comisión de Género del Congreso Nacional, la diputada nacionalista, Sara Medina, sin embargo, pese a prometer que lo haría, al final no contestó.

¿Esperanzas el Consejo Nacional Electoral?

Con la crisis sanitaria, la población tiene las esperanzas que todo cambie, sin embargo, los días avanzan y la corrupción se fortalece. Algunos hasta han señalado que el machismo es una pandemia, pero no, las pandemias encuentran curas a tiempo y esta problemática estructural se tonifica con el paso de los años.  El Covid-19 también ha traído revueltas en el ámbito político electoral ya que las elecciones internas están a la vuelta de la esquina y las mujeres no cuentan con los fondos para la formación, dejándolas en clara desventaja frente a los hombres que cuentan con el respaldo de las estructuras partidarias.

Aún con el panorama gris, las diputadas confían que las dos mujeres que están encabezando el Consejo Nacional Electoral abogarán para que la Comisión de Dictamen, encabezada por el diputado Mario Segura, cumpla con la solicitud presentada el pasado tres de marzo, que incluye el aumento del 15 % de la deuda política para la formación y promoción de las mujeres y una política de equidad de género que deberá ser evaluada y supervisada por el CNE.

Igualmente, que los fondos sean atribuidos directamente a las secretarías de las mujeres para establecer un trabajo amplio con mujeres de los barrios y colonias que históricamente se han visto excluidas por una política clasista y racial.  También, la aprobación del método “trenza”, el cual busca garantizar la paridad en los cargos de elección popular.

El CNE tiene en sus manos la posibilidad de incluir reglamentos que sancionen a quienes incumplan la ley. De rellenar los vacíos legales para mayor transparencia en el ejercicio de sus funciones. 

“La oficina de la Mujer tendrá total relevancia en nuestra administración y que atenderemos con todas las de la ley, como se manda. El tema de equidad de género forma parte de nuestros planes estratégicos de trabajo”, aseveró la presidenta del CNE, Rixi Moncada.

2 comentarios en “Formación política de la mujer en Honduras, una deuda empantanada por falta de transparencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.