Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

Honduras entre los cinco países del mundo con más asesinatos de defensores del ambiente

Honduras asesinatos de defensores del ambiente

Compartir

 

Tegucigalpa. -El Informe de Global Witness, Última línea de defensa, revela que Honduras es el quinto país del mundo donde más personas defensoras de la tierra y del medio ambiente fueron asesinadas durante el 2020, con 17 asesinatos.

El organismo internacional, establecido en 1993 que trabaja en temas de explotación de recursos naturales, conflictos, pobreza corrupción y abusos de derechos humanos en el mundo, revela el informe que expone que 2020 fue un año sombrío para los defensores y defensoras del medio ambiente.

En ese año se registraron 227 asesinatos contra ambientalistas, 15 muertes más que en 2019 en el que se contabilizaron 212 siendo Latinoamérica la región con más violencia contra los defensores del ambiente.

En 2012 el registro fue de 139 asesinados; 2014 de 118; 2016, 198; mientras que en 2017 fue de 201 y 2018 disminuyó a 167.

En cuanto al número de asesinatos a nivel mundial, Colombia es el país donde más ambientalistas fueron liquidados con 65, seguido de México con 30, Filipinas con 29, Brasil 20 y Honduras con 17 siendo también el país de la región centroamericana con más crímenes contra defensores del ambiente.

Sin embargo, tomando en cuenta el número de habitantes por país, Nicaragua es la nación con mayor proporcionalidad de violencia contra ambientalistas con 12 asesinatos y una población que alcanza más de 5.5 millones seguido de Honduras con 17 homicidios y una población de 9.7 millones.

Los datos exponen que prácticamente tres de cada cuatro ataques registrados tuvieron lugar en América Latina. De los diez países con mayor cantidad de ataques registrados en el mundo, siete están en América Latina (Colombia, México, Brasil, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Perú).

Una de cada diez víctimas de 2020 eran mujeres. Las mujeres suelen enfrentar un doble desafío: la lucha pública para proteger su tierra, agua y el planeta, y la lucha, a menudo invisible, para defender su derecho a manifestarse dentro de sus comunidades y familias debido a que en la mayoría de naciones las mujeres son excluidas.
Según el documento, más de un tercio de los ataques se relacionaron con la explotación de recursos (explotación forestal, minería y agroindustria a gran escala), represas hidroeléctricas y otras infraestructuras. Sin embargo, es probable que esta cifra sea mayor, ya que las razones de estos ataques a menudo no se investigan ni se reportan.

LOS DEFENSORES DEL AMBIENTE ASESINADOS EN HONDURAS

Global Witness expone en su informe el asesinato contra el líder indígena lenca y secretario de la Unión de Trabajadores del Campo (UTC), Félix Vásquez López, en el departamento de La Paz; Adán Mejía líder tolupán perteneciente a la tribu La Candelaria, ultimado cuando regresaba a su hogar en el municipio de Morazán, departamento de Yoro.

La desaparición de los líderes garífunas de la comunidad de Triunfo de la Cruz, Tela, Atlántida, a manos de hombres fuertemente armados y con vestimenta de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Alberth Sneider Centeno, Suamy Aparicio Mejía, Gerardo Misael Tróchez, Milton Joel Martínez.
También el líder garífuna de la comunidad de Punta Piedra en Colón; el defensor del río Guapinol en Tocoa, Arnold Joaquín Morazán; el dirigente garífuna de la aldea Río Tinto en Tela, Atlántida, Edwin Fernández Saravia; el ambientalista en Patuca, departamento de Olancho, José Manuel Teruel al igual que su esposa Francisca Aracely Zavala y Marco Tulio Zavala.

La dirigente campesina Iris Argentina Álvarez, que integraba el grupo Cerro Escondido, asesinada en la comunidad de Los Chachos, en Marcovia, Choluteca; la defensora de derechos humanos y que era parte de la Organización Fraternal Negra Honduras (Ofraneh), Karla Ignacia López Martínez; la líder garífuna Laura Carolina Valentín Dolmo, encontrada en la Riviera Danto, en la ciudad de La Ceiba.

Asimismo, el homicidio contra Marvin Damián Castro Molina, defensor del ambiente y presidente de la Red Juvenil de la Asociación de Desarrollo Pespirense-Honduras (ADEPESHN), encontrado sin vida a las orillas del río Sacamil, en el municipio de Pespire Choluteca; y el asesinato contra el líder tolupán Vicente Saavedra, quien era delegado de la Iglesia Católica en el sector de Éxitos, departamento de Lempira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.