Cúpulas religiosas opuestas a derechos de las mujeres y LGBTIQ+

Cúpulas religiosas opuestas a cumplimiento de derechos de las mujeres y LGBTIQ+

Compartir

 

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – La cúpula religiosa en Honduras se ha destacado por intervenir en temas de interés nacional, aunque su injerencia ha sido rechazada reiteradamente, por ejercer control, discriminar e interponerse, sobre todo, ante las exigencias de las feministas, organizaciones de derechos de la mujer y las poblaciones LGBTIQ+.

Es claro y es mencionado por amplios sectores que, las iglesias se basan en fundamentos religiosos establecidos dentro de la Biblia, no obstante, sus acciones no han ido tanto en favor de la defensa de los derechos humanos y de las mayorías, más bien, han mostrado clara cercanía con los grupos de poder y las élites opresoras.

La situación del fundamentalismo religioso en Honduras, es presidida por las élites de la iglesia católica y evangélica, ambas totalmente opositoras a los derechos y exigencias de las poblaciones LGBTIQ+ y de las mujeres.

En conversación con Criterio.hn, la abogada integrante de la Red Lésbica Cattrachas, Nadia Mejía, comentó que “la iglesia históricamente ha sostenido grupos de poder, en ese sentido, va a ir de la mano con la empresa privada y partidos políticos inminentemente conservadores”.

En Honduras, sostuvieron y apoyaron el eterno bipartidismo, a los gobiernos de turno fallidos ya sea Partido Nacional y Partido Liberal, cuestionados por corrupción y la pésima administración del Estado. Además, al observar más de cerca, el Partido Nacional ha mantenido fuerte cercanía con la Confraternidad Evangélica.

Lea también: ¿A favor o en contra de la PAE?, la encrucijada del secretario de salud de Honduras

“Ha resultado sumamente interesante que en el último gobierno hubo unión de parte de ambas iglesias, nunca habían estado juntas, pero está vez lo sostuvieron para que se blindara la Constitución de la República para prohibir el aborto y los derechos LGBTIQ+”, razonó la togada.

En relación al comportamiento histórico de las élites religiosas en Honduras, Jessica Sánchez, directora ejecutiva de Grupo Sociedad Civil (GSC), analizó para Criterio.hn que, no hay mucho que esperar de ellos (la iglesia) cuando se trata de los derechos de las mujeres.

Al observar este panorama, la líder feminista y de derechos de la mujer mencionó que el control sobre el cuerpo de las mujeres y la reproducción es parte de los objetivos de la iglesia.

“No es un tema inocente, es un tema de poder y de control, ellos fueron decisivos en la prohibición de la PAE que, nos son abortivas, hay universitarios que creen que son abortivas sin ningún fundamento científico, utilizan la fe, para lo que no se necesitan pruebas científicas, para restringir los derechos de las mujeres”, razonó Sánchez.

Lea también: Mujeres de Honduras siguen esperando la aprobación de la PAE

“NOS DORMIMOS EN LOS LAURELES”

En Honduras es común mezclar los discursos políticos con el discurso religioso, como estrategia para “simpatizar” con sectores de la población, sobre todo a la hora de intentar recuperar la confianza han perdido.

Al acercarse al Poder Ejecutivo y, en general, a la política, inician a imponer y aplicar su agenda interfiriendo en temas ajenos, pasando por encima de lo establecido en la Constitución de la República, respecto a que Honduras es un Estado laico.

La opresión de la iglesia ocurre en muchas partes del mundo a través de las religiones. Se ejerce mayor control sobre la mujer cuando está embarazada y guarda reposo dentro de su casa, que una mujer gozando de todos sus derechos reconocidos, participando en temas de país y ejecutando altos cargos.

En muchas ocasiones se rezagan los temas de las mujeres para dar a entender que carecen de importancia, sin embargo, tienen demasiada importancia y son el centro del debate, por eso las mujeres son una de las amplias poblaciones que mantienen bajo control.

“Nos gustaría que también se pronunciaran a favor de las madres adolescentes, lo niños sin hogar y en la indigencia, pero sobre eso no se pronuncian ni destinan tantos recursos como lo hacen para culpabilizar a las mujeres por todo el tema de salud sexual y reproductivo”, señaló Sánchez.

Además de gozar del poder, estos grupos religiosos conocen muy bien que en la unión está la fuerza. En ese sentido, la representante de Cattrachas, resaltó que tanto la confraternidad evangélica como la iglesia católica ya tenían sus alianzas con los anteriores partidos políticos.

No obstante, al asumir el poder el gobierno de Iris Xiomara Castro Sarmiento (2022-2026), el cual se auto describe como reestructurador, refundador, a favor del pueblo, democrático y alejado de los grupos de poder, las cúpulas iniciaron a apartar a aquellas caras visibles que ya habían sido involucradas con delitos.

Lea también: Iglesia católica de Honduras da lineamientos a Xiomara Castro de cómo gobernar

De esa forma, dan a entender que también se han restructurado, aunque el discurso realmente siempre sea el mismo, incidiendo para impedir avances reales en el cumplimiento de los derechos humanos.

“Ese es nuestro talón que Aquiles, nos dormimos en los laureles mientras la derecha siempre, siempre está trabajando, hay que aprender del enemigo, así deberíamos ser nosotras”, aconsejó la defensora de los derechos de las mujeres.

La iglesia en Honduras se ha manifestado en contra de que se cumplan las medidas de reparación dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), luego de la sentencia en el caso de Vicky Hernández y otras Vs Honduras. Asimismo, se oponen al derecho al aborto es sus tres causales y la despenalización del uso de Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE).

Mejía expuso que el Partido Nacional está detrás de ambas iglesias, siendo un partido claramente conservador y anti LGBTIQ+.

“Vemos un gobierno que todavía no tiene una posición contundente en cumplir la sentencia Vicky Hernández, ha hecho un acto de reconocimiento de responsabilidad y la presidenta menciona que tiene total compromiso con los derechos LGBTI, pero todavía hay mucho que trabajar para el efectivo cumplimiento”, apuntó Nadia Mejía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.