Yani Rosenthal debe venir con todo y responderles a los trabajadores de Diario Tiempo

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Al menos 200 exempleados de Diario Tiempo siguen siendo víctimas del poder al no lograr que se les reconozcan sus derechos laborales a casi cinco años del cierre de este medio de comunicación, propiedad de la acaudalada familia Rosenthal.

También Lea: Yani Rosenthal: de convicto en EE.UU a posible candidato liberal

La emisión impresa del periódico, que se editaba en la ciudad de San Pedro Sula, dejó de circular el 27 de octubre de 2015, veinte días después de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designara al extinto empresario, Jaime Rosenthal Oliva, a su hijo, Yani Rosenthal  y a su sobrino Yankel Rosenthal,  como proveedores de servicios  de lavado de dinero para apoyar actividades de tráfico internacional de narcóticos y ante tal situación el Estado de Honduras les incautó, el Banco Continental y la Empacadora Continental.

Diario Tiempo era parte de Editorial Honduras otra de las empresas de los Rosenthal, que años antes había sido absorbida por el Grupo Continental, un holding situado en Panamá, sin embargo, aprovechando la coyuntura del 2015, los Rosenthal cancelaron las operaciones del medio de comunicación, sin pagarles los derechos laborales a sus empleados, que cinco años después, pese a haber ganado una demanda laboral en un Juzgado del Trabajo, siguen esperando el pago de sus prestaciones, debido a que la empresa apeló el fallo, según explicó el periodista Efrén Bonilla, uno de los afectados.   

Bonilla dijo que el caso, registrado con el número, 071-2016 está en la Corte de Apelaciones del Trabajo de la sección judicial de San Pedro Sula y que por los retrasos de la emergencia provocada por la pandemia del Covid-19 todavía ese tribunal de alzada no ha resuelto el recurso que presentaron los Rosenthal a través de sus representantes legales. 

Sostuvo, que el caso ha sido complejo porque las autoridades no han estado de parte de los trabajadores ni al menos han sido imparciales. Expresó, que en una ocasión tuvieron que manifestarse frente a la Secretaría del Trabajo porque ese ente, obligado a tutelar los derechos laborales, ha sido negligente en el procedimiento administrativo. Indicó, que tampoco recibieron suficiente apoyo en las instancias de derechos humanos.

Bonilla comentó a Criterio.hn que la mayoría de los trabajadores afectados son personas mayores de 50 años, que desde que salieron de Diario Tiempo no han tenido más oportunidades de trabajo.

El empresario y político liberal, Yani Rosenthal, retornó a Honduras el pasado 7 de septiembre tras permanecer 36 meses en una prisión de Estados Unidos y pagar una multa de 2.5 millones de dólares después de declararse culpable ante un Tribunal Federal de Manhattan por realizar transacciones monetarias en bienes ligados al narcotráfico entre 2004 y 2015. Rosenthal fue condenado el 15 de diciembre de 2017, luego que se entregara a la justicia estadounidense.

Desde antes de su llegada al país Yani Rosenthal viene manifestando su intención de participar nuevamente en la política hondureña. Esta vez para postularse como precandidato presidencial por el Partido Liberal, pero dicha intención ha sido rechazada por los violentados trabajadores de Diario Tiempo, quienes en las últimas horas redactaron una carta pública en ese sentido.

“Si Yani Rosenthal viene con todo como lo ha anunciado a través de los medios de comunicación, también debe de venir con todo para responderles a los cientos de hondureños que se han visto afectados por el accionar de su familia en los últimos años” ·

Mediante la carta los trabajadores aclaran a la opinión pública que Diario Tiempo no fue objeto de embargo ni de cierre como parte de los acontecimientos registrados en octubre del 2015, sino, que fue una decisión exclusiva de Carlos Rosenthal Hidalgo, hermano menor de Yani, para evadir la responsabilidad laboral de una empresa que generaba ingresos medios al grupo de negocios.  

Detalla, que al periódico solamente le congelaron las cuentas en números rojos que mantenía en Banco Continental para justificar el retraso hasta de 45 días del pago de salarios y demás derechos laborales contenidos en el Código del Trabajo y el Contrato Colectivo.

