Defensores de Shucri Kafie piden sobreseimiento provisional

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio

El empresario evadió la cárcel al declararse enfermo y sigue en el hospital.
El empresario evadió la cárcel al declararse enfermo y sigue en el hospital.

El equipo de abogados que defienden al empresario Shucri Kafie Larach, presentaron anoche un recurso de apelación en contra de la resolución emitida por los Juzgados de Letras de lo Penal.

Los defensores llegaron en horas de la noche a presentar el recurso ante la Secretaría del Juzgado donde se ventila el caso contra el conocido empresario hondureño de origen palestino.

En sus alegatos, los profesionales del derecho indican que la resolución emitida por el juez que conoció el caso no fue apegada a la ley, y por lo tanto piden a la Corte Primera de Apelaciones revocar el auto de formal procesamiento y dictar el sobreseimiento provisional.

Según los defensores, el contrato firmado entre la empresa Distribuidora Metropolitana S.A. (Dimesa) y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss) no tiene ninguna irregularidad.

El contrato consistía en la venta y mantenimiento de equipo  biomédico a un costo de 118 millones de dólares, de los cuales solo se pagaron 61 millones, según informe de la Junta Interventora que está dirigiendo los destinos en el Seguro Social.

El fiscal Héctor Morales de la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (UNAF), del Ministerio Público, presentó el pasado 3 de junio acusación contra Kafie Larach y otras 10 personas “por casos de corrupción en el Seguro Social”, indicó el funcionario.

El Ministerio Publico hondureño,  acusa a Distribuidora Mercantil S.A (Dimesa),  de haber sobrevalorado la venta de un equipo biomédico por más de 60 millones de dólares.

Shucri Kafie Larach y otros familiares aparecen como accionistas principales de la empresa Dimesa.

DIMESA emitió un comunicado,  señalando que todo lo actuado está en el marco de la ley y los precios de los medicamentos y servicios son de acuerdo a los costos de mercado.

En el contrato para la venta del respectivo equipo y los servicios posteriores se valoró inicialmente en 98 millones de dólares, pero posteriormente se le hizo un agregado por 24 millones de dólares.

 La junta interventora del Seguro Social,  consideró que el contrato estaba sobrevalorado y con ayuda de una agencia de las Naciones Unidas cotizaron precios y consideraron que el mismo tenía valores superiores al del mercado.

Posteriormente fue rescindido el contrato y el IHSS dejo de pagar más de 60 millones de dólares a Dimesa y la información fue remitida al Ministerio Público.

El fiscal Héctor Morales de la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (UNAF), del Ministerio Público, presentó el pasado 3 de junio acusación contra Kafie Larach y otras 10 personas “por casos de corrupción en el Seguro Social”, indicó el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.