“pacto oscuro” con el Partido Liberal

Surge crisis en Honduras por nominación de Jorge Cálix como presidente provisional del Congreso

Compartir

Tegucigalpa. –En un ambiente tenso y violento, el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Jorge Calix, fue ungido como presidente provisional del Congreso Nacional con el respaldo del Partido Nacional y el rechazo de sus compañeros de bancada y de la presidenta electa, Xiomara Castro, creando una nueva crisis política en Honduras.

También lea: Congreso Nacional cierra blindando la corrupción y aprobando contratos en favor de grupo de poder

Las agresiones y la violencia se generaron cuando los diputados disidentes del partido Libre, Jorge Cálix, Yahvé Sabillón y Beatriz Valle fueron juramentados como presidente, vicepresidente y secretaria provisional de la Junta Directiva del Congreso Nacional, con el respaldo de los congresistas de los partidos Nacional y Liberal y de 20 disidentes de Libre, que se negaron a cumplir con un acuerdo para que el diputado Luis Redondo fuera ungido presidente del Poder Legislativo.

Faltando un minuto para las 8:00 de la mañana el titular de la Secretaría de Gobernación y Justicia, Leonel Ayala, inició la sesión legislativa de instalación para elegir la Junta Directiva provisional del nuevo Congreso Nacional de Honduras.

La sesión contó con la presencia de los 128 diputados electos, al instante que la diputada del opositor Partido Libre, Beatriz Valle, solicitó el uso de la palabra y presentó la propuesta que Cálix asumiera la presidencia siendo aprobada en cuestión de tres minutos y juramentados en menos de dos minutos, al tiempo que fueron insultados por sus compañeros de bancada.

“Se pregunta si se toma la moción en consideración. Los que estén de acuerdo levanten la mano. Queda aprobada la moción de la diputada Beatriz Valle”, manifestó Ayala en tiempo record tras la moción presentada por Valle.

Cálix, Valle y Sabillón lograron el respaldo de los 44 diputados del Partido Nacional, 18 diputados liberales, 20 del Partido Libre y el voto de la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Anticorrupción (PAC).

“El pueblo hondureño ha sido testigo nuevamente de como pretenden, el lado oscuro del Partido Liberal y el Partido Nacional, en quitarle la victoria y el mandato legítimo que le dio el pueblo hondureño a la presidenta Xiomara Castro”, manifestó el diputado Luis Redondo, quien era el escogido por 30 de los 50 diputados rojinegros y los 10 diputados del Partido Salvador de Honduras (PSH).

Jorge Cálix
El diputado Rasel Tomé juramentó de manera simbólica a Luis Redondo como presidente provisional de la Junta Directiva del Congreso Nacional. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn)

 

UN JURAMENTO SIN ASIDERO LEGAL

Tras la riña, el diputado Rasel Tomé juramentó, de manera simbólica, a Redondo como presidente provisional del Congreso Nacional, un acto que no tiene asidero legal pues la juramentación debe ser por parte del titular de la Secretaría de Gobernación.

“Traidores, corruptos, hoy quieren, uniéndose a los que han montado una dictadura de narcotráfico, venir hablando de ética de moral de principios. Esos que se salieron de la línea partidaria no son parte del partido revolucionario”, reprochó Tomé.

Simpatizantes del Partido Libre ingresaron al hemiciclo legislativo en rechazo a las acciones de los diputados disidentes y en respaldo de la posición partidaria respaldando el acuerdo entre el PSH y Libre.

Cabe señalar que, un mes antes de las elecciones, el entonces candidato presidencial, Salvador Nasralla, se unió a la candidatura de Xiomara Castro, conformando una alianza con la finalidad de derrotar al conservador Partido Nacional, tras doce años de gobierno.

Castro pactó con Nasralla que sería un diputado del PSH quien sería respaldado para ser ungido presidente del Congreso Nacional, sin embargo, tras lograr el objetivo una veintena de diputados rojinegros rechazaron el acuerdo que llevó a la victoria del partido Libre.

SURGE UNA NUEVA CRISIS POLÍTICA

Sin tomar en cuenta la moción que presentaría el diputado Tomé y sin realizar una votación debida donde se conociera el voto de cada diputado, Ayala violentó las normas parlamentarias al solo otorgar la palabra a Valle ignorando a Tomé, quien había sido ungido por la bancada del partido Libre para que presentara su nómina de directivos

“Hoy nos demostraron que las personas cambian y para mal porque todo lo que hicieron es lamentable, triste e indignante de cómo asaltaron el Poder Legislativo, al estilo cachureco”, recriminó el diputado Jari Dixon Herrera.

El congresista advirtió que no permitirán la juramentación oficial de sus compañeros disidentes calificados por Herrera como “traidores”. Asimismo, confirmó que Honduras entró en una nueva crisis política y advirtió que no dejarán que gobiernen el Congreso Nacional.

