El mensaje de año nuevo de JOH, descifrado

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Recurro al impreso… no puedo escucharlo en vivo. Después de todo, cual un zombie, Juan O. habita un mundo de fantasmas, de los muertos y los que se fueron. Es buen recitador y le preparan discursos congruentes, a diferencia de otros, que desvarían en cuanto rebalsan el límite del tuit. Inevitablemente empero, un discurso siempre es lo que dice y lo que calla, contiene lo que señala pero ilumina sin querer lo que su silencio oculta. Ahí esta el secreto.

En EUA, el New York Times, diario prestigioso, sigue publicando hoy -en enero 2021- avisos de que, con las declaraciones de Fredy Nájera y de M. Hernández, el hermano mayor de Tony, ha quedado señalado de nexos con el narcotráfico aún más que antes cuando era co-conspirador. Aquí, haciéndose completamente el desentendido, con el aplomo de un inocente y abnegado, JOH culpa a la madre naturaleza, el covid-19 ha puesto el mundo de rodillas. Sin advertir que a nosotros, más bien nos tiene postrados, que los hospitales no tienen cupos, antibióticos, antiinflamatorios, antirretrovirales.

Lamenta que ¡han muerto tres mil hondureños! cuando, según los médicos y las funerarias, las victimas fatales del covid19 rondan ya los doce mil. Y menciona en abstracto el impacto, quizás así sintetiza la pérdida económica de las tormentas Eta y Iota que, según él, dejaron cien (¿será?) víctimas, los ahogados en las corrientes, y soterrados por los deslizamientos, a quienes el gobierno –rebalsado del todo por su imprevisión, empeñado en cumplirle a la industria turística- no avisó del peligro, ¡caray! con anticipación. No evacuó a tiempo, ni auxilió después. ¿Dónde vive? ¡¿Cómo se atreve Juan?!

En un discurso que tiene más de sin razón e insólito que de retórica, declara que 2020 “no fue el año que soñamos, ni por el que tanto trabajamos? Ni ustedes ni nosotros queríamos un año de luto y dolor, de angustia y aflicción. Todos esperábamos un 2020 más prometedor, un año de éxitos y sueños… un año para construir y trascender; año de amor, de paz y felicidad”. Pero salió mal, el año es de culpar.

Por eso también parece paradójico que nos exhorte el mandatario a comenzar el 2021 con esperanza y optimismo, y asegure con solemnidad, vamos a secar nuestras lágrimas, vamos a dar vuelta a la página, vamos a comenzar de nuevo. Lo cual aquí resuena casi como una amenaza. Especialmente cuando exclama, en medio de estas adversidades podemos decir: ¡Dios es bueno, Dios es fiel! (¿Cómo puede decir que Dios bendiga a Honduras, el corrupto? Se pregunta el Cardenal.) Sin decir quién. ¿No es pecado tomar su nombre en vano?

Y agrega JOH, vamos a trabajar unidos en la reconstrucción sostenible, para que el año nuevo sea recordado como el año en el que Honduras se levanta con más fuerza, …ímpetu, para la transformación. Cuando la única esperanza compartida por casi todos es la de que él se vaya, el único anhelo que nos unifica. Y asegura que no va a retroceder en todo lo que ha logrado, lo cual otra vez suena oscuro, paranoico y amenazante.

Luego reivindica un programa de emergencia que asegura que ¿está en marcha? “Seguiremos apoyando y con más fuerza a los pequeños y medianos negocios, ¿a la producción de alimentos?, su transformación y comercialización…, ¿a la reforestación masiva para el cuidado de nuestros bosques y medio ambiente? Continuará supuestamente –afirma- la reconstrucción masiva de nuestras carreteras, puentes, escuelas, centros de salud, clínicas y hospitales. ¿Dónde? De viviendas donadas o con financiamiento especial para los que desean hacerse de su casa. ¿Ud.? Y agrega un puñado de promesas noveles. ¿Por que no, algo mas? Vamos a apoyar a las familias que lo perdieron todo para que vuelvan a recomenzar, promete, con la sangre fría de un reptil.

