Crisis del hospital Leonardo Martínez tras la masiva renuncia de 50 enfermeras y 6 médicos intensivistas

 

 

Más de 15 personas con COVID-19 están en “estado grave” en la UCI del centro asistencial de San Pedro Sula sin intensivista que atienda su estado de salud

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Portada :Unidad de Cuidados Intensivos del Leonardo Martínez en San Pedro Sula el pasado mes de mayo./Foto: Secretaría de Salud. 

San Pedro Sula, Honduras. Unas 50 enfermeras, entre auxiliares y profesionales, renunciaron a sus cargos y a seis médicos especialistas en medicina interna no les renovaron el contrato en el hospital Leonardo Martínez, que atiende de manera pública los casos más graves de COVID-19 en la zona norte de Honduras.

Las enfermeras presentaron su renuncia de manera masiva el 31 julio por la falta de pagos y bonos profesionales atrasados y la carencia de insumos médicos de bioseguridad para hacerle frente al coronavirus. «Pedimos los pagos atrasados, bonos. No recibimos una atención médica contagiados con este virus. No tenemos una respuesta concreta de las peticiones”, dijo Wendy Perdomo, enfermera auxiliar del Leonardo Martínez, a diferentes medios.

Perdomo, una de las 50 enfermeras que renunciaron, narró que puso su renuncia en el centro de salud pública de San Pedro Sula porque se infectó de COVID-19. “Tuve una reinserción, no he tenido apoyo de las mismas autoridades del hospital. Ni consulta ni realización de exámenes ni medicamentos”.

A las enfermeras se les deben los salarios de junio y julio por la planilla del programa Código Verde Plus y el mes de julio a través de fondos BID, además de la bonificación que desde abril les autorizó públicamente el presidente Juan Orlando Hernández, según un comunicado emitido por la Fundación de Apoyo al Hospital Leonardo Martínez.

La sala de COVID-19 del Leonardo Martínez tuvo un costo de 29,287,121.29 lempiras, dice la Fundación del Leonardo Martínez y agrega que está haciendo las gestiones con la Secretaría de Salud. “La sala de COVID-19 no está cerrada y actualmente siguen habilitados 80 cupos al día a pesar de que se retiraron 56 recursos humanos, los cuales están dispuestos a regresar cuando se les honre su pago”, señala.

 

Cinco días sin intensivistas en el Leonardo Martínez

Uno de los creadores del famoso método Catracho, Óscar Díaz, es uno de los seis médicos intensivistas a quienes no les renovaron el contrato.

“Planteamos qué podíamos trabajar ad honorem para que los pacientes no se queden sin médico. Debemos que tener un respaldo legal para poder ejercer en el centro asistencial porque estamos atendiendo a enfermos con COVID-19 en estado grave”, dice Díaz en referencia a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Leonardo Martínez que actualmente lleva cinco días sin atención médica de intensivistas.

“Somos un grupo de médicos intensivistas que no hemos tenido relación laboral con el Leonardo Martínez, sino a través de una empresa que se llama Intensivistas Asociados que nos contrató. Hasta el 31 de julio quedaron 15 pacientes en la UCI del Leonardo Martínez. Hay pacientes que requieren ingresos UCI y no se puede ofrecer ingreso”.

“En el caso de los empleados de la sala de COVID-19 del hospital Leonardo Martínez, fueron contratadas 190 personas y hoy van a ser pagadas”, aseguró ayer la ministra Alba Consuelo Flores. Hasta la fecha nadie ha recibido una notificación oficial de que fueron renovados sus contratos.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.