“No permitieron la votación, se fueron a juramentar directamente. Es un asalto. El Partido Nacional está en su juego porque se están blindando, la mala noticia para ellos es que esto (oposición) va a continuar. Entramos a una crisis política, no los vamos a dejar gobernar”, señaló.

Para el analista Julio Navarro, el secretario de Gobernación y Justicia es el responsable de esta situación política que genera una nueva crispación social al no otorgar el derecho al grupo oficialista del partido Libre y juramentar de manera arbitraria la única opción que permitió recibir de una Junta Directiva provisional, consumando así la imposición del Partido Nacional.

Por su parte, la diputada del PSH, Maribel Espinoza responsabilizó al Partido Nacional de ser los responsables de esta nueva crisis y auguró un posible rompimiento del orden constitucional que afectaría a la presidenta de Honduras en su gobernanza.

“Lo que vimos hoy, son fuerzas tenebrosas tomando el control del Congreso y responsabilizo al Partido Nacional y aquellos diputados que, en contubernio, hicieron posible esto. Sí se rompe el orden constitucional, ustedes son los culpables”, indicó.

Diputados de Libre, liderados por Rasel Tomé agredieron a sus compañeros disidentes que fueron juramentados como miembros de la Junta Directiva provisional del Congreso Nacional. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn).

Lea, además: Partido Libre respalda a Luis Redondo para presidencia del Congreso y califica de traidores a disidentes

“CONSUMADA LA TRAICIÓN”

Las autoridades del partido Libre convocaron anoche a sesión de bancada a los 50 diputados propietarios y suplentes electos con el objetivo de unificar la postura en torno al Acuerdo Bicentenario para la Refundación de la Patria que respalda a Luis Redondo.

La presidenta electa, Xiomara Castro, en horas de la medianoche de ayer, mediante un comunicado, ratificó su respaldo junto a 30 diputados hacia Redondo y catalogó la acción de la facción disidente como “una contrarrevolucionaria y traición” a la voluntad del pueblo, a la voluntad del partido y del respaldo a la presidenta electa.

Una vez juramentado Cálix, Valle y Sabillón, Castro sentenció, a través de sus redes sociales, que “se consumó la traición”.

Igual cuestionamiento realizó el dirigente de Libre, Carlos Eduardo Reina, quien asegura que las cúpulas de poder corruptas que controlan Honduras socavaron la voluntad del pueblo hondureño expresada en las urnas.

“Se consumó la traición, con votos del narco Partido Nacional se impuso directiva provisional del Congreso Nacional rompiendo así el Acuerdo Bicentenario que llevó al poder a Xiomara Castro. El sistema corrupto sigue vivo, cambiar esto será posible solo con la lucha del pueblo”, sentenció.

El expresidente de Honduras y coordinador de Libre, Manuel Zelaya Rosales, advirtió sobre una posible expulsión de los diputados disidentes en aplicación de los estatutos de esta institución partidaria. Zelaya, es el esposo de Xiomara Castro y fue derrocado en 2009 por un golpe de Estado orquestado por las cúpulas de poder de Honduras.

Este hombre, simpatizante del partido Libre, ingresó al Congreso Nacional para rechazar la juramentación de Jorge Cálix como presidente de la Junta Directiva provisional del Congreso Nacional. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn)

LOS DIPUTADOS DEL PARTIDO LIBERAL QUE RESPALDAN A REDONDO

El Partido Liberal logró 22 escaños dentro del nuevo Congreso Nacional, en un principio y tras la reunión de bancada, se avizoraba que todos respaldarían a Cálix en su aspiración, sin embargo, cuatro de estos apoyan el pacto entre el PSH y Libre.

José Alfredo Saavedra, diputado del departamento de Valle por el partido Liberal, lamentó la división de los rojinegros al tiempo que confirmó que su postura, pese a ser considerado un conservador y aliado del Partido Nacional, era en respaldo del Acuerdo Bicentenario y la gobernanza de Castro.

“Lamentar profundamente lo ocurrido, esperando que haya una reflexión porque Honduras merece mejor suerte. Hay espacio todavía para que las fuerzas que no tienen consenso puedan seguirlo, conversando y dialogando. Hubo un acuerdo y los acuerdos se hacen para ser cumplidos entre el Partido Libre y el PSH nosotros. Votamos por Luis Redondo”, reveló.

Cabe indicar que será el domingo 23 de enero cuando oficialmente se elija la Junta Directiva del Congreso Nacional para el periodo 2022 a 2026, por lo que aún podría surgir un cambio en la presidencia, siempre y cuando, Luis Redondo logre al menos 65 votos a su favor.

Jorge Cálix del hasta ahora opositor partido Libre contó con el respaldo de la bancada del hoy gobernante Partido Nacional, que en los últimos 12 años ha mantenido el poder en Honduras y ha aprobado un andamiaje legal para fomentar la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.