Asesinato de Berta Cáceres fue estructurado desde el 2012 por altos ejecutivos de DESA: GAIPE

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El Grupo Asesor Independiente de Personas Expertos (GAIPE), integrado para darle seguimiento al asesinato de Berta Isabel Cáceres Flores, concluyó este martes mediante un informe, que este crimen fue estructurado desde el 2012 por altos directos de Desarrollos Energéticos (DESA) en alianza con las fuerzas de seguridad del Estado de Honduras.

Noticia Relacionada: Quienes ordenaron crimen de Berta Cáceres nunca enfrentarán la justicia: abogados internacionales

El asesinato de la extinta presidenta del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) se planeó desde noviembre de 2015 y fue avalado por altos ejecutivos de DESA que delegaron su ejecución el 2 de marzo de 2016 a una persona que articuló varios agentes estatales y actores no estatales para llevarla a cabo, refiere el informe “Represa de Violencia: el plan que asesinó a Berta Cáceres”, presentado hoy en Tegucigalpa por los integrantes de GAIPE.
El experto en derecho de nacionalidad guatemalteca, Miguel Ángel Urbina, dijo en el marco del concurrid evento, que GAIPE no daba los nombres de los involucrados en el crimen porque como defensores de los derechos humanos no pueden violentar los derechos de las demás personas y porque será la justicia la que se deberá encargar de deducirles su responsabilidad.
El documento señala que los ejecutivos de la energética involucraron en el caso, a empleados e integrantes del Copinh, en acciones de seguimiento y vigilancia de Berta Isabel Cáceres Flores.
En cuanto a las estructuras criminales, dice que éstas actuaron bajo la conducción de altos directivos de DESA para ejecutar ataques focalizados e indiscriminados en contra de Berta y personas del Copinh. “Esos ataques, se encuentran documentados, al menos, a partir del año 2012, según la información que tiene el Ministerio Público desde el 2 de mayo del 2016; la cual fue obtenida, en las diligencias de inspecciones y registros efectuados en el marco de la investigación del asesinato de Berta Isabel Cáceres Flores y la tentativa de asesinato de Gustavo Castro Soto”, reza el documento.
El asesinato de Berta Isabel Cáceres Flores y la tentativa de asesinato de Gustavo Castro Soto
Según la información analizada por el GAIPE, un alto directivo de DESA entra en contacto con Douglas Geovanny Bustillo en el mes de noviembre de 2015 para la ejecución del ataque en contra de la malograda lideresa indígena. En el mes de enero de 2016, Douglas Geovanny Bustillo en compañía, al menos, de Henrry Javier Hernández Rodríguez efectúan visitas a la ciudad de la Esperanza, lugar donde residía Berta Isabel Cáceres Flores.
A fines del mes de enero, Bustillo requiere a Mariano Díaz Chávez que le facilite un arma de fuego, la cual, según el análisis de las comunicaciones le fue entregada a Henrry Javier Hernández Rodríguez el 5 de febrero de 2016, en Comayagua. Los mensajes entre Douglas Geovanny Bustillo, Mariano Díaz Chávez, Henrry Javier Hernández Rodríguez y un alto directivo de DESA, son concluyentes en que el atentado en contra de la vida de Berta Isabel Cáceres Flores debía ejecutarse el 5 y 6 de febrero de 2016. El operativo fue abortado, según lo indicado por Henrry Javier Hernández Rodríguez debido a la falta de vehículo y la presencia de otras personas junto a Berta Isabel Cáceres Flores; ante lo cual, Mariano Díaz Chávez le indica que el operativo debe planificarse de otra manera. Personalmente, Mariano Díaz Chávez se desplaza, el 6 de febrero de 2016, hasta Siguatepeque para que Henrry Javier Hernández Rodríguez le devuelva el arma que había facilitado para ejecutar el atentado en contra de la vida de Berta Isabel Cáceres Flores; mientras, Douglas Geovanny Bustillo comunica a un alto directivo de DESA que dicho operativo había sido “abortado”.
