Rixi Moncada

Rixi Moncada, la pieza clave que llevó al poder al Partido Libre y ahora administrará las finanzas de Honduras

Compartir

Tegucigalpa. –Figura clave en el gobierno del expresidente José Manuel Zelaya Rosales (2006-2009) para manejar las finanzas de la languidecida Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), se convierte ahora en la encargada de las finanzas del Estado, luego de haber garantizado el retorno al poder de la familia Zelaya Castro.

También lea: Fernando García, designado por la presidenta de Honduras para luchar contra las ZEDE

Rixi Ramona Moncada Godoy, nació en el municipio de Nueva Armenia, en el departamento de Francisco Morazán, en 1965, aunque sus raíces radican en el municipio de Talanga, en este mismo departamento. Es abogada y logró graduarse en la especialidad de derecho penal y derecho procesal penal en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Fungió como jueza, posteriormente formó parte del equipo legal del extinto Banco de Crédito y Seguros (Banhcreser). Tras el Huracán Mitch en 1998, Moncada ejerció la defensa legal de los directivos que conformaban el ente bancario, acusados por delitos de estafa y manejo irregular de fondos, logrando ganar el caso, lo que le valió para ser asesora financiera del Ministerio Público.

Se unió a las filas del conservador Partido Liberal en 2006, al mando del expresidente José Manuel Zelaya Rosales, a quien asesoró en temas legales, siendo esto su incursión en la vida política. Su experiencia y conocimiento, le valieron para ser nombrada titular de la Secretaría de Trabajo.

Para enero de 2008, fue nombrada gerente general de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), además fungió como presidenta de las juntas directivas del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp) y del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Fiel al gobierno de Zelaya Rosales, Moncada fue una de las principales organizadoras de la instalación de la Cuarta Urna que culminó con el golpe de Estado y la defenestración de Zelaya en junio de 2009 y que le trajo consigo acusaciones y persecuciones políticas.

Tras el golpe de Estado, se le imposibilitó abrir cuentas de ahorro en la banca nacional lo que la obligó a presentar un recurso de amparo a su favor. Fue la representante legal de Zelaya Rosales en los diálogos políticos y acuerdos para retornar al orden constitucional sin que estos tuvieran resultado alguno.

La fiscalía de Honduras, un mes después del golpe de Estado, presentó una acusación penal contra Moncada por la supuesta sobrevaloración al alquiler del edificio donde está instalada la oficina principal de la estatal eléctrica, sin embargo, en abril de 2010, se le decretó sobreseimiento definitivo y ratificado en 2013 por la Corte de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Durante su gestión como gerente de la ENEE, firmó un contrato con Odebrecht con la finalidad de construir la represa Los Llanitos y Jicatuyo en la zona norte del país, situación que le trajo señalamientos luego que la constructora de capital brasileño fuera acusada de sobornar presidentes a cambio de contratos. Sin embargo, se defendió de tales acusaciones, diciendo que “la dictadura golpista se encargó que no se materializara (el contrato) y lo interrumpieron dolosamente”.

Lea, además: José Manuel Matheu, de soñar ser presidente de Honduras a ministro del deplorable sistema de salud

PIEZA CLAVE DEL TRIUNFO DEL PARTIDO LIBRE

Con los acuerdos alcanzados tras el golpe de Estado, se fundó el Partido Libertad y Refundación (Libre) que coordina el expresidente Zelaya Rosales. Moncada ha desempeñado cargos dentro del partido siendo parte de la comisión política.

Para las elecciones de 2013, fue representante del entonces partido opositor en el Consejo Consultivo del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE) y de 2017 a 2019 fungió como secretaria general del partido Libre.

Con la finalidad de evitar un nuevo fraude electoral, similar al de 2017, los diputados rojinegros en el Congreso Nacional emprendieron una insurrección legislativa hasta lograr tener representación directa en los organismos electorales logrando, en 2019, que se creara el Consejo Nacional Electoral (CNE) y ungiendo a Moncada como la representante de Libre.

Fungió como consejera del organismo electoral de 2019 hasta el 26 de enero de 2022, siendo su legado exponer cómo en 2013 y 2017 se fraguó un fraude electoral que permitió a Juan Orlando Hernández gobernar la nación y reelegirse de forma ilegal. Asimismo, logró subyugar los obstáculos que trataban impedir la realización de las elecciones en Honduras.

Tras las elecciones generales del 28 de noviembre de 2021, el Partido Libre logró ganar la presidencia de Honduras y ser el partido con más escaños dentro del Congreso Nacional y una vez asumido el poder por parte de la presidenta Xiomara Castro, Moncada fue nombrada titular de la Secretaría de Finanzas.

El reto de Moncada es manejar de forma correcta las finanzas de un país que está en bancarrota, según afirmó Castro en su toma de posesión, por lo que su primera acción será revisar el Presupuesto General de la República (PGR) y develar dónde han ido a parar millonarios fondos en los últimos doce años de gobierno del Partido Nacional.

Otras de sus tareas será renegociar contratos con los proveedores de la estatal eléctrica y otras concesiones concedidas en los últimos doce años, comenzar a identificar recursos para cumplir con las promesas del gobierno y reorientar el pago de la deuda pública interna que supera los 179 mil millones de lempiras y la deuda externa 157 mil millones. Ambas representan más del 59% del Producto Interno Bruto (PIB).  Ambas deudas absorben más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pese a los constantes intentos del equipo de Criterio.hn por entrevistar a la ministra de Finanzas no se ha tenido respuesta alguna, sin embargo, recientemente ha figurado en medios corporativos para hablar sobre temas políticos y anunciar que presentará un informe de cómo están las finanzas de un Estado en bancarrota.

¿Podría Rixi Moncada convertirse en un prospecto político de Libre para que este partido siga en el poder con una mujer al frente de la primera magistratura de Honduras?

La anterior es una de las tantas preguntas que este medio quisiera hacerle a Moncada en caso de que conceda una entrevista. Aunque seguramente dirá que es muy prematuro hablar del tema.

Rixi Moncada, una abogada que, sin ser economista ni especialista en finanzas, ahora funge como ministra de Finanzas, sin embargo, en su hoja de vida acredita el manejo de crisis financiera como en el pasado cuando estuvo al frente de la estatal eléctrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.