Nación desuso|Noticias Destacadas

Cuatro de cada diez denuncias de defensoras hondureñas en 2020 fueron por agresiones de policías

defensoras hondureñas

Compartir

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

 

Tegucigalpa.- La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunció la participación y complicidad policial en ataques contra mujeres defensoras y sus cuerpos.

En 2020, la Red emitió 42 alertas por agresiones contra defensoras, de las que 16, equivalentes al 38 por ciento del total, fueron cometidas directamente por la Policía.

“En otras palabras, cuatro de cada diez denuncias son agresiones directas” de elementos de la Policía, “a veces en comparsa” con el Ejército contra defensoras y sus cuerpos, señala el informe dado a conocer.

Retenciones y detenciones ilegales, represiones con gas y balas, desalojos violentos, acoso, hostigamiento comunitario y sospechas de secuestro son las agresiones practicadas por elementos policiales y “en todas ellas hubo daños a la integridad física, emocional, sexual y patrimonial de muchas mujeres”.

En otros casos, los policías no protagonizaron las alertas, pero sí fueron cómplices, tal es el caso de la defensora Iris Argentina Álvarez, asesinada por guardias de seguridad de una empresa privada, hecho que ocurrió “mientras la policía les acompañaba y observaba”.

La Policía, señala la Red de Defensoras, “ha expresado un profundo odio cuando se trata de insultar y actuar contra las defensoras”, haciendo énfasis en su sexualidad, características físicas y los roles tradicionales que se supone deben ejercer.

Noticia relacionada Más de 180 organizaciones internacionales denuncian escalada de represión contra defensoras de DD.HH en Honduras

Cuando realizan detenciones, el trato a las defensoras incluye algún tipo de agresión sexual, de forma verbal o física, “y siempre una acusación vinculada a sus actuaciones de mujeres autónomas” y conocedoras de sus derechos.

Muchas de las detenciones se realizan con el argumento del toque de queda, aunque no fuera ese el caso, o en situaciones de emergencia en que la defensora tuvo que salir por razones vinculadas a su labor, “puesto que las violaciones a DD HH no se han detenido en la pandemia”.

La Red de Mujeres Defensoras fustigó el discurso machista y policial que pretende hacer creer a la ciudadanía de que representan la autoridad y por tanto se les debe obediencia, sobre todo si son mujeres, aunque “no tienen ninguna voluntad de entender ni servir a la población, mucho menos apoyarla”.

También señaló a la Policía como un aparato violento, no solo por el uso de armas y técnicas de abuso, sino por su ideología machista que la ubica en la jerarquía de los hombres que intentan devolver a la mujer “a un lugar de sometimiento y silencio”.

Mientras que las mujeres trans son víctimas de la “violencia brutal” de policías y militares, una tendencia evidente cuyo caso paradigmático es el de Vicky Hernández, asesinada por fuerzas del Estado el 28 de junio de 2009. “Los transfemicidos  han aumentado dramáticamente” desde entonces, señala la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.