Nación.

Pueblo, sindicatos y gremios no se sumaron al paro cívico popular convocado por el FNRP

La principal petición de los participantes en el paro es la misma de las movilizaciones de las antorchas: que venga la CICIH.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El anunciado paro cívico popular anunciado por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) no tuvo los efectos esperados y los coordinadores deberán valorar si es por la falta de planificación o porque el pueblo aún no está consciente de su papel en la transformación del país.

La principal petición de los participantes en el paro es la misma de las movilizaciones de las antorchas: que venga la CICIH.
La principal petición de los participantes en el paro es la misma de las movilizaciones de las antorchas: que venga la CICIH.

Los sindicatos, estudiantes y los gremios tampoco se sumaron al paro evidenciando división, falta de compromiso o mala organización.

Este día a partir de las seis de la mañana se realizaron tomas en varios lugares del país como ser: Danlí, Puerto Cortés, Olancho, Tegucigalpa, San Pedro Sula y Choloma, donde las consignas eran:  “Fuera JOH”, “Que venga la CICIH”, “Cárcel a los Corruptos del Seguro Social”, “Queremos tierras” y “Cese a la represión”,   entre otras.

En San Pedro sula la protesta fue en el segundo anillo periferico.
En San Pedro sula la protesta fue en el segundo anillo periférico.

En Tegucigalpa,  las tomas se realizaron en la carretera salida a Olancho, en la Salida a Danlí, en las cercanías de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y en los bajos del Congreso Nacional desplazándose hasta los puentes Soberanía y carias en Comayagüela,  en san Pedro Sula en el segundo anillo periférico.

Los manifestantes de la salida a Danli encabezados por Jari Dixon y Rafael Alegría se trasladaron a la UNAH
Los manifestantes de la salida a Danli encabezados por Jari Dixon y Rafael Alegría se trasladaron a la UNAH

En el centro de Tegucigalpa la toma comenzó en los bajos del Congreso Nacional que estaba acordonado por centenares de policías y militares y ante esta situación los manifestantes fueron caminando por la avenida Cervantes del barrio abajo hasta llegar al puente Soberanía en las cercanías del mercado Las Américas y luego se movilizaron hasta el puente Tiburcio Carías a un costado del Ministerio de Educación.

El sociólogo Edgar Soriano manifestó que, los indignados y la resistencia van a seguir luchando porque se instale la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH) y por la democratización del país y por derribar a los que ahora tienen el control autoritario del país.

Noé Andino Borjas del Sindicato de Trabajadores de la Medicina y Similares SITRAMEDYS, dijo que están en ese plantón protestando contra todas las atrocidades que está haciendo el actual gobierno y lograr que se enjuicie a todos los corruptos, mientras a los empleados públicos,  los tienen desde hace seis años sin aumento salarial.

Carlos Argeñal dijo que llegaron a la carretera que de Dalí comunica hacia Tegucigalpa y que la policía llegó a reprimirlos a eso de las 6 y 30, pero que se logró negociar y les concedieron 40 minutos más para protestar.

En Tegucigalpa en la salida a Danlí, el plantón los encabezaron los diputados de Libre Jari Dixon y Rafael Alegría y en sus intervenciones hicieron un llamado a la policía para que se den cuenta que Libre los ha defendido y apoyado en sus luchas por mejores salarios y así lograr que los dejaran protestar.

A la altura de la colonia Villanueva en la salida a Danlí hubo una fuerte protesta que fue desalojada pacíficamente por la policía nacional.
A la altura de la colonia Villanueva en la salida a Danlí hubo una fuerte protesta que fue desalojada pacíficamente por la policía nacional.

Luego de más de una hora y media de permanecer en la salida a Danlí, se trasladaron hacia la UNAH para realizar un nuevo plantón en el bulevar Suyapa en donde al parecer no tuvieron el apoyo de los estudiantes universitarios.

En la salida a Olancho, a la altura del kilómetro 7,  llegaron también los miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular y ahí manifestaron que quieren tierras para los campesinos y que la policía deje de tratarlos como cucarachas que los quieren aplastar.

En el municipio de Campamento Olancho, a 106 kilómetros de Tegucigalpa,  los pobladores se tomaron la carretera que conduce a la Capital hondureña, exigiendo la culminación de la carretera entre la comunidad de Rio Dulce en el municipio de Talanga hasta la aldea de Limones en ese municipio.

Carlos Villatoro vocero de los manifestantes dijo que,  están en una toma pacifica reclamando la construcción de la carretera y aunque el pasado miércoles se reunieron con el vocero presidencial Reinaldo Sánchez,  el ministro de Insep Roberto Ordoñez y la gerente general de la constructora Santos y Compañía donde les prometieron que el lunes 5 de octubre llegará la maquinaria, no les creen mucho y tomaron la calle para exigir que se cumpla la promesa porque si no, esta lucha apenas empieza y que van a estar vigilantes y serán contundentes para que se reconstruya la calle en su totalidad.

Villatoro hizo un llamado a los diputados al Congreso nacional  por el departamento de Olancho,  “para que estén vigilantes,  porque esa calle se va a reconstruir con un préstamo de 500 millones de lempiras y hay que vigilar que se ejecuten correctamente”.