Actualidad|Noticias Destacadas

Pugna entre diputados del Partido Libre se mantiene dentro del Congreso Nacional de Honduras

Pugna entre diputados del Partido Libre

Compartir

Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Tegucigalpa. La división en las filas del Partido del Partido Libertad y Refundación (Libre) se mantiene vigente dentro del Congreso Nacional pese al acuerdo pactado entre las autoridades del partido de gobierno y los congresistas insurgentes que denuncian ser víctimas de exclusión.

Tras las elecciones generales de noviembre, el Partido Libre logró ganar la presidencia y ser la fuerza política con más diputados en el Congreso Nacional, sin embargo, una facción de 17 congresistas insurgentes se instauraron como autoridades del Poder Legislativo respaldados por el conservador Partido Nacional y la mayoría del Partido Liberal.

En paralelo, se instauró la Junta Directiva que preside el diputado Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras (PSH), reconocido por la presidenta de Honduras, Xiomara Castro; posteriormente, los diputados insurgentes fueron expulsados y catalogados de “traidores” dando paso a una crisis política en el Poder Legislativo.

Sin embargo, el coordinador de los rojinegros y expresidente de Honduras (2006-2009), José Manuel Zelaya, tras varios días de negociaciones, logró firmar el acuerdo denominado “Compromiso por la Unidad Partidaria 2022-2026” bajo el cual los congresistas ponían fin a la crisis sin reconocer a Redondo como el presidente del Congreso Nacional.

Diputados insurgentes de Libre ceden
Al parecer la firma del pacto frente al coordinador no se está cumpliendo y los diputados de Libre siguen divididos

Noticia relacionada Ante calamidad financiera exigen reducir salarios a diputados y funcionarios del gobierno de Honduras

Tras recuperarse de la COVID-19, la diputada Beatriz Valle retornó al hemiciclo legislativo manteniendo su postura insurgente asegurando que la Junta Directiva al mando de Redondo es ilegal y está usurpando funciones.

Con el mismo reclamo de los diputados liberales y nacionalistas, Valle exigió a Redondo someterse a una votación para ratificar su cargo, no obstante, los 128 congresistas asisten a las sesiones legislativas presentan mociones, decretos reconociendo su legitimidad.

“A mi compañero y amigo Luis Redondo le quiero decir que, cada vez que tome la palabra en este Congreso Nacional, voy a insistir en que se legalice este congreso. A mí no me interesa si los cachos (nacionalistas) guardan la misma opinión que guardo yo, ese no es tema mío. Aquí he escuchado varios compañeros hablar de la falta de altura moral que tiene los diputados del Partido Nacional, el problema que tenemos ahora es que diputados del PSH y del Partido Libre también son violadores de la ley”, arremetió.

Entre interrupciones de sus mismos compañeros de bancada que la señalaron de ser “cachureca”, Valle manifestó que se siente rodeada de personas que violentaron la ley y que ahora “usurpan su cargo”.

“Para mí, venir a este Congreso Nacional ha sido como regresar la primera vez rodeada de personas que violan las leyes… presidente de facto, óigase bien, yo no tengo nada en contra de Luis, aquí debemos venir a hacer las cosas de manera correcta”, añadió.

Tras los constantes alegatos y señales de confrontación a Redondo no le quedó de otra que cerrar la cesión.

Noticia destacada Estrepitosos salarios en BCH y otros entes ofenden a hondureños empobrecidos, señalan economistas

ELECCIÓN DEL JEFE DE BANCADA SIN DIPUTADOS DISIDENTES

Horas antes de la sesión legislativa, los diputados rojinegros ungieron a Rafael Sarmiento como jefe de bancada del Partido Libre sin la participación de los diputados disidentes quienes denuncian que ahora son marginados y excluidos.

Dentro de los cargos electos, no hay ninguno de los 17 diputados que conforman la facción insurgente. Cabe indica, que Ramón Soto, quien fue uno del grupo, fue nombrado titular del Comité Permanente de Contingencias (Copeco).

El congresista y doctor Marco Eliud Girón denunció que no fueron ni siquiera invitados a la elección de la jefatura de bancada, no les comparten la agenda legislativa y no han sido integrados en los chat de trabajo del Poder Legislativo por lo que advirtió podrían formar su propia bancada.

De igual manera, el diputado German Altamirano, se quejó de ser víctimas de exclusión pese haber logrado acuerdos y respaldar a Redondo como titular del Poder Legislativo y ceder a sus pretensiones políticas.

“Aquí en el Congreso nos siguen marginando, sin invitarnos a reuniones, ni si quiera incluirnos en el cambio de bancada, nos hacen sentir que no somos parte de esa bancada cuando el presidente Zelaya ha sido claro, la presidenta Xiomara también. Nosotros ya hemos explicado qué es lo que sucedió políticamente, pero pretenden seguir gobernando como hasta ahora lo han hecho, con diputados suplentes cuando han usurpado nuestros curules”, denunció.

Las tensiones entre los diputados afines al gobierno se mantienen vigente mientras los diputados del conservador Partido Nacional continúan en su posición de votar de nuevo por la elección de la Junta Directiva del Congreso Nacional.

Noticia destacada Manuel Zelaya asume el poder en ausencia de la presidenta Xiomara Castro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.