Nación.|Noticias Destacadas

Desde 2011 más de 400 pescadores muertos en pesca de langosta y camarón

más de 400 pescadores muertos

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El drama de los pescadores de Honduras termina muchas veces en un cementerio o aferrados a una silla de ruedas de por vida; riesgos laborales que hoy se ensañaron en la tripulación de la embarcación Wally, al parecer sobrecargada, que naufragó cuando hacían labores de pesca de langosta en aguas del Atlántico.

En 2011 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conoció la denuncia de que unos 400 miskitos hondureños han muerto y cuatro mil 200 están discapacitados por la pesca de la langosta en condiciones extremas.

Los misquitos carecen de entrenamiento adecuado, usan equipo obsoleto y no reciben tratamiento médico oportuno ante secuelas, como el síndrome de descompresión, que puede ser letal.

En enero de 2017 en un naufragio en la misma zona al menos tres personas perdieron la vida y 17 desaparecieron en la laguna Ibans, municipio Juan Francisco Bulnes, departamento de Gracias a Dios.

En 2019 la Dirección General de Pesca y Acuicultura estimó que unas 90 naves langosteras y 30 artesanales de buzos, zarparán a faenar en los bancos de pesca.

Este miércoles en la madrugada se informó de otro naufragio en la misma zona de La Mosquitia, donde se salvaron 40 personas que fueron trasladadas a Puerto Lempira.

Una tragedia que hoy hizo evidentes los riesgos naturales y laborales multiplicados exponencialmente al analizar las condiciones en que se faena en alta mar.

Desprovistos de artefactos elementales, como chalecos salvavidas, tanques de oxígeno, cámaras de descompresión, botiquines y sistemas de comunicación efectivos, entre otros, miles se exponen a serias amenazas y la muerte como sucedió este miércoles, frente a las costas de La Mosquitia, donde 26 humildes pescadores perdieron la vida.

El vocero de la institución armada, José Domingo Meza, relató que la embarcación hacía labores de pesca de langosta a la altura de Cayo Vivorillo y Cayo Gorda, en aguas del Atlántico, con 73 personas a bordo.

La pesca industrial de langosta y camarón, que se exportan a los mercados de Estados Unidos y Europa, es la segunda actividad más importante en la que se emplean más de cinco mil personas directamente; es el único sustento para pobladores de Guanaja, La Mosquitia y el resto de la costa del Caribe que genera unos 60 millones de dólares en divisas.

2 comentarios en “Desde 2011 más de 400 pescadores muertos en pesca de langosta y camarón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.