Advierten panorama adverso en materia económica para Honduras en 2021

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- De acuerdo a economistas el panorama para el 2021 no es nada prometedor en materia financiera, y es que la crisis con la que termina el país el 2020 revela que la reactivación y recuperación tardara un buen tiempo.

Desde el punto de vista del economista Claudio Salgado, para el próximo año el país podría registrar un decrecimiento económico muy fuerte, el que puede ser mayor al -10%.

“Esta cifra puede ser variable, pero para la población significa mayor desempleo, pobreza y desigualdad social”, comentó Salgado.

Con respecto a la reactivación económica, Salgado considera que los resultados de la misma se podrían empezar a ver hasta el 2022, y esto depende de varios factores, entre ellos la permanencia de la pandemia y las políticas de transparencia en el manejo de fondos públicos.

“La reactivación con suerte se empezarán a ver resultados hasta el 2022 y el 2025 el país podría llegar a igualar el mismo Producto Interno Bruto (PIB) que tenía antes de que iniciara la pandemia”, siguió valorando el economista.

El análisis del economista Claudio Salgado con respecto a las perspectivas del 2021 también están sujetas a las variables dejadas por el daño económico de las tormentas Eta y Iota.

Un informe hecho por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas reveló que las tormentas Eta y Iota en Honduras tuvieron un impacto de 45.676 millones de lempiras.

 “Los impactos de las dos tormentas en Honduras son devastadores en términos sociales como económicos. A nivel humanitario hay más de 4 millones de personas afectadas con 2.5 millones de personas en necesidad. Hay 92.000 personas en albergues y 62.000 casas afectadas”, cita el informe.

“Con el paso de las tormentas, más la pandemia todos los sectores han sido afectados y eso también tiene grandes repercusiones a la dinámica económica y productiva del país de cara al próximo año”, recalcó Salgado.

Según la CEPAL, el 45% son pérdidas y el 5% restante son costos adicionales que surgieron como consecuencia de las dos tormentas. El sector privado se vio afectado con pérdidas superiores a los 36.210 millones de lempiras, que corresponde a 69% de todos los efectos. El sector público sufrió efectos de 9.458 millones de lempiras o el 31% de los efectos totales.

“Entre los más afectados se encuentran el sector de transporte (20.362 millones de lempiras), agua y saneamiento (7.101 millones de lempiras) y vivienda (6.469 millones de lempiras). Esto ilustra el severo impacto que las recientes tormentas tropicales tienen en la vida de la populación”, explicó el documento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.