Nación desuso|Noticias Destacadas

El pueblo hondureño no debe dejar las calles: Juliette Handal

Juliette Handal

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La expresidenta del Consejo Hondureña de la Empresa Privada de Honduras (COHEP) Juliette Handal, pidió este miércoles a los hondureños que no dejen las protestas en las calles para reclamar transparencia en el proceso electoral del pasado 26 de noviembre.

Noticia Relacionada: Enero será el mes de la desobediencia civil: Salvador Nasralla (VIDEO)

“El pueblo no debe dejar las calles en forma pacífica, porque el día que las dejen ya les dieron atol con el dedo, porque los políticos a veces terminan comiendo en la misma mesa”, expresó Handal.

Lamentó que algunos empresarios condenen únicamente las pérdidas económicas y no miren la muerte de las personas. Apuntó que esa apreciación corresponde a un sector con intereses particulares y coludidos con los gobiernos de turno, pero que habría que ver cómo opinan las bases empresariales de toda Honduras

Recordó a sus homólogos que las pérdidas económicas se vienen reportando desde hace tiempo, porque no hay competitividad y por los altos niveles de desempleo y la asfixia del sector productivo, “esas son las cosas que se deben discutir, pero ahorita lo inmediato es cómo resolver ese fraude y esa indignación del pueblo”, aconsejó.

Manifestó que la gente ha salido a las calles porque el día que acudió a las urnas quería un cambio y revertir una ilegalidad y una violación a la Constitución de la República.

DIÁLOGO

En torno al diálogo convocado y dirigido por el presidente, Juan Hernández, dijo que el gobernante está descalificado para hacerlo porque “él es el problema” y porque quienes están participando “son las mismas personas de siempre, que ya han perdido su prestigio por prestarse a manipulaciones”.

La empresaria farmacéutica calificó las pláticas de Hernández como un monólogo e insistió que se está desarrollando con los mismos sectores de siempre, que son los que están de acuerdo y condenan a los que protestan por sus derechos.

Añadió que los participantes del diálogo catalogan de malos y descalifican a quienes protestan y condenan los desastres en la propiedad privada, lo que es natural  y legítimo, “pero lo condenan cuando ellos mismos, a veces, infiltran la gente”.

Para Handal lo que se debe hacer actualmente en Honduras es buscar un arreglo forzado por quienes están conscientes de la gravedad del  problema y este sector, apuntó, puede ser la comunidad internacional, aunque sea lastimoso buscar actores externos, pero consideró que es la única manera de encontrar la credibilidad.

A su juicio, en Honduras no hay personas ni instituciones que garanticen que los resultados de un arreglo van a ser los más adecuados para fortalecer la democracia y  para terminar con toda la problemática que agobia al país.

En la lista de la problemática, la empresaria citó los altos niveles de pobreza, la asfixia económica de la empresa privada, la elevada deuda externa, que ya casi ronda el 50 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Apuntó que lo que busca Hernández con su diálogo es dejar en el olvido los problemas de corrupción y otros temas álgidos que han generado problemas.

Recriminó que el gobierno y sus aliados descalifiquen a quienes protesten en busca de justicia y los tipifique como terroristas, cuando “los verdaderos terroristas son los que han causado este problema y que han hecho tanta corrupción y cometido tanto desastre y han generado una pobreza miserable”.

18 comentarios en “El pueblo hondureño no debe dejar las calles: Juliette Handal

  1. Por fin alguien dice algo coherente de la realidad en nuestro país toda la empresa privada están coludidos con este gobierno impostor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.