No estamos solos asegura incluyéndose ahora, en vez de ofrecerse en compañía. Pero no aclara quién nos guarda, ni acompaña a él en especial, porque además, justamente, da la impresión de que está cada vez más solo, que nadie, que nadie quiere andar con él, porque todos le temen. ¿Tu también Nasry? Aunque insinúa que está concertando la unidad, en algún lado, oscuro seguramente. No explica con quién, con qué táctica o fin. A buen entendedor….

JOH eso si no anticipa cuándo va a llegar ni cuál de las vacunas. Algunos de sus funcionarios advierten que no empezará a vacunarse en Honduras, hasta la segunda mitad de año. Y aunque a la vista el modelo de desarrollo está en quiebra, no lo menciona, ni alude a otro. No habla de estado de derecho, de democracia, menos aún de transición. Menciona el medio ambiente, cuyo ministerio eliminó, pero no habla de reordenamiento territorial o revertir el caos.

Ni siquiera menciona las elecciones. No alude a las dificultades del censo, con un millón de equivocaciones. Nada dice de la reforma electoral denegada por su Partido en el Congreso. No hace mención de los secuestros y asesinatos de líderes populares, garífunas, lencas, tol,… incluidos precandidatos opositores, la vorágine de violencia que no para. No explica el cuento sangriento del Tigre, ni la estratagema para liberar a los Pandoros.

Aun si asegura que de lo malo tomaremos lección. No menciona la corrupción, ni promete rendimiento de cuentas, ni menos nos explica dónde está el dinero. No se despide o habla de cambio. Se presenta como el redentor, el que va a reconstruir, el providencial que entiende, el que sabe como, por y para donde vamos ¿el imprescindible conductor?

6 comentarios en “El mensaje de año nuevo de JOH, descifrado

  • el enero 5, 2021 a las 8:25 am
    Permalink

    Y que lástima que un corrupto y delincuente Como el tal Yani Rosenthal pretenda sacar del poder a su igual y que lamentable que un puñado de ciudadanos descalzos anden enarbolando la bandera de los delincuentes CACHILIBERALES.

    Respuesta
  • el enero 4, 2021 a las 9:24 pm
    Permalink

    Yo particularmente lo que odio de Joh es que el presidente que más ha permitido la extorsión,sicariato,narcotráfico etc .Muchos dicen que el es la cabeza confesiones de imputados de estos delito a mi me detendría sólo por romper una ventana jugando pelota yo sólo le pido a Dios que si en verdad nos ama como dicen sus santas escrituras que lo saquen no con pijama como supuestamente sacaron a Mel a este quiero que lo saquen sólo en boxer , de verdad le pido a Dios lo quite porque las fuerzas demoníacas lo mantienen allí.

    Respuesta
  • el enero 4, 2021 a las 7:18 pm
    Permalink

    Con todo respeto al señor Pasquelle, toda esa novela literaria en éste artículo no nos dice nada nuevo. Porqué en vez de darle ese romanticismo a está redacción, nos debería decir las cosas directamente, pués para decirle a JOH que es un corrupto, asesinado, narcotráficante y desquiciado mental, no ase falta tanta letra romántica.
    En lo personal a mí no me asusta lo que realmente es JOH, sino, lo que más me aturde es mi pueblo ingenuo, que sabiendo quien es ese anatema que nos gobierna, aún hay gente que le siguen. Y el resto no hacemos nada por sacarlo de una vez por todas. Estamos esperanzados a que los gringos nos resuelvan ese problema.

    Respuesta
  • el enero 4, 2021 a las 4:25 pm
    Permalink

    Excelente escrito para darse cuenta de lo inmoral que es este Gobierno Defacro.

    Algún día saldremos de esto.

    Respuesta
  • el enero 4, 2021 a las 8:47 am
    Permalink

    Excelente explicación un hombre muy educado diciéndole las verdades a un corrupto que tiene hundido a este país en más miseria y dolor

    Respuesta
    • el enero 4, 2021 a las 7:55 pm
      Permalink

      Mucha paja para decir que JOH le cae re mal

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.