Luego del frustrado operativo del 5 y 6 de febrero del 2016, Douglas Geovanny Bustillo tiene presencia en la ciudad de la Esperanza los días 22, 27 y 28 de febrero de 2016; y, el 1 de marzo de 2016 tiene comunicación con un alto directivo de DESA para reunirse en horas de la mañana del día siguiente, 2 de marzo de 2016. Los directivos y empleados de DESA, desde el 27 de febrero de 2016, tenían información de las actividades que desarrollaría Berta Isabel Cáceres Flores y personas del COPINH, el 2 de marzo de 2016.
El 1 de marzo, de 2016, Sergio Ramón Rodríguez Orellana informa, en un chat colectivo lo siguiente: “Hoy salió un grupo de 15 personas aproximadamente a la esperanza para capacitación para la radio. Me informan que en el grupo iba […] para poner la renuncia de la dirección del COPINH en La tejera frente a Berta. Me aseguran que es una decisión irrevocable”.
Las comunicaciones efectuadas entre las personas relacionadas son consistentes para establecer que el operativo del 2 de marzo de 2016, en el cual dieron muerte a Berta Isabel Cáceres Flores y atentaron contra la vida de Gustavo Castro Soto fue ejecutado no solamente por encargo de altos directivos de DESA sino por información privilegiada proporcionada por empleados de la referida empresa, siendo dicha información, determinante para la ejecutar el operativo.

OPERATIVO DEL 2 DE MARZO DE 2016 Y LAS LLAMADAS DE LOS AUTORES MATERIALES DEL CRIMEN
El desplazamiento hasta la ciudad de La Esperanza, Intibucá. El Ministerio Público sostiene que el 2 de marzo de 2016 Henrry Javier Hernández Rodríguez portaba los números telefónicos 97755627 y 97267794; Óscar Aroldo Torres Velásquez, el número telefónico 94842712; Elvin Heriberto Rápalo Orellana, el número telefónico 87406538 y Edilson Atilio Duarte Meza, el número telefónico 88033076.
Según la información telefónica, Óscar Aroldo Torres Velásquez, Elvin Heriberto Rápalo Orellana y Edilson Atilio Duarte Meza se encontraban en horas de la mañana en el municipio de La Ceiba, departamento de Atlántida. Los números telefónicos reportan transacciones de llamadas desde las 06:05:50 horas del número portado por Edilson Atilio Duarte Meza; desde las 6:09:15 en el atribuido a Elvin Heriberto Rápalo Orellana y desde las 06:35:00 en el atribuido a Óscar Aroldo Torres Velásquez, todos ellos, activando celdas ubicadas en el municipio de La Ceiba, departamento de Atlántida.
La primera activación del número telefónico de Henrry Javier Hernández Rodríguez se realizó a la 06:32:00 horas en el departamento de Colón, a una distancia aproximada de 77 kilómetros del lugar en el cual se encontraba Edilson Atilio Duarte Meza. Aproximadamente a las 7:51:31 horas llega Henrry Javier Hernández Rodríguez al sector en el cual se encontraban ubicados Edilson Atilio Duarte Meza, Óscar Aroldo Torres Velásquez y Elvin Heriberto Rápalo Orellana, en el municipio de La Ceiba, Atlántida. En dicho municipio permanecen aproximadamente hasta las 08:44:57, momento en el que se activa por última vez el teléfono número 97267794, portado por Henrry Javier Hernández Rodríguez con ocasión de la primera llamada que efectúa a Douglas Geovanny Bustillo. Luego de esa llamada los teléfonos no tienen actividad durante poco más de 2 horas, activándose nuevamente, en el departamento de Yoro, el teléfono portado por Edilson Atilio Duarte Meza a la 10:47:07 y 10:55:40 horas, con motivo de dos llamadas que le ingresan; así como el número telefónico 97267794, portado por Henrry Javier Hernández Rodríguez, quien llama a Douglas Geovanny Bustillo al número 98426844.
