Actualidad|Noticias Destacadas

Gobierno de Xiomara Castro mantiene postura neutral frente a régimen dictatorial de Daniel Ortega

Honduras postura neutral frente a régimen de Ortega

La pareja presidencial de Nicaragua es fuertemente cuestionada por la concentración absoluta del poder.

Compartir

Tegucigalpa.- El gobierno de Honduras, al mando de la presidenta Xiomara Castro, mantiene una postura neutral frente a las acciones del régimen dictatorial de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo en Nicaragua, situación que es cuestionado al asemejarse al régimen de Juan Orlando Hernández que respaldó a Ortega y ahora muchos de sus exfuncionarios huyen evadiendo la justicia.

El pasado 12 de agosto, el Estado de Honduras se abstuvo de votar en la resolución de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a favor de condenar los abusos y persecuciones del régimen Ortega-Murillo contra organizaciones religiosas, el cierre forzado de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y la exigencia de liberar a los presos políticos.

Noticia relacionada Daniel Ortega, la figura que se convirtió en el protector de corruptos en Centroamérica

Honduras junto a El Salvador, Bolivia y México fueron las cuatro naciones que se abstuvieron, 27 votaron a favor y solo San Vicente y las Granadinas votó en contra, Colombia no participó debido al cambio de gobierno recién instaurado.

Pese a las arbitrariedades y violaciones a derechos humanos del gobierno autocrático de Ortega, tras asumir el nuevo gobierno de Castro, Honduras continúa su postura neutral que beneficia a Nicaragua, factores que generan críticas y cuestionamientos.

El pasado 31 de marzo, en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Honduras, al igual que otras siete naciones, votó en contra de aprobar un mecanismo para investigar las violaciones a los derechos humanos por parte del Estado de Nicaragua, sin embargo, la resolución se aprobó con el voto favorable de 20 países.

Tras las fuertes críticas por la determinación, Honduras cambió su voto a abstención arguyendo que fue “una confusión de las instrucciones giradas por el gobierno”, según aclaró el secretario de planificación y desarrollo, Pedro Barquero.

Noticia relacionada Honduras respalda al régimen de Daniel Ortega al votar en contra de investigar violaciones de DD HH

POSTURA SIMILAR AL RÉGIMEN DE JOH

Las determinaciones del gobierno de Castro se asemejan al régimen del exgobernante Juan Orlando Hernández, extraditado a los Estados Unidos por delitos de narcotráfico, quien se convirtió en un aliado estratégico del régimen Ortega-Murillo.

El 15 de junio de 2021, el Consejo Permanente de la OEA, en resolución, condenó el arresto de varios excandidatos presidenciales nicaragüenses que fueron capturados y llevados a prisión por el régimen de Ortega-Murillo, en dicha votación Honduras también se abstuvo.

El 20 de octubre de 2021, la OEA volvió a someter a votación una nueva resolución condenando más detenciones arbitrarias de opositores al régimen nicaragüense, Honduras se abstuvo, posteriormente, el 27 de octubre, los dictadores Hernández y Ortega firmaron el Tratado Integracionista del Bicentenario que pretende delimitar las fronteras marítimas en el Caribe y el Pacífico entre ambas naciones.

Noticia relacionada Ebal Díaz y Ricardo Cardona, cuestionados exfuncionarios de JOH, protegidos por Nicaragua tras su nacionalización

Como lo profundizó el equipo de Criterio.hn, ese pacto de dictadores iba más allá de delimitar fronteras, tras la salida del poder de Hernández, según denunció el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Ramón Barrios, intentó buscar refugió a Nicaragua ante su inminente extradición, pero no tuvo éxito, sin embargo, varios exfuncionarios del régimen de Hernández, como Ebal Díaz, sí han logrado huir y nacionalizarse como nicaragüenses para evitar enfrentar la justicia.

Cabe señalar que Hernández y Ortega tenían una red de negocios, según una investigación de Infobae, que se encubrió con acuerdos políticos bilaterales y el reconocimiento del régimen Hernández al régimen de Ortega que permitió fortalecer alianzas más que políticas.

En respuesta a Criterio.hn el canciller de la república, Enrique Reina, indicó que “la posición es que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro sostiene como principio de sus relaciones internacionales la no intervención en asuntos internos de otros estados y el respeto a la autodeterminación de los pueblos. En el marco del derecho internacional”.

liberar los defensores de Guapinol 
Joaquín Mejía, experto en derecho constitucional y derechos humanos. (Foto: Criterio.hn)

Por su parte, el reconocido abogado y defensor de derechos humanos, Joaquín Mejía, reprochó que el gobierno de Castro se ampare en no involucrarse en asuntos de otras naciones absteniéndose de condenar las violaciones de derechos humanos de regímenes dictatoriales.

“Abstenerse no es una posición neutral, es mantener una postura política que es no involucrase en asuntos de otros Estados, pero hay que recordarle al gobierno de Xiomara Castro que el tema de derechos humanos no es un asunto que compete a nivel interno de cada Estado, sino que es un asunto esencialmente internacional”, increpó.

Noticia relacionada Afirman que tratado entre Honduras y Nicaragua sería negocio de Hernández y Ortega a través de las ZEDE

Mejía lamenta que un gobierno que surgió de movilizaciones sociales como el de Castro, que muchos funcionarios fueron víctimas del régimen dictatorial de Hernández, “no es posible que ahora se abstenga cuando el pueblo nicaragüense está viviendo lo mismo que vivió el pueblo hondureño y que ellos fueron víctimas también”.

“Me parece lamentable e incoherente esta posición de abstención, un gobierno respetuoso de derechos humanos debe tener coherencia. no es posible que sí se denunciaba los crímenes de la narcodictadura de Juan Orlando Hernández, pero que se abstengan o mantengan en silencio frente a otros crímenes de otra dictadura como el régimen Ortega Murillo”, añadió.

A juicio del reconocido abogado y vicealcalde de San Pedro Sula, Omar Menjívar, no se puede avalar las persecuciones y violaciones a derechos humanos que realiza el régimen Ortega-Murillo, que pasó de un gobierno legítimo a ser antidemocrático.

“Francamente y más allá de la manipulación mediática que sin duda induce la derecha, lo que está haciendo Daniel Ortega, no puede ser avalado por quienes compartimos los mínimos principios de la democracia”, lamentó.

De igual forma, la congresista del Partido Salvador de Honduras, Maribel Espinoza, se pronunció en contra que Honduras mantenga una postura en amparo al régimen de Ortega a quien califica como un dictador.

“Dictaduras ya sean de derecha o izquierda son nefastas para sus pueblos. Lo que ocurre en Nicaragua no debe ser apoyado por Honduras porque lesiona derecho consagrado en artículo 77 de nuestra Constitución: el libre ejercicio de la religión. Ortega es un Dictador”, reprochó.

Para la catedrática universitaria e investigadora, la doctora Reina Durón, “es una pena que el gobierno de Honduras se haya abstenido de oponerse a esta persecución en la reunión de la OEA”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.