Estado tiene responsabilidad en desaparecimiento de garífunas por sospechoso silencio: padre Melo

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras. – Un silencio obvio y escandaloso pone en el ojo del huracán al Estado de Honduras, hoy cuando se cumplen dos meses de la desaparición forzada de cinco pobladores de la comunidad garífuna del Triunfo de la Cruz, ubicada en el municipio de Tela, departamento de Atlántida, y, no hay ninguna respuesta de parte del gobierno que preside Juan Hernández.

“Yo sí quiero de una sola vez responsabilizar en directo a las autoridades del Estado de Honduras, porque en una sociedad en donde la ciudadanía formalmente se rige por un Estado de derecho y que a dos meses ninguna autoridad del Estado de Honduras pueda dar una versión oficial sobre qué fue lo que ocurrió, que no pueda dar ningún tipo de versión sobre las investigaciones que se han realizado para dar con el origen y el paradero de los garífunas, que a dos meses el Estado guarde silencio sobre un hecho que es tan repudiable, eso supone entonces, de parte nuestra, que el Estado tiene una alta cuota de responsabilidad en lo que ocurrió y en lo que se desarrolló y en la impunidad que en este momento está ocurriendo”, dijo a Criterio.hn el sacerdote Jesuita, Ismael Moreno Coto, mejor conocido como padre “Melo”.

Nota relacionada Mesa de DD.HH exige una comisión internacional que investigue la desaparición de los garífunas

El rapto fue realizado por sujetos que llevaban puesta indumentaria de la Dirección Nacional de Investigaciones (DPI) y que hasta ahora las autoridades de investigación no han logrado determinar quiénes fueron los responsables del hecho.

Entre los cuatro líderes garífunas raptados está el presidente del patronato del Triunfo de la Cruz, Sneider Centeno, así como Milton Martínez y Suany Álvarez, defensores del Comité de Tierras de la comunidad.

El padre Melo repudia que este tipo de prácticas se den hoy en pleno siglo XXI y expresa solidaridad con las familias y con la comunidad garífuna que es la que frontalmente está recibiendo este golpe.

“El tema de la desaparición de los hermanos garífunas es un problema serio de humanidad, de justicia y de impunidad y de negligencia. Porque nos revive de un solo golpe las épocas oscuras de las desapariciones en la década de los 80, cuando decenas de familias vieron cómo sus familiares -esposos y esposas, hijos e hijas- fueron desaparecidos por grupos pertenecientes al Estado de Honduras y después nunca aparecieron. Entonces hoy se está reviviendo esa etapa tan difícil”, explica el sacerdote, quien es director de Radio Progreso y el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús (ERIC-SJ).

Añade que es necesario continuar elevando la voz en demanda para que el Estado de Honduras dé una información sobre las investigaciones realizadas y sobre el paradero de los ciudadanos, al tiempo que catalogó “como desaparecidos de una manera en la que uno sospecha que el Estado tiene que ver. Esas son desapariciones forzadas que denunciamos y exigimos que el Estado dé una respuesta que sea bastante distinta al silencio que a dos meses ha guardado”.

El padre Melo cree que el pueblo garífuna está siendo amenazado porque este busca ejercer soberanía sobre sus territorios: “Los territorios garífunas están siendo tremendamente amenazados por proyectos extractivos, por proyectos en donde no solamente a los garífunas no se les toma en cuenta, sino que además se actúa sin contar con ellos y en contra de ellos. Uno puede fácilmente sospechar que detrás de acciones de esa desaparición forzada hay grupos especialmente interesados en que esas hermosas tierras de las costas, playas de los garífunas, tan apetecibles, dejen de ser de los garífunas y pasen a ser de los proyectos turísticos al servicio de élites interesadas en convertir sus territorios en estrictos negocios”.

Por su parte, Miriam Miranda, integrante de la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh), indicó en Twitter que “este gobierno dictador, usurpador, corrupto y asesino no da respuesta alguna. Quieren desaparecernos como pueblo. Exigimos su retorno y cumplimiento de sentencia ¡YA!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.