Nación.

Sociedad civil pretende dar “paños tibios” con su propuesta: Oposición Indignada

La «Oposición Indignada», asegura que vienen otras medidas de presión para exigir la instalación de la CICIH.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

La "Oposición Indignada", insiste que la salida a la crisis, es la instalación de la CICIH.
La «Oposición Indignada», insiste que la salida a la crisis, es la instalación de la CICIH.

Tegucigalpa.-La “Oposición Indignada”, reaccionó un tanto desconcertada ante el planteamiento de organismos de sociedad civil de crear una plataforma anticorrupción, al considerar que esto vendría a dejar en suspenso la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad-Honduras (CICIH).

La Alianza por la Paz y la Justicia (APJ) propuso el lunes  la Acción Anticorrupción en Honduras (AACH), orientada a dar respuesta inmediata y a cubrir las falencias del sistema de justicia, para combatir casos de corrupción e impunidad.

El planteamiento de la APJ, fue cuestionado porque podría ser una paralela al movimiento de la “Oposición Indignada”, una instancia integrada por jóvenes que se han lanzado a las calles, exigiendo el fin de la impunidad y corrupción; propuesta que es acuerpada por un importante sector de la sociedad hondureña, que participa en las movilizaciones de las antorchas.

Los representantes de la APJ esgrimen que su propuesta es para ganar tiempo porque la instalación de la CICIH podría tardar hasta tres años.

La sugerencia de la APJ es bajo condiciones más blandas para el gobierno, cuando el pueblo, el soberano, Honduras toda está pidiendo la Comisión Internacional Contra la Impunidad, dijo, Gabriela Blen, miembro de la “Oposición Indignada”.

Blen añadió que no es cierto que la CICIH tardaría tres años, porque en pláticas, los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), les comunicaron que el proceso era viable en menos de un año.

Además el embajador de los Estados Unidos, James Nealon, nos dijo que también ellos podrían apoyar esa aceleración, a través de la ONU, apuntó Blen, que a la vez consideró que la APJ quiere “dar paños tibios”, y cuestionó a la organización de no haber hecho nada antes, pues “esperaron que la bomba estallara”.

La joven señaló que el planteamiento de la APJ puede estar muy bonito, pero no cabe su aplicación porque el sistema operador de justicia está corroído por la corrupción, ya que hasta el Fiscal General, Oscar Chinchilla, está salpicado en el saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), al no presentar los requerimientos fiscales contra los implicados.

Añadió que con la instalación de la CICIH, no se trata de darle más o menos tiempo al presidente de la República, para que exprese su voluntad de escuchar la demanda ciudadana, como lo arguye la APJ, porque el pueblo no le está pidiendo. “No es si se le antoja, le estamos ordenando como pueblo”.

Al respecto, el presidente de la APJ, Omar Rivera, reaccionó que es fundamental actuar de inmediato, a fin de descubrir qué se ha hecho con los recursos del Estado, como en el caso del enriquecimiento ilícito de 13 oficiales de la Policía Nacional y con el manejo de más de 6,000 millones de lempiras, provenientes de la Tasa de Seguridad.

Omar Rivera
Omar Rivera

Rivera señaló que no es descalificándose la sociedad civil con los líderes del movimiento social, que se va a encontrar la solución a la crisis por la que hoy atraviesa Honduras, producto de la impunidad y corrupción.

“Lo que nosotros estamos proponiendo, no es eliminar o sacar del tapete de la discusión la instalación de una CICIH, lo que estamos proponiendo, es que ante los dolores por actos de corrupción, no le demos una alternativa al presidente de la República, al Partido Nacional o los corruptos de este país”, añadió.

Paul Zepeda, también dirigente de la “Oposición Indignada”, manifestó que el movimiento social que ha surgido con movilizaciones en las calles no debe pararse por la propuesta de la APJ, porque es algo que nunca se había originado en Honduras.

Agregó que las movilizaciones de las antorchas están permitiendo la unidad de las familias hondureñas, ya que todo el pueblo está convergiendo en una causa común, que es un alto a la corrupción.

Pero lo más importante, es que se le está mandando un mensaje a la comunidad internacional que aquí en Honduras hay crisis y no es como dice el gobierno que “aquí todo es color de rosa y que es paladín contra la corrupción”, acotó Zepeda.

Agregó que otro de los logros de las movilizaciones, es que un empresario dijo que en el caso del Seguro Social está implicado, además de otros funcionarios, el propio presidente de la República.

Ahora que se  descubrió que la instalación de la CICIH estaba prevista para el 2012, es una razón más para continuar exigiendo que eso se concretice, siguió Zepeda, y así desenmascarar la mentira de un funcionario que aseguró que la instancia internacional nunca ha sido viable.

Lo afirmado por Zepeda, es en alusión al canciller, Arturo Corrales Álvarez, quien recientemente dijo la CICIH nunca estuvo en la agenda del gobierno, ni de las Naciones Unidas.

La propuesta de APJ contempla tres pilares fundamentales: conformación de un Grupo Internacional de Fiscales que trabajen e investiguen en casos de corrupción, además la instalación de la Comisión Ciudadana Contra la Corrupción en Honduras (CCCCH) y que se impulse un paquete integral de reformas que abarque la Fiscalía de Lucha contra la Corrupción, la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, Ley de Contratación de Estado, Ley del Tribunal Superior de Cuentas y Poder Judicial, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.