Ángeles caídos y abominados en los restantes avernos partidarios

magda calix

Columna VERDADES AMARGAS

Por: Magda Cálix 

Obviamente nos referiremos a los del partido LIBRE y, en un sentido “completamente” figurado. Efectúo esta aclaración para que no se quejen y comiencen a fulminarnos con diatribas y maldiciones: los beatos y “psicópatas teológicos” (fanáticos religiosos) de aquellos que se “nutren con los santos y excretan diablos”. Los restantes cristianos somos como nuestro maestro: “muy tolerantes y con perspectiva de género”.

Es un postulado si –dijimos- postulado, que el Partido LIBRE nació con una robustez innata, al contrario de otros partidos políticos nuevos y algunos vetustos, cuyo recorrido vital se encuentra prendido de aviesos y débiles “intereses temporales de los políticos vernáculos”. Su naturaleza es tan endeble y efímera que nacieron en plena agonía…abrigados, nada más, por los estertores de su propia muerte, especialmente a nivel electoral.

Existen una serie de factores o fenómenos políticos a los cuales se debe el advenimiento de LIBRE. En esta coyuntura. Destacaremos los siguientes:

  1. Golpe de Estado propiciado por la miopía integral traducida en cálculos erróneos, decisiones víscera-estomacales y apátridas de la clase política hondureña. Con la ayuda de la derecha internacional provocaron la nefasta asonada cívica-militar: tenían la certeza, en su poca versada interpretación de la realidad nacional que, en tres días los “indios hondureños” ya no nos acordaríamos de este hecho, proscrito de las “democracias modernas”.  Que sólo nos quejaríamos porque nos quitaron la programación “cultural” del “Señor de los Cielos” o las gambeteadas de Messi y otros más… ¡Que equivocados estaban”!  Siguen igual con el asunto de la reelección presidencial, sólo porque una aparente neblina de silencio cubre el verdadero panorama político.

Amigos lectores: ¿piensan que nos hemos dispersado del tema?  No, no es cierto. Quien escribe les promete no perder el hilo conductor y continuar refiriéndose a los citados ángeles caídos; pero, necesita, su permiso, para describir menos elementalmente a la clase política en referencia, dado que ella es la causa principal de nuestros males.  Solamente corroborará lo que ustedes ya saben en cuanto a que es: poco instruida, decadente, viciosa, cleptócrata, apátrida, sufre ausencia de solidaridad y  empatía, visión humanística o “hasta agradecida y generosa”, para con los hondureños.  Generalmente se autocalifican como los “pudientes” y nos tildan  de “lacras…” Los vicios y “valores” que han internalizado generaron la caída de imperios y sistemas…sólo hay que esperar un poco si continúan igual…

Esta clase política se encuentra conformada por hondureños Malinchistas y, un alto porcentaje de extranjeros: una diáspora de forasteros con malos sentimientos. Se han comportado  igual a aquellos que nos impuso Cristóbal Colón. Ellos se adueñaron de nuestras tierras y riquezas naturales, engañando y envileciendo a sus nativos. En casos extremos utilizaron incipientes “células de exterminio colonial” para suprimir a quienes se les oponían. Fue una masacre histórica: “de la calle vendrá”…  

Muchos años después, arribaron al territorio nacional los integrantes de la diáspora en referencia. Fueron obligados a salir de sus terruños, a punta de empellones y puntapiés propinados, a caudales,  por su propio pauperismo, especialmente la carencia innata de tierra propia y un “techo digno” que les permitiera resguardar sus humanidades, tanto de las madrugadas y noches frías como de la “polvareda del camino sinuoso y avasallador”.  Fueron inoculados con la ideología de la dominación y el envilecimientos a los “indios”, la que ha sido descrita por Samuel Zemuray en su famosa Carta Rolston[1] (quien no la ha leído no comprende de lo que estamos hablando). Está en la IN TERNET. Les conviene analizarla.

En las malolientes aguas de los pantanales siempre se producen flores. También dentro de dicha diáspora han florecido personas virtuosas que están reciprocando a Honduras, la calidez del recibimiento al terruño patrio, aportando lo mejor de ellos mismos. Están invirtiendo parte de su fortuna dentro de nuestros límites territoriales. Si toda la diáspora se comportara igual, Honduras resplandecería de desarrollo económico y social. “La teoría del derrame” sería un hecho no una utopía. Tampoco habría tantos corruptos y corruptores.

