Camándula de la Última Conspiración, en clave de santería

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

 a Iolany y a Notinada en reconocimiento

Diez años después todavía estamos aquí. Cualquiera diría que no hay nadie en Viera. Pero hay quien, sin título ni rango, instruye la conspiración. (En eso también son afines. Ingenieros que se dedican a demoler en la sombra.) Todos los maniqueísmos son equívocos, pero hay sombras irredentas que solo viven de noche.

 A mis amigos empresarios les aclaro un pequeño error de lógica, los diez mil millones y quizás más que se han perdido, se perdieron por su golpe y por la represión, por el fraude consentido y por la represión y por su insistencia en un modelo al que se resiste la gente y la represión para imponerlo. Cóbrenle a su represión. Y a la empresa eléctrica privada.

 Profético. Lo que es indubitable es que la actual tensión social no tiene solución de continuidad y el desgaste es insostenible. Nadie va a invertir un peso aquí, si no es por la fuerza que nadie más tiene, y mucho menos un dólar, eso significa bajo retorno, desempleo, conflictividad que prolifera y migración incontenible.

Mas dudosa es la especie de que le costó alzarse al helicóptero y luego se escapó de caer (otra vez) porque, aunque luce delgado el pasajero, la densidad de la masa molecular del cuerpo de un diablo es diez veces la de un mortal cualquiera, por pecador que sea. A futuro, es mejor que lo lleven en holograma, como le gusta.

Los militares no son un problema. Son dóciles. Hacen siempre lo que les manda quien los tiene en la bolsa, JOH ¡no hombre! seguros como canes entrenados. El Comando Sur y El Departament. Ya les dijimos que mejor golpe no, y tienen carta blanca…mientras tanto para mantener lo que llaman el orden.

El problema justamente es que el Imperio no es invencible. No pudo con la Revolución Bolivariana cuyos soldados fueron leales, por más desastre que hizo Maduro, pisto que les ofrecieron, por más chantaje que se intentó, y entonces, fuera de la OEA, Venezuela igual que Bolivia… es territorio continental petrolífero hostil.

Ni siquiera pudo Washington con el Sandinismo, porque Ortega tuvo agallas de ajolote para reprimir sin atragantarse en la sangre, sin importarle el juicio de la historia, el disgusto, las condenas internacionales ni los anatemas de los curas. Después de todo no tenía dónde ir, más que al Infierno.

En Guatemala, los gringos van a tener que aguantarse la humillación de que les cerraran la CICIG, les descalificaran a la única candidata decente, y quedara el poder en suspenso entre la divorciada del indiciado y las fuerzas del mal. Porque es y tiene que seguir siendo el Tercer país seguro, el dique y primera fosa.

El problema aquí no es si se va JOH. Ya está en camino, renqueando (habrá que ser discretos y alojarlo en sitio cómodo y seguro, donde nadie lo moleste y pueda mantenerse calladito) como sonámbulo. Da pena ajena verlo, trasnochado, imaginarse su soliloquio tambaleante, su delirio. Para sacarlo empero se ocupa -reza la lógica para imponer al diablo-  un líder, ein Führer

El problema es ¿quién lo sustituye? ¿cómo garantizar que no sea Mel por supuesto, ni LIBRE, ni nadie que huela a pueblo o a causa popular? No porque la gente rechace a nadie ¡aceptaría a cualquiera! Sino porque eso podría degenerar en poder ciudadano. Revisión del sistema, de concesiones, exenciones y relaciones.

Horror vacui. ¡Peligraría la democracia! No se puede tolerar otro gobierno comunista y territorio hostil en la región. ¡El único comunista bueno, es el comunista muerto! Pobre Grillo. Levantan encuestas pirujas que no comparan para ver quién gana, sino solo adoban la supuesta popularidad de ese o de aquel invento favorito.

Otrora pudo ser el Cardemal. Ha de ser alguien seguro, confiable, predecible como se ufana de ser Uribe. Bipartidista. Los cachos están todos señalados. La Corte que aprobó la reelección podría estar cuestionada también. A Luis, con ayuda de los otros dueños, se lo reventó el Líder del Lado Oscuro Marrón, a quien se postula aún así, aunque le hiedan un poco los cascos para sustituir a su socio más cercano. ¿Y Usted Ingeniero se sacrifica? Hay que preservar la democracia, es decir ¿prevenir la Revolución? Preservar el sistema, después que ruede la cabeza. Entonces ¡una figura popular! emblemática del bipartidismo, el cual tiene que afianzarse en la crisis. Mientras se le acumula la frustración que desacredita al Partido del Pueblo que se deje.

Entonces, tratan de maquillar al discreto caudillo envejecido. Difícil, le van mal, la sombra, el rímel y el lipstick, rojo o azul, lo hacen parecer recién alimentado. Tiene cuernos poco disimulados de abusador, figura de enterrador vestido de negro riguroso y una cola más pesada que la de un dinosaurio.

El problema no son las masas, al fin y al cabo, volubles, mansas. Les puedes vender cualquier alucinación. Miren todo lo que ésta ha aguantado de burla y palo y bala y manipulación mediática y ¡y aún tan inocente! Sino, la vanguardia. Ningún defensor no digamos autor del golpe puede aglutinar los débiles y dispersos deseos de paz con justicia. El negativo es veto, en vez de voto.

Lo traen en helicóptero a celebrar misa negra con el aquelarre del Merendón. Ahí están los pesos pesados. Los dueños de esta tierra baldía. Pero tienen que invitar también a un par de hombres de principios, por aquello de la imagen, y no termina de convencer el recandidato. Varios salen diciendo que el diablo originario es obvio más chaparro, más torpe y menos malo que este impostor.

Aquí se los dicen. Antes de que se perdieran esos diez mil millones, en veinte años se perdieron cientos de miles de millones de dólares por la corrupción del centenario sistema de compinches y ahora, bajo su dictadura, se disiparon las libertades y los derechos, y la esperanza que tenía que ser la última en irse, antes que se fuera la gente. Solo queda una poca dignidad y de alegría

Hay que sacar a JOH y a sus socios, no dejarlo ir. Sentar ahí a ciudadanos transparentes y liberar la tribuna para que se exprese la gente. Patria Libre o morir. No debe caer ni un indefenso más. Ni un paso atrás. Al final –está escrito- el diablo pierde, y también hay un tiempo para la paz y otro para la guerra. Lo siento, justa puede ser, pero no hay guerra buena, deseable, horca, paredón.

Un comentario en “Camándula de la Última Conspiración, en clave de santería

  • el septiembre 6, 2019 a las 7:38 am
    Permalink

    Excellent post. I used to be checking constantly this blog and I am inspired!
    Very useful info specially the remaining phase 🙂 I care for such info a lot.
    I used to be seeking this certain information for a long
    time. Thanks and good luck.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.