Derechos Humanos|Noticias Destacadas

Exigen justicia por transfemicidio de lideresa y defensora de DD.HH., Thalía Rodríguez, en Honduras

Exigen justicia por transfemicidio de Thalía Rodríguez

Compartir

Tegucigalpa.- Organizaciones nacionales e internacionales exigen justicia por el transfemicidio de la lideresa y defensora de derechos humanos de la comunidad LGBTI, Thalía Rodríguez, ocurrido en la capital de Honduras ayer lunes, 10 de enero.

La Red Lésbica Cattrachas reclamó justicia para Thalía, quien dedicó veinte años de su vida a la defensa de los derechos humanos y a la construcción de una Honduras sin discriminación contra las personas LGBTI y las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, conocido como VIH.

La organización recordó que desde el 2009 hasta el 2022, han asesinado a 402 personas LGBTI en Honduras, de acuerdo con el observatorio TMIS de la Red Lésbica Cattrachas. Estos crímenes contra la comunidad LGBTI no son investigados por las autoridades y como consecuencia la mayoría de los casos quedan en total impunidad.

«Honduras es un país hostil y peligroso para las personas LGBTI y el Gobierno no ha hecho lo suficiente para enfrentar esta realidad», escribió en Twitter la Red Lésbica Cattrachas, quien hizo un llamamiento al Ministerio Público por una pronta investigación y a las autoridades hondureñas en general para que den cumplimiento a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) en el caso Vicky Hernández y otras contra Honduras y se brinde protección a las personas LGBTI del país.

En un comunicado, Cattrachas dijo que «El asesinato de Thalía Rodríguez demuestra cómo el Estado de Honduras no protege a las personas LGBTI, incumpliendo la decisión reciente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el asesinato de Vicky Hernández, una mujer trans».

La organización Peace Brigades International lamentó la muerte de Thalía Rodríguez y expresó preocupación por la situación de violencia y discriminación que sufren el colectivo LGBTIQ+ y los riesgos a los que se enfrentan a diario quienes pertenecen a la comunidad.

A inicios de diciembre, en una entrevista para Reportar Sin Miedo, la activista y mujer trans dijo: «¿Realmente quién es el protagonista de todos los daños que nos hacen a la comunidad de mujeres trans?», preguntó. «Es el mismo Estado», contestó. «Quien dice que vela y protege es el que nos mata, el que nos lastima».

El 28 de junio de 2021, coincidiendo con el Día Internacional del Orgullo LGBTI y el décimo segundo aniversario del golpe de Estado de 2009, la Corte IDH condenó a Honduras por el asesinato de Vicky Hernández, una mujer trans y defensora de los derechos de la comunidad LGBTI, cuyo crimen ocurrió por la noche cuando estaba en efecto un toque de queda en el que las fuerzas públicas mantenían el control de las calles de las principales ciudades de Honduras.

Nota relacionada: Honduras recibe segunda sentencia por violación de DD.HH en el contexto del golpe de Estado

Entre las reparaciones dictadas por la Corte-IDH, se encuentran la adopción de un protocolo de investigación y administración de justicia durante los procesos penales para casos de personas LGBTI víctimas de violencia; y el diseño e implementación de un sistema de recopilación de datos y cifras vinculadas a los casos de violencia contra las personas LGBTI.

Asimismo, la adopción de un procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género que permita a las personas adecuar sus datos de identidad, en los documentos de identidad y en los registros públicos de conformidad con su identidad de género autopercibida.

Lectura recomendada: Comunidad LGBTI de Honduras presenta ante el Congreso iniciativa ciudadana para cambio de nombre

Honduras es uno de los países más peligrosos para quienes defienden los derechos humanos y las personas de la comunidad LGBTI. No habían pasado ni 48 horas del asesinato del defensor y comunicador indígena Lenca, Pablo Hernández, en el occidente de Honduras, cuando se anunció el transfemicidio de la líder y defensora de derechos trans, Thalía Rodríguez, afuera de su casa en la capital hondureña.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos también se unió a las muestras de condena por el asesinato de Thalía, quien «era miembra de la Red Lésbica Cattrachas, donde tenía muchos años participando en procesos de organización y defensa de los derechos de las mujeres trans en Honduras, además era líderesa en su comunidad.

Su transfemicidio se da en un contexto de odio y de impunidad».

 

La Embajada de Estados Unidos en Honduras también lamentó mediante un tuit el crimen «el asesinato de líder y activista trans Thalía Rodríguez. Continuamos comprometidos para poner fin a violencia, discriminación, criminalización y estigma contra personas LGBTQI+. Instamos por una investigación inmediata y transparente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.