Estado de excepción no frena la muerte violenta de mujeres en Honduras

A pesar de la implementación de medidas extremas como el estado de excepción la violencia contra las mujeres sigue siendo alarmante, con cifras preocupantes de femicidios y una impunidad que profundiza la crisis

Tegucigalpa, Honduras. – Al menos 90 mujeres han perdido la vida de manera violenta en lo que va del año, una cifra que no es consecuente con las medidas extremas de seguridad implementadas por el gobierno que, pese a la vulneración de las garantías constitucionales, mantiene en vigencia un estado de excepción desde el 6 de diciembre de 2022.

Migdonia Ayestas, directora del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH), organización que lleva el recuento de las muertes antes referidas, catalogó como “grave”, la violencia contra la mujer.

Migdonia Ayestas, directora del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH). (Foto: Horacio Lorca-Criterio.hn)

Honduras es el quinto país del mundo más violento para las mujeres. Entre las causas identificadas detrás de este preocupante fenómeno se encuentran la persistente violencia de género, la impunidad generalizada y la falta de acceso a la justicia para las mujeres hondureñas.

Las organizaciones de mujeres y feministas refieren que la discriminación sistémica y la cultura patriarcal también han contribuido a perpetuar un entorno en el cual las mujeres se encuentran en riesgo constante de sufrir violencia y abuso.

También lea: ONU declara emergencia por femicidios y muertes violentas de mujeres en Honduras

CASOS EN IMPUNIDAD

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) contabiliza 6,554 muertes violentas de mujeres entre 2009 y abril de 2024, una cifra que profundiza aún más la crisis de violencia de género en el país.

 Además, el Conadeh refiere que el 95% de los casos permanece en impunidad, lo que significa que la mayoría de los perpetradores no enfrentan consecuencias legales por sus acciones. Esta falta de justicia, no sólo niega a las víctimas y sus familias el derecho a la verdad y la reparación, sino que también envía un mensaje preocupante de permisividad hacia la violencia de género.

“Las muertes violentas y la impunidad son una muestra evidente de esta problemática (muertes violentas de mujeres) que enfrenta el país bajo la indiferencia de las autoridades encargadas de la seguridad y la investigación” expresó Julio Velásquez, relacionador público del Conadeh.

De su interés: Muertes violentas de mujeres y femicidios en Honduras: ¿Avance en seguridad ciudadana o falta de justicia para las víctimas?

Las mujeres en Honduras son víctimas de un sinfin de violencias. (Foto: Horacio Lorca-Criterio.hn).

SIN ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN

Para abordar esta grave problemática, se requiere medidas concretas y urgentes. Esto incluye el fortalecimiento de las leyes y políticas destinadas a prevenir y sancionar la violencia de género, así como la implementación de programas de educación y sensibilización que promuevan la igualdad de género y el respeto hacia las mujeres.

Sin embargo, Honduras no cuenta con una legislación que aborde de manera integral la violencia de género, ni mucho menos una estrategia de prevención. Las organizaciones de mujeres están a la espera de la aprobación de la Ley Integral de Prevención de la Violencia contra mujeres, sin embargo, la propuesta, que fue presentada a la presidenta Xiomara Castro en marzo de 2022, todavía no ha sido remitida al Congreso Nacional.

Julio Velásquez, expuso que en el país centroamericano –con la tasa más alta de femicidios a nivel de Latinoamérica—, no cuenta con una estrategia de prevención, una situación que perpetua aún más la violencia contra este sector vulnerable que representa más del 50% de la población.

Por su parte, Migdonia Ayestas, considera que las políticas de seguridad deben ser orientadas a acciones de control y disuasión del delito, razón por la cual recriminó que los presupuestos sean utilizados para la compra de indumentarias y equipos logísticos.

Enfatizó que la prevención de la violencia es uno de los pilares de la seguridad ciudadana, a través de la dotación de capacidades a la ciudadanía. Con ello, de acuerdo con la especialista en materia de seguridad, se tendría conciencia sobre el impacto de la violencia y se evitaría el reclutamiento de maras y pandillas y, por consiguiente, `se frenaría la migración y la trata de personas.

Desde la implementación del estado de excepción, el 06 de diciembre de 2022, hasta la fecha, en Honduras han muerto de manera violenta 494 mujeres, dejando familias enlutadas y cientos de niños huérfanos.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.