ZEDE Próspera Roatán se disfraza para ganarse la simpatía de los pobladores

Compartir

Portada: Un grupo de pobladores de Crawfish Rock recibe, en octubre de 2021, a dos ciudadanos estadounidenses de una iglesia evangélica que llegó a la zona a entregar víveres. 

Por: Marcia Perdomo

Fotos: Emy Padilla

Tegucigalpa. –Bajo un manto camaleónico pretende disfrazarse la ZEDE Próspera en Roatán.

Así lo percibe la vicepresidenta del patronato de Crawfish Rock, Venessa Cárdenas Wood, quien contó a Criterio.hn que ahora los inversores instauran la idea de Próspera como la de otro proyecto turístico en la isla y alejados de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

“Se han acercado a la comunidad y les han dicho que ya no son ZEDE, que tras el cambio de [Erick] Brimen pasó a ser un proyecto normal”, contó Cárdenas Wood.

Sin embargo, ella no lo cree y considera que se trata de otra estrategia para confundir a la población, especialmente a la comunidad de Crawfish Rock.

La vicepresidenta del patronato recordó que en un inició así fue como se acercaron a la población. “En su momento hicieron creer a la gente que Próspera era un proyecto separado de las ZEDE”, expresó.

Pero ella hace conciencia a la comunidad que un proyecto como la ZEDE Próspera no cambia de un día a otro, “en lo personal no creo que ya no sean ZEDE”.

De izquierda a derecha, Venessa Cárdenas Wood y Luisa Connor, vicepresidenta y presidenta del patronato de Crawfish Rock, respectivamente, han mantenido una lucha constante frente a la ZEDE Próspera. (Foto: Emy Padilla/Criterio.hn).

Nota relacionada: Crawfish Rock: el ensayo del neoliberalismo radical en Centroamérica

La página web de Próspera ZEDE continúa publicitando que se trata de una “zona semi autónoma» que “abarca una o más ubicaciones físicas dentro de Honduras” y “está construida sobre la Plataforma Próspera y anclada en la Constitución de Honduras”.

Mientras que Erick Brimen aún aparece en la página web como director ejecutivo, presidente de la junta y miembro del consejo de Próspera.

Venessa Cárdenas Wood opina que es posible que piensen que, si se deroga la ley, el proyecto de Próspera podría continuar como cualquier otro proyecto turístico normal de la isla. Pero en este momento, “creo que es una estrategia que ellos están usando con la población isleña y en especial aquí en la comunidad [de Crawfish Rock] para hacer creer a la gente que ya no son parte de las ZEDE”.

La vicepresidenta del patronato de Crawfish Rock contó a Criterio.hn que a inicios de año personal de Próspera visitó la comunidad bajo pretexto de desarrollar proyectos comunitarios, como el pintado y arreglo de la escuela. A la vez que promovieron la idea de que Próspera ya no era una ZEDE.

Crawfish Rock ZEDE Honduras
Esta es el centro educativo de Crawfish Rock. Sus alumnos y maestros nunca vieron la promesa que les hizo el gobierno de brindarles internet gratis. Sus puertas han sido cerradas por la pandemia y en sus casos los niños y niñas no tienen cómo comprar un paquete básico de internet. Pero, ahora los inversionistas de la ZEDE Próspera se aprovechan de esta situación para ganarse la simpatía de la población.

 

Sin embargo, para el patronato estaba claro que no le corresponde a Próspera hacer esos arreglos en la escuela de Crawfish Rock, así como tampoco le corresponde la educación de la niñez de la comunidad, por lo que el esquema fue detenido. En cambio, es un deber del gobierno.

Lea también: Crawfish Rock: entre el abandono del gobierno y la amenaza de expropiación por instalación de ZEDE

ZEDE PRÓSPERA Y EL GOBIERNO DE XIOMARA CASTRO

Durante su discurso inaugural, Xiomara Castro, entregó al Congreso Nacional el proyecto decreto que derogaría la Ley Orgánica de las ZEDE, elaborado por la abogada y diputada Maribel Espinoza.

“En este primer mes de legislatura, se deben desmontar las aberrantes reformas constitucionales ilegales con contratos del Poder Ejecutivo, avalados ilegalmente por el Congreso Nacional que violentan la soberanía popular como la ZEDES”, dijo Castro.

De igual forma, designó a Fernando Emilio García Rodríguez como comisionado presidencial contra las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

Sobre si hay acercamientos con la comunidad, Venessa Cárdenas Wood dice que continúan a la espera que pase la etapa de transición pero están a la expectativa que antes de los 100 días la Ley ZEDE sea derogada.

La pobreza de los habitantes de la comunidad de Crawfish Rock es una de las razones para que los inversionistas de la ZEDE Próspera intenten confundir. (Foto: Emy Padilla/ Criterio.hn).

No se pierda: Crawfish Rock espera que Libre cumpla promesa de campaña y derogue las ZEDE en Honduras

La vicepresidenta del patronato de Crawfish Rock tiene conocimiento que García Rodríguez está en el proceso de presentar los documentos legales para la derogación de la Ley Orgánica de las ZEDE y que “posiblemente habrá un enfrentamiento legal con Próspera”.

No obstante, considera que la normativa es dañina para el país y que son las hondureñas y hondureños quienes entre otras causas, rechazaron las ZEDE en las elecciones de noviembre de 2021. “Muchos votaron por esa razón y creo que el gobierno va a cumplir lo prometido”, manifestó.

La Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) entró en vigor en septiembre de 2013, durante el gobierno de Porfirio Lobo Sosa y con Juan Orlando Hernández como presidente del Congreso Nacional.

La ZEDE Próspera de Roatán está ubicada en la costa norte de la isla, una zona clasificada como “restringida” por la Ley Especial de las Áreas Protegidas de las Islas de la Bahía, debido a su biodiversidad ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.