“El ladrón se llama JOH”: padre Melo

El sacerdote jesuita Ismael Moreno contesta la pregunta horas después de que simpatizantes del Gobierno cubrieran con pintura blanca el arte realizado en el bulevar Suyapa de Tegucigalpa

Por: redacción CRITERIO.HN

Tegucigalpa.- Una semana después de que personas anónimas pintaron el grafiti “¿Dónde está el dinero?” en el bulevar Suyapa de Tegucigalpa, simpatizantes del gobierno de Juan Orlando Hernández mancharon anoche de blanco el rótulo principal que exige conocer el destino de los fondos utilizados para combatir la pandemia de la COVID-19.

Sin pelos en la lengua, el sacerdote jesuita Ismael Moreno, dijo hoy en su Twitter que Juan Orlando Hernández “es el ladrón”. “Ya quedó clara la pregunta #DondeEstaElDinero, ahora a lanzar a todos los vientos la respuesta nacional: ¡El ladrón se llama JOH!”, escribió el religioso, conocido popularmente como padre Melo.

El grafiti ‘Dónde está el dinero’ “está denunciando directamente al equipo de gobierno que conduce la emergencia”, dijo a Criterio el padre Melo. “Todo mundo sabe que el dinero ha sido saqueado y conducido a cuentas raras y no tanto para responder y aliviar el dolor de la población enferma”.

De muy poco les ha servido a los simpatizantes del Gobierno darse a la tarea de eliminar las copias del grafiti  “¿Dónde está el dinero?” que se multiplican en paredes, muros y calles en varias ciudades de Honduras.

El ya famoso rótulo ahora aparece no solo pintado sobre el concreto o dibujado en afiches, gorras y memes, sino también repetido en las redes sociales desde que el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) comenzó la campaña para exigirle al gobierno de Juan Orlando Hernández que responda por el paradero de los 90 millones de lempiras para combatir la COVID-19 que fueron supuestamente desviados para otros fines.

LEA: “¿Dónde está el dinero?”, el grafiti que se hizo viral en Honduras y que quieren borrar de cualquier forma

El escándalo más sonado durante la pandemia de coronavirus es la compra en Turquía de siete hospitales móviles, por casi 48 millones de dólares, de los que dos llegaron el 10 de julio para San Pedro Sula y Tegucigalpa, pero todavía no están funcionando por un enredo que no huele a limpio. Los cinco restantes llegarían en septiembre.

En julio, Criterio junto con Expediente Público reveló una investigación periodística donde detalló las compras irregulares de insumos médicos y hospitales móviles que no llegaron a su destino en la presente crisis de la COVID-19.

El significado del color blanco

Fuentes que prefieren mantenerse en el anonimato comparan la mancha blanca pintada hoy en el bulevar Suyapa sobre el grafiti original con las marchas de las camisas blancas financiadas por los grupos hondureños de poder que respaldaron al gobierno de facto de Roberto Micheletti cuando expulsó del país a punta de fusil al entonces mandatario Manuel “Mel” Zelaya Rosales.

Las marchas de las camisas blancas fueron el símbolo del Gobierno de facto que con apoyo del Ejército le dieron golpe de Estado a Mel Zelaya y lo mandaron en pijama a Costa Rica, el 28 de junio de 2009. Desde entonces hasta la fecha se ha desatado una serie de crisis políticas en Honduras. El gobierno de Juan Orlando Hernández no ha podido acallar la crítica contra su gestión sacudida por constantes escándalos de corrupción.

El año pasado, el hermano del mandatario hondureño fue declarado culpable de narcotráfico por una corte del distrito sur de Nueva York. Mientras tanto, los hondureños estamos esperando la sentencia que ha sido postergada en dos ocasiones.

VEA: “¿Dónde está el dinero?”: el grafiti que enfurece a JOH

La mancha blanca derramada sobre el grafiti “¿Dónde está el dinero?” es también un recuerdo sombrío de la ropa blanca usada por los seguidores de la agrupación racista estadounidense Ku Klux Klan.

Las deplorables acciones del Ku Klux Klan son repetidas actualmente por grupos de la supremacía blanca que quieren ocultar a cómo dé lugar las operaciones contra la comunidad afrodescendiente, indígena e inmigrante con el visto bueno del gobierno de Donald Trump.

A pesar de que las municipalidades de San Pedro Sula y Tegucigalpa y de otras ciudades del país han intentado borrar los grafitis con pintura blanca, los hondureños siguen manifestándose y expresando su indignación por lo que consideran falta de transparencia del gobierno de Juan Orlando Hernández.

Por su parte, el Gobierno ha tratado de tapar las críticas encaminando una estrategia social llamada “Fuerza Honduras”, con la cual muestra todas las actividades que ha realizado durante la pandemia de la COVID-19. La intención es hacer propaganda a la gestión de Juan Orlando Hernández durante la crisis a pesar de los múltiples problemas y escándalos que lo asedian.

 

Así están hablando los usuarios en las redes

https://twitter.com/AntiBotsHN/status/1295121130395705349

https://twitter.com/Annsandovalb/status/1295043780438118401

https://twitter.com/RubenVilledaHN/status/1295052476069089282

https://twitter.com/cnahonduras/status/1294819240151842821

Un comentario en ““El ladrón se llama JOH”: padre Melo

  • el agosto 17, 2020 a las 6:15 am
    Permalink

    De que nos sorprendemos ? JOH y su pandilla han estado en la jugada y las pongas desde hace un par de décadas .
    Respaldado por los gringos para que los de oposición no tomen el poder legítimo. La mejor opción es de proponer diferentes y mucho mejores candidatos para la presidencia, ya que no se puede esperar diferentes resultados usando los mismos personajes que han fallado y no inspiran .

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.