Hoy, aquellos inmigrantes pobres, son los dueños absolutos de Honduras. Se les proporcionó la oportunidad de enriquecerse con el sudor, la sangre y el dolor de los hondureños. La paradoja es que los nativos de este país, se han visto forzados a auto-desterrarse. Luego “la bestia” los escupe desmembrados o sin hálito de vida. Los caminos se los engullen sin darles tiempo de estampar sus huellas, los coyotes pulverizan hasta su recuerdo y, en algunos casos, cuando están a punto de atrapar el famoso sueño americano,  “la migra” los devuelve a la realidad: los deporta muertos en vida aunque con ganas de repetir el periplo. ¡En estos tiempos toda tortura es menor a la de vivir en Honduras!

¡Honduras está a punto de perecer! ¡Sólo está quedado su nombre! Hasta los infantes tienen miedo de vivir en su territorio! Un caudaloso río de lágrimas recorrió la faz de la primera dama al relatar este último hecho. Sus pucheros nos indicaban que: “de la calle vendrá…” Lloró, lloró, la vimos todos. Lo que la opacidad ocultó fue que, después de gratificarse con un SPA prolongado para palear su tristeza, se subió al lujoso avión presidencial. Luego se dedicó a hacer compras en país extranjero. Se dice que las heridas del dolor que está padeciendo Honduras, le lastiman tanto

 que, sólo las compras suntuosas, le sirven como un potente antidepresivo para mitigar, temporalmente, su desconsuelo.

  1. Agradecimiento popular al expresidente Zelaya. A él se le atribuyen una serie de beneficios económicos para empresarios y trabajadores. Dejó de continuar recetándonos, por detrás o traicioneramente, los mazazos denominados “ChongWonguenazos,” (léase impuestos y desatinos en la administración financiera gubernamental). Mejoró los indicadores macroeconómicos, subsidió la luz, regaló focos ahorradores. En fin y, no obstante algunas medidas populistas, dicen que financiadas desde fuera, no nos regaló una prolongada estanflación como la que estamos padeciendo.
  1. Martirologio presidencial. En toda su gestión gubernamental, don Manuel Zelaya, se pasó haciendo la víctima. Aseveraba, con convicción, que no le dejaban gobernar tanto la oligarquía como quienes tienen su embajada enfrente de donde mataron al chino Luis. Es de hacer notar que la mayoría de los hondureños sienten animadversión por ambas. Luego del golpe de Estado, se ha convertido en una “Magdalena”, no  obstante que el mismo le generó innumerables externalidades positivas, incluyendo la creación de LIBRE. ¿Quién no se ubica del lado de los mártires?
  1. Este partido nació en las calles. No fue impuesto “desde la cuna, cama, petate o hamaca”. Sus integrantes despiden el típico olor a indio puro o superado; pero indio al fin. Sus acólitos tienen bien desarrollado el sentido de pertenencia y el orgullo de ser ellos quienes lo fundaron.
  1. Al expresidente Manuel Zelaya se le debe, principalmente y aunque muchos no lo quieran reconocer, que él bebé no naciera “enclenque” o con olor a muerto.  Es axiomático que si en su lugar se hubieran colocado a alguno de los ángeles caídos, al que está en Cuba, o al que ahora anda de novelero-novelista u cualquier otro, este partido hubiera seguido la misma suerte que la de los fundados por ellos.

Lo que se puede evidenciar, empíricamente, es que el derrocado expresidente, tiene una suerte muy grande. Es notorio, además, el influjo seductor que posee así como su carisma innato. El sentido común nos obliga a “mantenerlo donde está” o quizá, con la ayuda de su esposa, incrementar su capital político. En este momento pensar en otro, sería una equivocación garrafal por muy preparado que se encuentre. ¡Ya no tenemos tiempo!  Lo cierto es que, como este es un proceso de cambios y recambios, nos dará el tiempo suficiente para ir preparando, adecuadamente, al relevo que lo sustituya y la organización, urgente, de la estructura a nivel nacional que lo respaldará. 

Existen otros factores; sin embargo, suspenderemos nuestra faena porqué este artículo se ha hecho muy largo, lo cual no obsta para que adelantemos lo siguiente: para seleccionar a los ángeles caídos en referencia, hemos tomado en consideración a personajes que: estuvieron demasiado cercanos al líder y lo encontraron humano…muy humano. Se rebelaron contra él porque se creyeron mejor preparados a nivel integral. Por otra parte creyeron –erróneamente- que las masas dejarían al líder para seguirlos y, lo más importante: fueron “expulsados” (llámese suspendidos o congelados) del Partido LIBRE. Sí, hay periodistas…

Les prometo, imitando a don Víctor Meza, escribirles la continuación muy pronto.

[1] A esta persona se le atribuye esta afirmación: “Los diputados hondureños valen menos que una mula”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.