Actualidad|Noticias Destacadas

Banco que financió a DESA es señalado por blanqueo de capitales

Banco que financió a DESA

Compartir

Tegucigalpa.- El banco estatal holandés FMO se encuentra en apuros luego que salió a la luz pública que no tiene en orden sus controles internos de blanqueo de capitales. En Honduras, la institución financiera es conocida por haber financiado a la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), cuyo director ejecutivo fue condenado este año como coautor del asesinato de Berta Cáceres.

La noticia fue publicada por el sitio holandés FD.nl, un sitio de noticias de mercado, finanzas, economía, política y comercio. El medio digital señaló que según su investigación la situación alcanzó niveles graves el verano pasado cuando el banco se vio obligado a congelar todas las actividades comerciales durante seis semanas, mientras empleados de diversas áreas del banco ayudaban a ordenar más de mil archivos de clientes.

«Durante años, el banco ha tenido un conocimiento insuficiente de los riesgos de lavado de dinero y terrorismo», citó el medio digital al regulador De Nederlandsche Bank (DNB), una especie de banco central holandés. Asimismo, implicó que el incidente significó un «gran revés» para el FMO y sus clientes, debido a que esperaban incrementar la inversión en el 2021.

De igual forma, el artículo mencionó que el FMO fue desacreditado a principios del año tras la condena de Roberto David Castillo, director ejecutivo de DESA, empresa que recibió financiamiento por parte del FMO y que está ligada a través de varios de sus empleados en el asesinato de la ambientalista y líder indígena Berta Cáceres.

Nota relacionada: El FMO debe aceptar su culpabilidad en el asesinato de Berta Cáceres: Martín Fernández

El banco holandés también canceló un controvertido préstamo de $60 millones al banco hondureño Ficohsa el verano pasado, luego de las persistentes críticas de grupos de derechos humanos. FD.nl publicó que el FMO confirmó que había sido accionista de Ficohsa desde 2014, pero vendió las acciones silenciosamente en julio pasado. El portavoz del FMO no habría dado explicaciones al respecto, excepto que el archivo estaría separado de la discusión en curso con el ente regulador DNB.

El banco FMO, que asegura ser «una figura del emprendimiento sostenible», estaría enfrentando una crisis reputacional en un momento donde existe un empuje por otorgar al banco estatal un mayor impulso en temas como la «lucha contra el cambio climático y la pobreza en los países poco desarrollados».

A inicios de julio de este año, luego de que se hizo pública la condena de Roberto David Castillo como coautor en el asesinato de Berta Cáceres, el FMO reconoció públicamente: «Financiamos empresa ligada a un asesinato».

Por su parte, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) ha venido exigiendo el esclarecimiento de las responsabilidades de los bancos Ficohsa, Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el banco holandés FMO en los hechos de violencia sufridos por la comunidad indígena Lenca de Río Blanco y el asesinato de Berta Cáceres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.