Cooperantes impulsan la participación femenina en la caficultura de Honduras 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa, Honduras. – La Unión Europea (UE), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Instituto Hondureño del Café, a través del Programa Centroamericano para la Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA), impulsan la capacitación de mujeres para que mejoren sus prácticas productivas en las fincas de café de este país y diversifiquen sus productos.

Con el respaldo de PROCAGICA, las mujeres han consolidado un papel protagónico en el desarrollo de las fincas cafetaleras, muchas de su propiedad, incorporando otros cultivos como maíz, frijoles, tomate, pepino y rábano, lo cual les permite la comercialización mediante el trueque o intercambio de productos.

Gracias a esto, en tiempos en los que no hay comercialización del café o es temporada de siembra, mantenimiento o fertilización, pueden cosechar otros productos que les permitirán ingresos y garantizarán la seguridad alimentaria a sus familias.

Además del apoyo con capacitaciones, PROCAGICA les facilita el acceso a podadoras, cortadoras y equipos de fumigación y protección, entre otros que facilitan las labores de manejo de las fincas.

Emilia González, presidenta de la Asociación de Productores Agrícolas, Mujeres “Las Jaguas”, señala que como parte del aprendizaje obtenido con PROCAGICA recibieron herramientas para el manejo de la sombra en las fincas de café.

En su organización hay una mayoría de productores participando en PROCAGICA -77 mujeres y 53 hombres-. “Desde el 2016 venimos impulsando la actividad económica de esta comunidad”, indicó González.

“Nos ha cambiado la vida, porque nosotros en El Mezcalito tenemos tres personas que están dentro del proyecto, uno siembra una cosa y el otro otra, y eso nos permite cambiar los productos y tener comunicación con los productores cercanos”, relató.

Gonzalez explicó que un día trabajan en una parcela, el siguiente día en otra y después en una tercera. “Estamos trabajando todos y luego pasamos al intercambio de productos, nos estamos ayudando unos a otros, sin pago, a mano vuelta como decimos”.

Emilia González es madre de cinco hijos, su compañero de hogar le ha apoyado con las actividades en la finca y la productora comparte con él los conocimientos de la capacitación que recibe mediante PROCAGICA.

Estudio y trabajo

González está orgullosa del progreso académico de sus hijos. “Tengo tres hijos que están en el colegio, dos en noveno y uno en séptimo grado, y dos que ya van para la universidad pero que no han continuado por el problema de la pandemia”, manifestó.

La caficultora explicó que los cinco hijos viven con ella y se turnan los días para cuidar la casa y la finca de café.

“Con este trabajo que realizó PROCAGICA, tengo la esperanza de que voy a progresar y educar a mis hijos y que todos vayan a la universidad. Todo lo tenemos al par, está el estudio y el trabajo. Es importante una cosa y la otra para la familia”, apuntó.

Aunque el proyecto está en su etapa final, los beneficiarios han aprendido a ser resilientes y ver hacia al futuro, participando activamente en las actividades agrícolas en cuatro municipios del departamento de La Paz donde se ha implementado el PROCAGICA, un programa que busca mejorar la viabilidad de la producción cafetalera y las condiciones de vida de la población rural en las zonas productoras de café de Centroamérica y República Dominicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.