Aproximadamente a partir de las 12:38:30 horas los teléfonos se activan en los alrededores del Lago de Yojoa, en el departamento de Cortés, lugar en el que permanecen hasta 13:46:11 horas y donde los teléfonos portados por las cuatro personas reportan actividad de llamadas, encontrándose dentro de ellas tres llamadas telefónicas entre uno de los teléfonos portados por Henrry Javier Hernández Rodríguez y el número 98426844 de Douglas Geovanny Bustillo.
Desde ese punto, en el trayecto a La Esperanza, departamento de Intibucá, lugar en el que tenía su domicilio Berta Isabel Cáceres Flores, solamente el teléfono de Edilson Atilio Duarte Meza reporta una llamada a las 14:36:09, en Siguatepeque, departamento de Comayagua. La primera activación de los números portados por las cuatro personas en el departamento de Intibucá se efectúa a las 15:54:36 horas, entre Henrry Javier Hernández Rodríguez, del número 97755627 al número 98426844 de Douglas Geovanny Bustillo.
A partir de las 15:54:36 horas, los cinco números telefónicos portados por las cuatro personas que se desplazan desde la ciudad de La Ceiba muestran actividad telefónica entre ellos y con terceras personas hasta las 23:38:46 horas.
Las transacciones de llamadas son consistentes para concluir que las cuatro personas tuvieron como punto de reunión la ciudad de La Ceiba, Atlántida, lugar desde el cual se desplazaron hasta La Esperanza, Intibucá. De igual forma, se advierte, a partir de la activación de las celdas telefónicas y los horarios de llamadas, que Edilson Atilio Duarte Meza, en la ciudad de La Ceiba, cumplió la función de articular los puntos de encuentro con Elvin Heriberto Rápalo Orellana, Óscar Aroldo Torres Velásquez y Henrry Javier Hernández Rodríguez, para salir de ese lugar hacia la ciudad de la Esperanza del departamento de Intibucá, lugar en el que se encontraba ubicada la vivienda de Berta Isabel Cáceres Flores. Las transacciones de llamadas entre Henrry Javier Hernández Rodríguez y Douglas Geovanny Bustillo, desde La Ceiba evidencian que esta última persona monitoreaba el desplazamiento de dichas personas hacia la ciudad de la Esperanza, del departamento de Intibucá.
El desplazamiento en la ciudad de La Esperanza, Intibucá. La información telefónica es consistente en que las cuatro personas que se desplazaron de La Ceiba a La Esperanza llegaron a dicha ciudad, aproximadamente, a las 15:54:36 horas permaneciendo, en ese lugar, hasta las 23:38:46 horas, del 2 de marzo de 2016. Entre las 15:54:36 horas y las 17:27:58 horas el único teléfono que tiene transacciones de llamadas en la ciudad de La Esperanza es el número 97755627, cuyo propietario es Henrry Javier Hernández Rodríguez.
Los otros números telefónicos, comienzan a activarse, en el orden a las 17:27:58 horas el número telefónico que se presume portaba Elvin Heriberto Rápalo Orellana; a las 18:05:08 horas el número propiedad de Edilson Atilio Duarte Meza y, el atribuido a Óscar Aroldo Torres Velásquez, a las 18:28:10. Desde esa hora, se intensifican las transacciones de llamadas entre los números telefónicos que el Ministerio Público indica eran portados por dichas personas.
El número que se presume portaba Óscar Aroldo Torres Velásquez, activa dos celdas próximas; mientras, el atribuido a Elvin Heriberto Rápalo Orellana, activa solamente una celda, lo cual, permite concluir que mantuvo una posición fija en la ciudad de la Esperanza. Los números telefónicos atribuidos a Henrry Javier Hernández Rodríguez y Edilson Atilio Duarte Meza activan diferentes celdas en la ciudad de la Esperanza, lo que implica que tuvieron mayor movilidad dentro de dicha ciudad. La activación de celdas telefónicas por los lugares en los que se movilizaba Berta Isabel Cáceres Flores en horarios similares permite advertir que efectuaron acciones de reconocimiento de los lugares por los que se movilizaba dicha persona; así como, de seguimiento, previo al ataque.
