Nación.

Sequía causada por «el niño» aumenta el hambre en el triángulo norte de Centro América

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

 

Tegucigalpa.- La organización “hambre sin fronteras” del programa mundial de alimentos, (PMA), reveló en un informe que dos millones  medio de personas sufrirán hambre en honduras, Guatemala y el salvador a causa del fenómeno del niño.

El gobierno estima que la sequía está afectando a 142 municipios en 13 departamentos.
El gobierno de honduras estimó en 2015 que la sequía afectó a 142 municipios en 13 departamentos.

En el estudio asevera que 2,5 millones de personas en las naciones del triángulo norte de Centroamérica sufren el efectos de la sequía; en tanto que 1,2 millones de personas necesitan asistencia urgente.

En 2014, el 14 % de familias encuestadas en Guatemala tenían al menos un miembro que había emigrado; en honduras esa cifra es  10% y 5% en el salvador, destaca el análisis que incluye un segmento de migración desencadenada por la sequía, la violencia y la pobreza

El gobierno de honduras declaró el año pasado estado de emergencia nacional ante la sequía que  pone en riesgo la seguridad alimentaria de millones de personas. Desde 2015 la lluvia en honduras ha disminuido entre 50 y 75%.

La acuciante sequía y falta de recursos hídricos provoca la pérdida de cosechas  esenciales para la alimentación de la mayoría de las familias pobres de zonas rurales, como maíz y frijol. Está perdida junto con el aumento de los precios generales dificulta el acceso a la alimentación de las familias más pobres.

Las poblaciones indígenas y campesinas localizadas en el corredor seco son las más expuestas a los efectos del cambio climático.

En Honduras el programa apoya económicamente a través de reforestación y huertos comunitarios; además de distribuir y entrega directa de miles de raciones alimenticias.

Sin embargo, el sostén económico de estas familias son actividades de corte de caña, café, cultivo de frijol y maíz en pequeñas parcelas y cuya producción destinan al autoconsumo y en menor escala a la venta en mercados rurales.

Cuando un pilar de esos falla, todo vacila. Los gastos se destinan en gran parte a comprar alimentos, pero con la sequía a cuestas prescinden de consumir huevos,  carne, leche y hasta los frijoles, señalan voceros de la entidad de socorro acción contra el hambre.

La organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura, FAO, alertó que las pérdidas estimadas de la cosecha principal sería 60% de la producción de maíz y 80% de frijol; particularmente graves en el salvador y honduras, qie podrían perder 60% de sus recolectas de maíz por lluvias erráticas a inicios de año.

En la actualidad la sequía que provoca el niño en áfrica meridional amenaza a 16 millones de personas que están en riesgo de hambruna, según estimaciones del PMA.

La sequía no tiene precedentes y ha traído otro año de hambre y penalidades para la gente más pobre y vulnerable con serias con consecuencias que durarán al menos hasta la próxima cosecha en 2017, vaticinan técnicos del organismo de naciones unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.