Vale decir, que en Honduras ésta era la única empresa de comunicaciones donde los trabajadores habían logrado sindicalizarse.  Sin embargo, con esta acción, la familia Rosenthal también destruyó  la organización sindical.   

En una entrevista, transmitida recientemente por los medios de comunicación de la familia Rosenthal, Yani dijo, que en la cárcel de Estados Unidos aprendió a vivir como pobre. Y en tal sentido,  a través de la carta pública, los trabajadores  le manifiestan que ellos han sido pobres toda la vida y que su familia los profundizó más en los últimos cinco años. La carta dice que en sus declaraciones a los medios, este líder del Partido Liberal no se ha referido al conflicto que mantiene con los empleados de Diario Tiempo.

La edición impresa de Diario Tiempo salió de circulación desde octubre de 2015, pero su edición digital ha seguido vigente  gracias a la contratación de nuevo personal.Diario Tiempo Honduras

Juan Hernández los engañó

Efrén Bonilla reveló que, al inicio el presidente, Juan Hernández, pensando en la confiscación del periódico, se reunió con un grupo de trabajadores de Diario Tiempo, que protestaban reclamando el pago de sus prestaciones y los desmovilizó ofreciéndoles cancelar los derechos laborales en dos partes. No obstante, las cosas cambiaron cuando Yani Rosenthal se entregó a la justicia norteamericana y lo exoneraron varios delitos.

“Allí el gobierno se desligó”, dijo Bonilla, sosteniendo que, al inicio, el enlace era la hermana del presidente, la fallecida secretaria de Estrategia y Comunicaciones, Hilda Hernández, quien en los primeros días les daba esperanzas, pero conforme fue avanzaba el tiempo y se suavizaba la persecución de Estados Unidos contra los Rosenthal, en diciembre del 2015, les manifestó que no podía hacer nada y que solo les garantizaba que el Ministerio del Trabajo hiciera el procedimiento administrativo para que pudieran demandar.

“Por último ya no siguieron contestando el teléfono, primero fue Hilda Hernández y después  era el Secretario del Trabajo, Carlos Madero”, detalló Bonilla. El periodista agregó, que por la inoperancia del Departamento de Inspectoría Laboral, los trabajadores tuvieron que ir solos a notificarle el despido indirecto al representante legal de la empresa, Carlos Rosenthal.

Por las acciones de protesta que realizaban exigiendo el pago de sus derechos laborales, Carlos Rosenthal, acusó criminalmente a Bonilla, imputándole delitos de difamación y calumnia, situación que los obligó a conciliar en un juzgado de lo penal. Rosenthal acusaba a Bonilla de manifestar que él había ocultado los bienes del diario.  

Por tal razón, Bonilla dice que Yani Rosenthal no tiene solvencia moral para ser presidente de la Republica, debido a que su familia siempre ha sido violadora de los derechos laborales. “La conducta de los Rosenthal es histórica de no pagar las prestaciones de los empleados”, reafirmó.

 

2 comentarios en “Yani Rosenthal debe venir con todo y responderles a los trabajadores de Diario Tiempo

  • el septiembre 19, 2020 a las 5:21 pm
    Permalink

    Y así hay algunos ilusos que le quieren de candidato a la presidencia.
    En su entrevista en su canal 11, dijo que había aprendido a ser pobre, a estar preso será.

    Respuesta
    • el septiembre 21, 2020 a las 8:13 pm
      Permalink

      Es una grosería la de esa gente, quieren tapar el sol con un dedo no sabia que el compañero Efrén Bonilla había sido querellado injustamente por ese Sr. C Rosenthal , saco sus carros para Guatemala una colección valiosa de carros de lujo, y sigue coleccionando actualmente sólo carros Mercedes-Benz , tanto Yani como don Jaime sabian de los atropellos y desmanes del mal administrador de diario TIEMPO, sino nos pagan es porque no quieren, YANI VA CON TODO PARA CANCELARNOS NUESTRAS PRESTACIONES, eso es lo justo y necesario, lucharemos hasta el final

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.