El ataque en el domicilio de Berta Isabel Cáceres Flores, entre las 23: 23:27 y las 23:39 horas, del 2 de marzo de 2016, por lo menos, dos hombres armados ingresaron al domicilio de Berta Isabel Cáceres Flores, ubicado en la colonia “El Líbano” de la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá. Para ingresar, las personas rompieron de una patada la puerta del patio trasero de la vivienda. Se desplazaron por la cocina y el pasillo que permite el acceso a los tres dormitorios. Ante el ruido generado, Berta Isabel Cáceres Flores pregunta “¿quién anda allí?” Luego de ello, se escuchan golpes en la puerta de la habitación en la que se encontraba Gustavo Castro Soto y, aparece una persona que le apunta con un arma de fuego.
Mientras ello ocurre, la otra persona realiza seis disparos en la habitación de Berta. El primero de ellos impacta en la pared opuesta a la puerta de ingreso; dos en la parte inferior de la columna y del marco de la puerta de acceso al sanitario, y tres disparos a corta distancia, que le impactan en cuerpo a la altura del pecho, de los cuales, solamente uno es perforante, con orificio de salida. La persona que le apunta a la cabeza a Gustavo Castro Soto, le dispara, provocándole una herida en el pabellón de la oreja y brazo izquierdo. Después de ello, ambas personas abandonan la casa. Gustavo Castro Soto se dirige a la habitación de Berta Isabel Cáceres Flores, a quien aún encuentra con vida. Ella le pide, en ese momento, que realice llamadas para pedir ayuda, luego de lo cual, fallece.
EVENTOS INMEDIATOS POSTERIORES AL ASESINATO
Las personas, a quienes se les atribuye la portación de los números telefónicos, luego del ataque a Berta Isabel Cáceres Flores y Gustavo Castro Soto, salen de la ciudad de La Esperanza. En la zona se activa por última vez, a las 23:38:46 horas, el número 97755627, propiedad de Henrry Javier Hernández Rodríguez.
Posteriormente, ese mismo número se activa a las 00:32:47, del 3 de marzo de 2017, a una distancia aproximada de 37 kilómetros respecto de la última celda activada en la ciudad de la Esperanza. La activación telefónica evidencia que a esa hora el número telefónico propiedad de Henrry Javier Hernández Rodríguez entra en comunicación con el número atribuido a Douglas Geovanny Bustillo; volviendo a entrar en contacto esos números a las 1:12:28 y 1:14:49 horas, de ese día.
El 3 de marzo de 2017, los números atribuidos Elvin Heriberto Rápalo Orellana y a Douglas Geovanny Bustillo tienen entre sí ocho llamadas telefónicas, efectuándose la primera de ellas a las 07:49:38 horas. A las 06:29:10 horas, del 3 de marzo de 2016, si bien el número de Sergio Ramón Rodríguez Orellana entra en contacto con el atribuido a Douglas Geovanny Bustillo, este último, toma contacto con el número telefónico de un alto directivo de DESA. Dicho directivo es la misma persona, con la cual se reunió el 2 de marzo de 2016, en horas de la mañana; y, a quien el día 6 de febrero había comunicado que el operativo de ataque en contra de la vida de Berta Isabel Cáceres Flores, había sido abortado.
El GAIPE analizó desde mayo de 2016 50 GB de información contenida en numerosos testimonios y prueba documental sobre el asesinato de Berta Cáceres. El reporte concluye que la Fiscalía cuenta con información conclusiva para llegar a los responsables intelectuales.
El informe fue redactado por Roxanna Altholz, Jorge E. Molano Rodríguez Dan Saxon, Miguel Ángel Urbina Martínez y Liliana María Uribe Tirado, con el acompañamiento y apoyo de organizaciones hondureñas e internacionales, que permitieron el desarrollo de las misiones a Honduras y concretar entrevistas con diferentes sectores.
El informe está disponible en www.gaipe.net

2 comentarios en “Asesinato de Berta Cáceres fue estructurado desde el 2012 por altos ejecutivos de DESA: GAIPE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.