Sobrevaloración de hospitales móviles operó gracias a debilidad de institucionalidad hondureña

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. Líderes de distintas fuerzas de oposición política y el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), analizaron esta tarde mediante una conferencia virtual el impacto del caso de corrupción de la sobrevaloración en la compra de hospitales móviles encargados en Turquía.  

Los expertos coincidieron en la utilización de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) en la sobrevaloración de las unidades móviles y ante la cual la institucionalidad hondureña actúa de un modo tardío. De acuerdo a los especialistas esto pudo dar lugar a ocultar información aún no revelada a población que diariamente se pregunta ¿Dónde está el dinero?

El jefe de Investigaciones del CNA, Odir Fernández, explicó que “finalmente podemos decir que la Cuenta de Desafío del Milenio a través Inversiones Estratégicas de Honduras es una de las más responsables por el mal manejo de fondos, la erogación excesiva de fondos y la corrupción”.

En total, la población hondureña perdió en la “compra de hospitales móviles más de ochocientos cinco millones de lempiras”, reveló el especialista del CNA.

Precisamente, sobre lo anterior, el presidente del Partido Liberal de Honduras añadió que “no había un contrato, pues se pagaron 47 millones de dólares sin contrato”. Además fue autorizado en una transacción financiera consentida por la Secretaría de Finanzas, la cual fue aprobada “menos de 30 minutos”, explicó Zelaya.  

Por su parte, el diputado del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata, Luis Redondo, señaló la articulación de las instituciones públicas que conjuntamente se alinearon para conceder a Invest-H la libertad de poder operar.

“Desde actores como el Congreso Nacional, Tribunal Superior de Cuentas y el Ministerio Público, hubo una forma legal jurídica con la cual la institucionalidad ha evitado que un funcionario sea investigado”.

Por lo que “estos hechos que son una forma legal y jurídica con la cual la institucionalidad ha conspirado de que se persiga a los criminales de cualquier tipo de actos para hacer que cualquier criminal se ha evidenciado”, añadió Redondo uno de las primeras voces que tuvo acceso a información exclusiva sobre el caso de los hospitales móviles.

Frente a la debilidad de la institucionalidad hondureña en poder procesar con celeridad el caso de los hospitales móviles, el congresista abogó por un juicio político promovido desde el Congreso Nacional. Y “estamos en la facultad de hacerlo ya que la ley lo permite”, expuso.  

De su parte, el también líder opositor, Tony García, lamentó que a pesar de que la operación de los hospitales móviles haya tenido una connotación internacional, las autoridades hondureñas callaron, lo que para este experto también refuerza la idea de la complicidad de la institucionalidad que se ha negado a investigar el caso oportunamente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.