Una menor muerta, decenas de damnificados y repunte de enfermedades produce Eta hasta ahora en Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- A medida que el poderoso huracán Eta se adentra de forma devastadora en territorio de la vecina república de Nicaragua, Honduras enfrenta la primera muerte, ríos y quebradas desbordados, pérdidas en ganado y cultivos, puentes caídos, derrumbes y decenas de familias damnificadas principalmente en la zona norte del país.

Los daños por ahora se concentran en los departamentos de Atlántida, Yoro, Colón, Cortés y Olancho, que reportan inundaciones, poblaciones incomunicadas y daños en la estructura vial.

De igual forma, la Comisión Permanente de Contingencias, (COPECO), reportó casos positivos de Covid-19 entre los primeros damnificados en albergues y el derrumbe de un muro que provocó la muerte de una menor de 13 años en el departamento de Cortés.

Autoridades de gestión de riesgos reportaron el desborde del río Aguán, dejando 120 familias damnificadas en Trujillo, Sonaguera, Sabá, en la aldea La Prieta y Sico, en Colón, donde unas dos mil personas de varias comunidades quedaron aisladas en el departamento, según reportes de medios locales.

En Atlántida, se registran familias damnificadas y destrucción cultivos, ganado y viviendas en La Ceiba, Arizona, Tela, Lancetilla y en Villa Linda, donde los ríos lucen desbordados y llueve copiosamente.

El Cuerpo de Bomberos reportó que los pobladores de la aldea las Delicias del Aguán se organizaron para rescatar a sus familiares que quedaron atrapados al otro lado del río en el departamento de Yoro.

Asimismo 27 aldeas vecinas a Culmi, departamento de Olancho, quedaron incomunicadas ante las crecidas aguas del río Wampú; en Santa Rita, Yoro, se informó de los primeros 60 damnificados por la crecida del río Humuya.

La Secretaría de Salud al filo del mediodía emitió un comunicado con instrucciones administrativas ante la doble alerta roja debido al fenómeno natural y la pandemia de Covid-19 y activar comités de emergencia nacional, integrar equipos municipales y la apertura de todos los centros de salud con planes de emergencia.

Minutos antes COPECO elevó el estado de alarma al declarar en estado de alerta rojo por 48 horas en siete departamentos, Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Islas de la Bahía, Olancho, Cortés y Yoro, mientras 11 pasaron de condición verde a amarilla.

El recuento de daños más reciente de la COPECO, confirma la muerto una menor de 13 años en la zona norte, 1574 personas afectadas, otras 278 familias, unas 1369 personas, fueron evacuadas y 175 personas refugiadas  en 12 albergues.

Se incluyen 90 viviendas, 9 carretera y 5 puentes dañados o destruidos; además de 38 poblaciones incomunicadas por el desborde de seis 6 ríos.

Expertos en salud también advierten un repunte de 25 a 30% en incidencias de diferentes enfermedades, especialmente en zonas vulnerables, de las vías respiratorias, piel, sistema gastrointestinal y dengue, debido al paso del fenómeno natural.

Mientras el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó precipitaciones moderadas a fuertes en casi todo el Litoral Caribe, norte de Olancho y áreas de Yoro, con acumulados de 120 y 140 milímetros y máximos de 150 a 200 milímetros en 24 horas en las montañas entre los departamentos de Colón, Gracias a Dios y Olancho, por lo que se esperan mayores y peligrosas inundaciones en casi todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.