Actualidad|Noticias Destacadas

El TREP no garantiza que no habrá fraude en las elecciones de noviembre

no votar por candidatos manchados

Compartir

Tegucigalpa. – Luego de un proceso electoral primario muy cuestionado por su gestión, el Consejo Nacional Electoral (CNE) promete transparentar los comicios generales del 28 de noviembre, pero para ello urge al Congreso Nacional de la aprobación de un presupuesto de 1,600 millones de lempiras.

La petición al Poder Legislativo incluye una ampliación presupuestaria para la compra del equipo de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) que establece la ley electoral y que permita, según los funcionarios del máximo ente electoral, transparentar el proceso.

También lea: Fantasma del fraude sigue presente por falta de sistema de transmisión de resultados electorales

Los fraudes electorales han estado presentes en los últimos procesos electorales en Honduras y en ellos ha existido la complicidad de empresas contratadas para proporcionar los servicios de las transmisiones de resultados por caídas en el sistema.

El 90 % del presupuesto para las elecciones generales está destinado a la compra del TREP y la implementación de la huella dactilar para la verificación de datos del elector, que asegura el resultado en horas de la noche el día en que se lleven a cabo las elecciones en los tres niveles electivos, expresó la consejera del CNE, Rixi Moncada, en un foro televisivo.

Nota relacionada: 17.8% de las actas presentan inconsistencias y errores: CNE

Moncada dijo que para garantizar un proceso electoral transparente y responsable es necesario actuar, en este caso, se necesita del presupuesto para empezar a realizar cotizaciones y comprar del equipo tecnológico.

El Estado de Honduras debe financiar todos los procesos e instituciones que estén facultados para reforzar la democracia y transparencia en el país, como el Registro Nacional de las Personas y el Consejo Nacional Electoral, apuntó la funcionaria.

También explicó que debido al poco tiempo que hay para las elecciones generales, la adquisición del equipo no se realizará mediante un proceso de licitación. Ahora es necesario la aprobación de un decreto por parte del Congreso Nacional que permite la compra por emergencia del TREP.

Lo expuesto por Moncada ha sido vaticinado por analistas políticos que desde el año pasado advirtieron que se llegaría a la antesala de las elecciones sin un TREP, para encausar una contratación directa porque esa es la usanza de la corrupción.

Moncada denunció en febrero pasado cuando ostentaba la presidencia del CNE que la contratación del TREP, para las elecciones primarias, no había sido posible porque el Congreso Nacional no había aprobado el presupuesto para ese propósito.

Otro factor importante que destacó la consejera del CNE en la entrevista de hoy es que para garantizar un proceso electoral limpio, es necesario que el Registro Nacional de las Personas (RNP) resuelva todas las falencias presentadas en la entrega del nuevo Documento Nacional de Identificación (DNI), así como lograr enrolar a toda la población electoral y asegurar los datos que posteriormente son trasladados al CNE para elaborar el censo.

Aunque el RNP ha contado con un presupuesto de US$ 70,775,453.00 para la ejecución del proyecto Identifícate, el comisionado presidente de este ente, Roberto Brevé, manifestó que es necesario que el Congreso Nacional desembolse otro préstamo de US$ 9.4 millones que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ya aprobó para continuar en el proceso de entrega del DNI y de enrolamiento.

El proyecto Identidicate está paralizado por no contar con los recursos necesarios para seguir operando y lograr la entrega masiva de la nueva tarjeta de identidad, por lo tanto, el comisionado Brevé exige una pronta respuesta al CN.  “Ya tenemos la logística e infraestructura para poder entregar el DNI y seguir enrolando, solo estamos esperando el desembolso para concluir con este proceso, ya que el 15 de agosto pierde vigencia la identidad antigua, al culminar este proceso se brindarán todos los datos al CNE para lograr un proceso electoral transparente y con los datos verificados”

El comisionado del RNP, Óscar Rivera, manifestó a Criterio.hn que, si no se continua con el proceso de entrega del nuevo documento de identificación solo se entregará el 72 % de las identidades, por consiguiente, no se podrá hacer un censo real.

El Congreso Nacional debe aprobar el desembolso para poder concluir el proceso, de no ser así, se tendrán muchas falencias y se parará el proceso, advirtió Rivera.

Según el RNP se han entregado alrededor de dos millones de identificaciones nuevas a nivel nacional y han logrado enrolar a más de 5 millones de hondureños. Lo anterior implica que tres millones de hondureños aún no cuentan con la nueva tarjeta de identidad porque el RNP no ha tenido la capacidad de entregarlas.

Pese al optimismo por parte del CNE, de cara a las elecciones generales en noviembre, los analistas políticos perciben incertidumbre y vaticinan conflictos y todo porque no se logró la aprobación de un presupuesto en tiempo y forma y porque no se adoptaron algunas medidas que dieran respuesta a las demandas democráticas.

Nota relacionada: “CNE perdió el control del proceso primario por comunicación ineficaz de consejeros”: Rafael Jerez

Sobre el tema, el analista político Raúl Pineda exteriorizó a Criterio.hn que la instalación del TREP no es una garantía de transparencia para las próximas elecciones generales. “El costoso equipo TREP no garantiza que no haya fraude, considerando que son los miembros de las MER (Mesas Electorales Receptoras) los que realizan fraude, por lo que para evitar el fraude es necesario capacitar a los miembros MER para que no se dejen corromper”.

Asimismo, las autoridades del CNE no han evaluado que en las elecciones pasadas el sistema se cayó en varias ocasiones y cortaron la luz eléctrica, por lo tanto, la huella y el TREP no son garantía ya que podrían presentar nuevamente fallas.

La democracia en Honduras es amenazada por diferentes factores, según el analista, porque proyectos que apostaban a una democracia no han dado los resultados esperados como la repartición del nuevo documento de identificación que pierde vigencia en agosto y no ha sido entregado en su totalidad, más el censo nacional que tiene alrededor de un millón de personas que fueron trasladados sin consentimiento de su domicilio de votación y no podrán ejercer el sufragio.

“Lamentablemente los resultados de este proceso electoral no serán los ideales, sino que a penas llegará a ser un proceso aceptable, pero comparado con las elecciones del 2017 será ventajoso”, estima Pineda.

Por su parte el analista político Rafael Jerez advierte que si no se resuelve dentro de un mes gran parte de lo que tiene que hacer la institucionalidad se podría provocar una conflictividad social peligrosa para el país.

El panorama en Honduras es hostil, tenemos un potencial de conflicto grande en la sociedad, sesgado por los procesos electorales anteriores que no han tenido la institucionalidad que garantice la voluntad popular, expresó Jerez.

En estos meses que restan antes de las elecciones es necesario que se genere confianza en el pueblo, porque de lo contrario la polarización del proceso será peligroso, advirtió el joven analista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.